El dramático relato de un médico que atiende pacientes intoxicados con cocaína envenenada en un hospital de San Martín

“Acá están todos corriendo sin parar”, contó un integrante del staff médico. Además, dio detalles del catastrófico estado en el que llegan los pacientes

Guardar

Nuevo

El hospital de San Martín (Gustavo Gavotti)
El hospital de San Martín (Gustavo Gavotti)

En la guardia y en la Unidad de Terapia Intensiva del hospital de San Martín se viven horas dramáticas. Los médicos se esfuerzan por revertir el calamitoso estado en el que llegan desde anoche decenas de personas que consumieron la cocaína envenenada que, hasta el momento, provocó 20 muertos. Los profesionales de la salud se mueven rápidamente de un lado a otro a la vista de los familiares de las víctimas, que oscilan entre la incertidumbre y la impotencia; también la bronca. Y, en más de una vez, esa sensación de enojo se tornó en agresiones contra el staff médico.

En ese marco, D.H, unos de los doctores que trabaja en el hospital, describió la situación con palabras de asombro y conmoción en diálogo con Infobae: “Acá están todos corriendo sin parar desde que tomaron la guardia. Los familiares, además, están muy agresivos con esta tragedia. Terrible lo que generaron los que hicieron esto, unos verdaderos hijos de puta”.

Mientras la Justicia intenta determinar quiénes son los responsables del desastre que aún tiene a 74 personas internadas en grave estado, hasta dónde llegan las ramificaciones de la venta de esta sustancia tóxica adulterada y, sobre todo, ante qué tipo de veneno se está; en distintos hospitales de la zona Oeste y Noroeste del Conurbano llegan a cada hora personas afectadas por la ingesta de ese estupefaciente envenenado.

Clínicas de Tres de Febrero, Moreno, Morón, General Rodríguez, Hurlingham e Ituzaingó tienen personas internadas en terapia intensiva. De los 74 internados confirmados por fuentes oficiales, 18 está utilizando asistencia respiratoria mecánica.

“Encontré a mi hijo tirado en el piso”: el desgarrador relato de la madre de uno de los intoxicados con cocaína envenenada

D.H., el médico del Hospital San Martín, relató el estado en el que llegan los pacientes que consumieron la cocaína adulterada: “Las personas que entran afectadas no lo hacen con excitación psicomotriz. Todo lo contrario, lo hacen con depresión del sensorio. Además, tienen una bradipnea. Casi todos en coma”. En términos coloquiales, esto quiere decir que los que ingresan no lo hacen eufóricos como puede producir la ingesta de algún tipo de estimulante sino: “Los que entran no están ubicados en tiempo y espacio. Llegan totalmente desorientados y atontados”, explicó otro profesional.

La bradipnea a la que hizo referencia el médico tiene que ver con una depresión respiratoria. Es decir, que al estar el sistema nervioso inhibido por esta sustancia tóxica, afecta a la respiración volviéndola más lenta. Por eso, aclaró la misma fuente medica, muchos tienen que ser asistidos por un respirador.

“Los que están en UTI están con falla multiorgánica. En algunos casos, donde la ingesta fue menor o en lugar de aspirarse el polvo se fumó, el estado grave se revirtió con la utilización de Naloxona”, cuentan D.H.

Allanamientos en Puerta 8 (Gustavo Gavotti)
Allanamientos en Puerta 8 (Gustavo Gavotti)

La Naloxona es la medicina que recomendó utilizar, en algunos casos, el Ministerio de Salud de la provincia Buenos Aires en el documento de Alerta Epidemiológica que se remitió a los distintos hospitales esta tarde. “Se trata de un medicamento que se usa como antagonista para revertir los efectos de los opioides”, explicaron fuentes médicas.

La cocaína no es un opioide por lo que esta información, surgida en los hospitales, puede dar algún tipo de indicio de cuál es la sustancia que consumieron los afectados. Se espera que los resultados de los exámenes que se están haciendo en La Plata a las sustancias secuestradas en los allanamientos en el barrio Puerta 8, de Tres de febrero, estén cuanto antes. “Tienen máxima prioridad”, aseguran fuentes consultadas por Infobae.

Lo que vivimos en el hospital hoy fue un verdadero desastre. Fue increíble la labor de los colegas que están trabajando sin parar. El tema de los familiares es un agravante porque, por momentos, se vuelven muy agresivos. Aunque por suerte, esta vez, la Policía está donde la necesitamos”, cerró el médico D.H.

La droga secuestrada en Puerta 8 (Gustavo Gavotti)
La droga secuestrada en Puerta 8 (Gustavo Gavotti)

Tanto fuentes de la cartera de salud como de la Justicia y la Policía esperan una larga noche y, también, días complicados. Nadie sabe a ciencia cierta cuál es el alcance de esta tragedia ni cuántas personas pudieron haber consumido la sustancia envenenada y murieron en sus casa, o cuántos aún la tienen en el bolsillo y no saben que con sólo consumir una pequeña cantidad pueden morir casi en el instante.

SEGUIR LEYENDO:

Guardar

Nuevo