Juan Ignacio Bidone, el fiscal de Mercedes que investigó el caso del triple crimen de General Rodríguez, deberá presentarse la semana próxima para declarar como sospechoso de haber ayudado al falso abogado Marcelo D'Alessio a obtener información para extorsionar, revelaron a Infobae fuentes judiciales.

La citación no fue dispuesta en la causa que nació en Dolores sino en los tribunales de Comodoro Py: el juez federal Luis Rodríguez procesó hace una semana con prisión preventiva a D'Alessio y ahora busca ampliar la investigación hacia otros sospechosos que habrían sido sus cómplices.

Rodríguez también pidió informes a la Procuración General provincial sobre Bidone. Precisamente, hace una semana, Bidone fue desplazado de su cargo en Mercedes por disposición del jefe de los fiscales bonaereneses, Julio Conte Grand. Además, en una causa penal, se allanó la fiscalía y la casa de Bidone y el celular del funcionario quedó secuestrado. En una presentación espontánea en otra causa, que se abrió por la denuncia del fiscal Carlos Stornelli, Bidone admitió sus vínculos con D'Alessio.

Marcelo D’Alessio
Marcelo D’Alessio

Preso desde hace un mes acusado de formar parte de una organización de espionaje ilegal, D'Alessio está en el ojo de la tormenta de varias causas. El juez  Rodríguez tenía en sus manos desde diciembre de 2016 una denuncia en su contra que radicó el empresario Gabriel Traficante, quien lo acusó de haberle exigido dinero para ayudarlo  en los alcances judiciales y mediáticos en la mafia de los contenedores. D'Alessio le aseguró que tenía acceso a pruebas que estaban en el expediente y para fundamentar sus presuntos contactos le exhibió un listado de llamadas entrantes y salientes de su teléfono celular que, aseguraba, era analizado por el juzgado penal económico de Marcelo Aguinsky.

Pero Traficante no era el "cerebro de la mafia de los contenedores" que decían algunos medios (al menos no para el juez Aguinsky y el curso de su investigación cuyo juicio empezó ayer) . Y el listado de sus llamados no formaban parte de la instrucción de esa investigación. En realidad, se sospecha que habían sido proporcionados a D'Alessio por el fiscal de Mercedes Bidone.

Según los documentos a los que accedió Infobae, el teléfono de Traficante había sido intervenido en el marco de la causa por el triple crimen de General Rodríguez, en donde fueron asesinados Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, en un crimen que salpicó el financiamiento político y el negocio de la efedrina. "Recordemos que este dato no fue de fácil obtención, ya que la solicitud del listado de llamadas efectuada por la Unidad Fiscal de Mercedes fue realizada por error en el marco de un número distinto de legajo fiscal, lo que demandó múltiples pedidos de este Tribunal", escribió el juez Rodríguez  al procesar a D'Alessio con prisión preventiva.

Según precisó Rodríguez, "luego de la exhibición de aquel listado supuestamente requerido por el fuero penal económico, la amenaza se incrementó. Véase que el encartado (D'Alessio) intensificó la presión sobre la necesidad de frenar esta presunta investigación irregular, diciéndole a Traficante que dos personas con identidad reservada habrían declarado en su contra y que para poder suprimir dicha prueba debería ahora arreglar con el Juzgado a cargo de la investigación. Incluso, para demostrar la seriedad de sus dichos, le aseguró a Traficante que habrían dos vehículos que lo estarían persiguiendo". Además, dijo Rodríguez, la tercera vía de "apriete" era el escrache mediático hacia él, su esposa y las empresas vinculadas a él.

El juez Luis Rodríguez
El juez Luis Rodríguez

La semana pasada, Rodríguez procesó a D'Alessio con prisión preventiva y lo embargó por un millón de pesos. "Se avizora que el encartado (D'Alessio) ha desarrollado una estructura por medio de la cual parecería contar con el apoyo de distintos sectores y ha realizado una suerte de inteligencia sobre el querellante para poder compelerlo, todo lo cual pone de manifiesto la complejidad de la maniobra objeto de esta investigación y la necesidad cautelar de restringir por el momento la libertad ambulatoria de Marcelo D'Alessio", sostuvo.

Pero ahora, Rodríguez también resolvió avanzar sobre el fiscal Bidone, que fue citado a declarar como acusado en los tribunales de Comodoro Py. Bidone ya estuvo en los tribunales de Retiro en febrero, en una declaración espontánea ante la fiscal Alejandra Mangano, en calidad de testigo.

Allí, según señala la presentación a la que accedió Infobae, el fiscal de Mercedes aseguró que un agente de la AFI le presentó a D'Alessio, que éste refería hacer investigaciones para la DEA y se jactaba de tener herramientas "norteamericanas y/o israelíes, para interceptar correos electrónicos, cámaras casi imperceptibles para cualquier detector y le mostraba cámaras ocultas que le hacía a una persona" supuestamente vinculada al Hezbollah. En esa relación, dijo Bidone, D´Alessio  reconoció haberle dado información sobre comunicaciones telefónicas y movimientos de Migraciones de Pedro Etchebest

El juez Rodríguez aceleró la definición de esta causa luego de la avalancha que generó la detención de D'Alessio por orden del juez de Dolores, Alejo Ramos Padilla, en una causa en donde también están presos otros dos ex comisarios bonaerenses y en la que fue llamado a declarar en indagatoria el fiscal Carlos Stornelli, entre otros.

Rodríguez y Stornelli  tienen una relación tirante en los tribunales federales. Quedó expuesto en la causa por la que fue detenido el ex ministro de Planificación Julio De Vido, por Río Turbio.

Stornelli avanzó contra Rodríguez en el marco de la causa de los cuadernos luego de que la viuda de Daniel Muñoz –ex secretario de Néstor Kirchner- y una testaferro declararan que el magistrado recibió una coima de USD 10 millones para frenar un caso de lavado de dinero.

Elisa Carrió (Foto: Nicolás Stulberg)
Elisa Carrió (Foto: Nicolás Stulberg)

Apenas se conocieron mediáticamente las revelaciones contra Rodríguez, la diputada Elisa Carrió aseguró en Twitter: "El Juez Federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, quien responde a La Cámpora, estaría haciendo una operación para ensuciar al Fiscal Stornelli. Vamos a poner en conocimiento mañana al Juez de la causa". Al día siguiente, el blog "El cohete y la Luna" reveló la denuncia que había presentado el empresario agropecuario Pedro Etchebest, con la difusión de audios y fotos y con D'Alessio en el centro de la escena.

Esta semana el juez de Dolores fue a la Cámara de Diputados en donde expuso detalles de su investigación, con carpetas y audios. Entre esas cuestiones, aseguró que Carrió era "usuaria" de los servicios que prestaba la banda de D'Alessio, haciendo hincapié en que una eventual responsabilidad penal estaba supeditada a si se conocía como se obtenía la información. Carrió respondió por Twitter con una foto diciendo: "Ramos Padilla y el Frente para la Victoria me quieren ver presa. Tengo el pijama listo".