El fiscal Juan Ignacio Bidone en la fiscalía de Dolores (Federico Zabalete)
El fiscal Juan Ignacio Bidone en la fiscalía de Dolores (Federico Zabalete)

Juan Ignacio Bidone, el suspendido fiscal de Mercedes que está imputado en la causa D'Alessio, pateó este jueves el tablero: le reclamó al fiscal federal de Dolores que deje de dilatar una definición sobre si lo acepta o no como arrepentido. Lo hizo después de declarar durante dos días (el lunes y el miércoles) y luego de que el fiscal de Dolores Juan Pablo Curi lo citara nuevamente para el próximo lunes sin certezas sobre qué pasará y después de que la defensa le aclarara que no tiene mucho más para aportar.

Tras quejarse de los "numerosos y largos" recesos que tuvieron las audiencias sin justificación, la defensa denunció que esas demoras podrían atentar contra la credibilidad del fiscal de Mercedes, sospechado de haber entregado información oficial a D'Alessio para que, después, llevara adelante distintas extorsiones. Como imputado, Bidone afirmó que fue víctima de un engaño y que a D'Alessio lo creía un agente de la agencia anti droga norteamericana DEA, pero como "arrepentido" se desconocen los alcances de su declaración y a quiénes más pudo haber vinculado en esas maniobras.

"De existir algunas cuestiones que considere que debe profundizar el doctor Bidone, como ser por ejemplo aquellas referidas a las reuniones mantenidas con algunos funcionarios, ello no debería ser motivo de excusas y demoras ya que pueden válidamente ser evacuadas al momento que se le recepcione" la declaración indagatoria, le reclamó el defensor de Bidone, Diego Álvarez Bognar, en un escrito al que accedió Infobae.

Las palabras del abogado de Bidone no estuvieron ajenas a la ironía: "Tras analizar detenidamente esa secuencia de hechos he llegado a la conclusión que se ha venido dilatando en sobremanera innecesariamente la resolución a la que debe arribar Vuestra Señoría. Todo esto me ha hecho recordar a La Odisea y su personaje Penélope, máxime al considerar que nos fue explicado por usted que no existía apuro de su parte para el arribo de un acuerdo". El personaje mitológico griego de Penélope, esposa del héroe Ulises, pasaba los días tejiendo de día y destejiendo de noche para dilatar la presión de quienes pretendían casarse con ella.

Hay dudas sobre si podrán aceptarlo como imputado-colaborador por las limitaciones que pone la ley para los funcionarios. Una interpretación expresa de la norma indica que los únicos funcionarios imputados que no pueden acogerse a ese beneficio son los que son sometidos a juicio político prevsito por la Constitución (presidente, vice, jefe de Gabinete, ministros, jueces de la Corte Suprema), pero otra más amplia entiende que el jury de enjuiciamiento es equiparable a un juicio político y por lo tanto no puede aplicarse en casos de jueces o fiscales, por ejemplo.

Lo que no se entiende, señalaron fuentes judiciales, es que si el fiscal Curi es de los que entienden que no puede aplicarse para el fiscal Bidone el beneficio de la ley del arrepentido, por qué habría aceptado escucharlo.

El arrepentimiento en el caso D'Alessio

El ex espía Barreiro
El ex espía Barreiro

Con este planteo queda una vez más en la mira el papel del fiscal Curi a la hora de evaluar los arrepentimientos en la causa D'Alessio: primero fue el caso del ex espía Rolando Barreiro y ahora el caso de Bidone.

La grieta entre el juez Alejo Ramos Padilla y el fiscal Curi ya viene expuesta en la causa desde hace rato: el fiscal apoyó el planteo del fiscal Carlos Stornelli, rebelde en el expediente, para que el caso pase a los tribunales de Comodoro Py 2002, pero se profundizó con la aparición de los pedidos de acusados para convertirse en imputados-colaboradores.

Barreiro, quien trabajó en la ex SIDE entre 2002 y 2016, se entregó en Dolores el 29 de marzo. Declaró durante dos días hasta que planteó que para seguir declarando pedía ser arrepentido. El fiscal dijo que primero necesitaba que se definiera la cuestión de competencia y después que el presidente Mauricio Macri relevara al ex agente de la obligación de guardar secreto de Estado. En las últimas horas, a través del procurador interino Eduardo Casal, hizo llegar una nota al jefe de Estado solicitando esa autorización. Desde entonces, Barreiro sigue preso sin declarar aún bajo la figura que solicitó.

En tanto, la situación de Bidone también entró en sombras, aunque –a diferencia de Barreiro- no está preso. Antes de que Barreiro fuera preso, es decir antes que comenzara abril, la defensa del fiscal de Mercedes había manifestado ser arrepentido. Nada surgió hasta que el lunes pasado llegó el momento de Bidone de presentarse a indagatoria, convocado por el juez. La defensa volvió a manifestar su intención de declarar bajo la figura del arrepentido.

El fiscal Bidone (Federico Zabalete)
El fiscal Bidone (Federico Zabalete)

El lunes, Bidone y su abogado estuvieron entre las 13:30 y las 19:30 en la fiscalía de Dolores, pero se fueron sin un acuerdo. Los convocaron nuevamente para la tarde del miércoles. Ayer regresaron y la escena se repitió hasta que al finalizar la audiencia volvieron a convocarlos para el próximo lunes.

Frente a eso, la defensa de Bidone presentó un escrito ante Curi en donde denuncia que apenas supo de la existencia de una causa en su contra manifestó que "colaboraría en todo cuanto considerase necesario".

"En el día de ayer (miércoles) al inicio de la celebración de la segunda audiencia concreta, puse en conocimiento que el doctor Bidone ya se había pronunciado en todo cuanto conocía de modo que restaba la toma de una decisión la respuesta de Vuestra Señoría fue que entonces le interesaba profundizar cuestiones tratadas con anterioridad. Esta última audiencia, al igual que las libradas el lunes 8 del corriente, se distinguió por la existencia de numerosos y largos cuartos intermedios que ocuparon gran parte de la jornada a los que debe adunársele la extensa espera final previa a la suspensión de actas", dijo el abogado. Según añadió, anoche "finalizada la audiencia, Vuestra Señoría notificó que no se encontraba aún en condiciones de pronunciarse a favor o en contra de la aprobación del acuerdo, por lo que fijaría una nueva audiencia".

"Considero que Vuestra Señoría se encuentra en condiciones de resolver la cuestión planteada lo que así se solicita con urgencia -afirmó-. Por otra parte estas largas dilaciones pueden menoscabar la credibilidad de mi asistido el que como ya adelantara tiene la férrea voluntad de colaborar en todo cuanto esté a su alcance. De existir algunas cuestiones que considere que debe profundizar el doctor Bidone como ser por ejemplo aquellas referidas a las reuniones mantenidas con algunos funcionarios ello no debería ser motivo de excusas y demoras ya que pueden válidamente ser evacuadas al momento que se le recepcione declaración" indagatoria.

Seguí leyendo: