La crucial importancia de la información en el etiquetado frontal de los alimentos en la Argentina

El licenciado en Nutrición Sergio Britos (M.N. 1.170) compartió en una nueva edición de Stamboulian Talks unas reflexiones respecto a cómo afecta la falta de una información adecuada en los empaques a la cultura alimentaria y la salud nutricional de la comunidad

Stamboulian Talks - La importancia de la información en el etiquetado frontal de los alimentos en la Argentina

El denominador común de las diferentes formas de malnutrición que hoy afectan a unos 25 a 26 millones de argentinos, en forma transversal a los distintos niveles sociales y geografías de nuestro país, es la calidad de nuestros patrones o hábitos alimentarios.

Hace años que venimos estudiando la calidad de nuestra alimentación, los patrones alimentarios de la población argentina y, en particular, el concepto de brecha alimentaria. Con números que a lo mejor varían un poco, un punto por arriba o por debajo, la fotografía es siempre la misma: cinco déficits crónicos. Ingerimos muy pocas verduras, muy poca fruta, casi nada de legumbres, granos y cereales integrales, muy poca leche y menos yogur. A su vez, observamos dos excesos que nos preocupan: por un lado el de azúcares, fundamentalmente en forma líquida, a expensas, por ejemplo, de bebidas azucaradas pero también del azúcar que agregamos a nuestras infusiones, en particular al mate.

Un segundo exceso tiene que ver con los consumos elevados de harinas, panes, galletitas o de papas. Esta forma de configurar nuestra dieta tiene dos resultados adversos: la baja calidad nutricional y la monotonía en nuestra alimentación.

Los argentinos incorporan muy pocas verduras, muy poca fruta (Christin Klose - DPA)
Los argentinos incorporan muy pocas verduras, muy poca fruta (Christin Klose - DPA)

Cada 100 calorías que ingerimos los argentinos tienen una mayor concentración de nutrientes críticos -particularmente sodio y azúcares- y una concentración algo más baja de nutrientes esenciales -fundamentalmente vitaminas y minerales- y esta es la medida de la baja calidad de nuestra alimentación. Debemos invertir esta tendencia y cada 100 calorías consumidas incorporar proporcionalmente más nutrientes esenciales y menos críticos.

A lo largo de un mes, un argentino promedio combina no más de 25 a 30 alimentos, cuando en otras culturas alimentarias combinan más de 100 alimentos. La forma en que organizamos nuestra alimentación cotidiana hace que combinemos no más de cinco tipos distintos de fruta, no más de cinco tipos diferentes de verduras, no más de cinco formas distintas de carne y unas ocho más o menos formas distintas de cereales o de hidratos de carbono, más un poco de leche y poca cosa más.

Se trata de una medida de monotonía alimentaria, de una baja diversidad en nuestra dieta que también es sinónimo de baja calidad. Una dieta no diversa resta en materia de nutrición saludable y, a la vez, suma en materia de precios, pues cuanto más monótona es la dieta, menos opciones tiene el consumidor para enfrentarse para aquellos momentos en que el tomate salta por las nubes en su precio o la naranja, ya que como comemos pocas cosas. Si estos productos se encarecen, estamos en serios problemas.

Diferentes tipos de malnutrición afectan a unos 25 a 26 millones de argentinos (EFE/David Aguilar/Archivo)
Diferentes tipos de malnutrición afectan a unos 25 a 26 millones de argentinos (EFE/David Aguilar/Archivo)

Una dieta más diversificada, además de ser buena nutricionalmente, también es buena desde el punto de vista económico.

Son muchos los desafíos que enfrentamos en materia de buenas políticas alimentarias. En ese sentido, cualquier esfuerzo que realicemos, en términos de disponer de herramientas que permitan mejorar la calidad y la diversidad de nuestros alimentos, es bueno. Por eso, es bienvenida la discusión y la próxima implementación de algún modelo de etiquetado frontal de alimentos en la Argentina, porque es una herramienta positiva en este camino que tenemos que hacer en términos de mejores políticas.

Por supuesto que no debe ser la única herramienta, ya que debe estar complementada y coordinada con otras diferentes medidas que formen una política alimentaria de verdad en la Argentina, para de esa manera poder aspirar a que en los próximos 10 a 15 años compremos mejor, comamos mejor, mejoremos nuestra calidad de dieta, ojalá en algún momento paremos de subir los índices de malnutrición por exceso, y en algún momento podamos decir que estamos empezando a descender esa curva.

El objetivo de Stamboulian talks es transmitir a través de exposiciones atractivas y sintéticas aspectos interesantes, importantes o novedosos en temas sanitarios. La meta es que cada presentación sirva de disparador para que la audiencia se sienta motivada a profundizar, indagar, crear conciencia o pasar a la acción en relación a los temas presentados.

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

Dani Alves, campeón de la Copa América 2019 y récord mundial de títulos a los 38 años: “Yo voy a decidir cuándo terminar mi carrera”

En el San Pablo de Hernán Crespo sigue con la misma pasión con la que ganó 42 títulos oficiales a lo largo de su trayectoria. El bahiano que revolucionó desde el lateral derecho de Brasil logró todos los objetivos en el fútbol, pero no piensa aún en decir adiós.

Respeto religioso: nace una red por el derecho a que toda persona pueda expresar su fe en libertad

“No hace falta que compartan lo que creemos, pero pedimos que nos respeten”, dice Juan Navarro Floria en esta entrevista con Infobae. Es el nacimiento de una nueva institución, necesaria en tiempos de grietas, intolerancia y señalamientos

El Gobierno ganó 3 meses de aire en la mega licitación de bonos pero los inversores apostaron fuerte a una suba de la inflación

La subasta de deuda en pesos estuvo dentro de lo esperado y dejó una enorme proporción de la deuda indexada por el costo de vida que, si se mantuviera en los niveles actuales, equivaldría a pagar una tasa de más de 45% anual

Macacha Güemes: la valerosa mujer que fue mano derecha, amiga y hasta mediadora del líder salteño

En la vida de Martín Miguel de Güemes sobresale la figura de su hermana. Muy unidos desde la infancia, la mujer se transformó su principal colaboradora, quien lo aconsejaba y hasta en un ministro sin cartera cuando su hermano fue gobernador

200 años de la muerte de Güemes, actor clave de la Independencia junto a San Martín y Belgrano

Joven soldado, defendió a Buenos Aires de la invasión inglesa, adhirió a la Revolución desde el inicio y pasó a la historia por la formación de milicias gauchas para la guerra de guerrillas con la cual contuvo el avance realista en el norte
MAS NOTICIAS