En la tarde del pasado martes la Comisión Bicameral de investigación sobre lo sucedido con el submarino ARA "San Juan" tomó declaración testimonial al desplazado ex comandante de adiestramiento y alistamiento de la Armada, contraalmirante en situación de disponibilidad, Luis Enrique López Mazzeo.

El marino sorprendió a los presentes, al presentarse a declarar vistiendo su uniforme naval a pesar de no estar técnicamente en servicio activo. Sus primeras palabras fueron dirigidas a las familias de los 44 marinos desaparecidos, a los que arengó diciéndoles que en su papel de padre de otro marino militar, entiende lo que sienten: "Mi propio hijo navega hoy en las mismas aguas y en los mismos buques, así que comprendo el dolor de estas familias". 

Mazzeo protagoniza por estos días un fuerte cruce de acusaciones con quien fuera su superior, el también removido almirante Marcelo Srur (ex jefe de Estado Mayor de la Armada). Srur no dudó tanto ante la bicameral como ante la propia magistrada de Caleta Olivia Marta Yáñez, en responsabilizar a López Mazzeo por el aparente mal estado general del ARA "San Juan" y al mismo tiempo por haberle ocultado los detalles de la operación en la que la desaparecida nave fue empleada.

El contraalmirante sostuvo que "tiene absoluta confianza en toda la tripulación del San Juan hasta que no tenga prueba en contrario que pueda poner en duda su profesionalidad". Asimismo declaró que a más de seis meses de la tragedia y a pesar de los estudios que ha realizado, no ha podido "encontrar elementos que permitan encontrar errores o falencias en su proceder, ni antes de la zarpada ni con posterioridad a ella, ni durante la tercera etapa de mar".

(Nicolás Stulberg)
(Nicolás Stulberg)

Esta aseveración causó malestar en el seno de las familias, que no esperaban que se les reafirme que los tripulantes del submarino actuaron bien. "Nosotros sabemos que el problema era el estado de la nave, no la labor de nuestras familias", sostuvo ante Infobae la hermana de un desaparecido.

En otro pasaje de su testimonio indicó: "Tampoco he encontrado evidencia de que las tareas de mantenimiento que realiza el personal de la Armada fueran deficientes". Se mostró orgulloso por haber comandado las operaciones de búsqueda hasta su desplazamiento y fue enfático al decir que se trabajó con un nivel de exigencia y riesgo equivalente a una operación de combate".

A pesar de que no se reportara aquel fatídico 15 de noviembre de 2017 una situación meteorológica fuera de lo normal para la época del año y la zona, López Mazzeo indicó que las condiciones climáticas fueron implacables.
"Estoy convencido de que el San Juan naufragó el 15 de noviembre a las 12 y 51, apenas dos horas después de su última comunicación. Simplemente que esta información la tuvimos una semana más tarde". En este punto muchos se preguntaron cómo es que, si el almirante tenía esta certeza, sostuvo el formidable despliegue internacional durante el doble de ese tiempo.
Intentando dejar en claro que los tripulantes sabían el riesgo que corrían, dijo: "Como marinos militares estamos permanentemente expuestos al riesgo que conlleva nuestro mar".

(Sergio Galiñanes (ObturArte))
(Sergio Galiñanes (ObturArte))

Su introducción finalizó con una síntesis de lo que hoy se considera el sentir de la mayoría de los hombres y mujeres de la fuerza: "No puedo imaginar humillación más grande para la Armada, sus hombres y mujeres".

Ya iniciada la ronda de preguntas, el ex jefe naval describió someramente sus principales responsabilidades como máximo jefe operativo de la marina. En este sentido se ocupó de dejar aclarado que todos los días Srur y sus camaradas almirantes recibían un parte detallado de lo que estaba haciendo cada unidad naval. Contrariando de esta manera lo declarado por su ex superior.

Marcelo Srur
Marcelo Srur
Yo le he elevado 23 minutas informativas durante mi gestión, una cada 15 días, el sr. Almirante estaba perfectamente al tanto de todo

No faltó oportunidad para que Mazzeo tuviera un contrapunto con la ex Ministra de defensa Nilda Garré, a quien le recordó varias situaciones de complicaciones operativas de unidades de la armada cuando ella misma era Ministra de Defensa.

A pesar de reiterar que el estado de la nave no era malo, dijo que "el submarino no estaba en sus condiciones de diseño plenas para cumplir su misión primaria".

Causó sorpresa entre los legisladores que considerara "algo normal" el incendio que el San Juan tuviera pocas horas de desaparecer.

Allegados a la comisión aseguraron a este medio que las declaraciones del jefe naval no fueron del todo satisfactorias para la mayoría de los legisladores y no se descartaría realizarle un nuevo llamado.

Por otra parte, en ámbitos de la justicia federal, se tiene casi por seguro que López Mazzeo se encamina a ser el primer citado a declaración indagatoria seguido del ex comandante de la fuerza de submarinos, capitán de navío Villamide. La jueza Yáñez no lo ha citado a declaración testimonial y rechazó un intento de declaración espontánea del contraalmirante, lo que podría ser tomado como un indicio de que sería inminente su comparendo como imputado.