Mario Secco, intendente de Ensenada
Mario Secco, intendente de Ensenada

El domingo 10 de mayo hubo una reunión virtual entre intendentes peronistas del conurbano bonaerense en la que acordaron criterios en común sobre cómo continuar la cuarentena y las solicitudes que luego le terminaron trasladando a Axel Kicillof de parte de empresarios y comerciantes para flexibilizar rubros y actividades indispensables para las economías locales. En el comunicado que emitieron aquella noche, los jefes comunales fueron los primeros en agrietar las fotos de Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta: el oficialismo del conurbano votó por seguir con un estricto confinamiento, a la vez que alertaron por la peligrosidad epidemiológica que significarían para el AMBA las flexibilizaciones que había introducido el jefe de Gobierno porteño. Más allá del mensaje político, el tiempo (los últimos días) argumentó sus reclamos: cada jornada de esta semana, el Área Metropolitana de Buenos Aires fue rompiendo un nuevo récord de contagios siendo la Capital Federal el foco de contagios.

Tras esa videollamada grupal, los días posteriores salieron en tándem a cuestionar la figura de Rodríguez Larreta. Primero los intendentes, luego suscribió Kicillof, y el resto es historia conocida: funcionarios bonaerenses publicando mapas que señalaban a la Ciudad como la zona roja del coronavirus –el foco infeccioso del país-, y propuestas extremistas como blindar la Provincia de la Capital.

Axel Kicillof, funcionarios de la Provincia e intendentes del Frente de Todos cuestionaron las aperturas que permitió la Ciudad en plena cuarentena
Axel Kicillof, funcionarios de la Provincia e intendentes del Frente de Todos cuestionaron las aperturas que permitió la Ciudad en plena cuarentena

Intervino Casa Rosada, el Gobernador mantuvo sus cuestionamientos a la flexibiización de la cuarentena en la Ciudad aunque desligó a Rodríguez Larreta de la responsabilidad de los aumentos de casos de COVID-19. Las aguas parecían calmarse…

“El tono se va a bajar cuando tomen actitudes coherentes”, respondió Mario Secco, intendente de Ensenada, uno de los más duros con Rodríguez Larreta, y uno de los que participó de la reunión virtual del 10 de mayo. También uno de los más leales a Cristina Kirchner.

En diálogo con Infobae, el jefe comunal del Frente de Todos justificó su postura contra el jefe de Gobierno porteño y con la idea de seguir exceptuando actividades del cumplimiento del aislamiento, social, preventivo y obligatorio.

-Luego de las últimas reuniones entre Nación, Ciudad y Provincia, ¿se bajó el tono con respecto a las flexibilizaciones que permitió el Gobierno porteño?

-El tono se va a bajar cuando tomen actitudes coherentes, como las que toma la provincia de Buenos Aires con todos intendentes que se encolumnan detrás del gobernador, que a su vez interpreta muy bien lo que le planteamos. A los municipios no nos agrada para nada como viene empeorando la situación de Capital. Nos preocupa esa locura de abrir y de mantener pum para arriba cuando realmente tenemos que hacerlo con mas seriedad por como se viene dando el aumento de infectados. Empiezan a haber cosas que no nos agradan para nada, no nos gusta estar contando muertos, nos gusta estar contando las vidas que salvamos.

Mario Secco, uno de los intendentes leales a Cristina Kirchner (Prensa Ensenada)
Mario Secco, uno de los intendentes leales a Cristina Kirchner (Prensa Ensenada)

-¿Cuál es el temor real que tienen en los municipios por las actividades permitidas en la Ciudad?

-Tenemos que pensar dos cosas: me tiras dos contagiados en un barrio y me mandaste a 500 al hospital. No a mí, a cualquier barrio humilde del conurbano bonaerense. Todo lo que hicimos, los hospitales nuevos, me los haces colapsar con un barrio infectado nada más. Antes de la cuarentena teníamos menos de 50 camas, hoy tenemos alrededor de 400. No nos alcanza ni para empezar.

-En provincia Kicillof también habilitó varias actividades. ¿Qué diferencia hay con las decisiones que tomó Rodríguez Larreta?

-Hay una diferencia tremenda entre lo que se permitió en Ciudad y en Provincia. Si no empezamos a plantearlo, esos siguen abriendo a lo loco, porque hay que decir que la presión que tiene Capital Federal es muy fuerte. A nosotros nos presionan también, eh.

-¿Lo presionan en Ensenada? ¿Quiénes?

-Los grupos económicos. Viven en Capital pero acá tienen sus empresas. Mirás los cartelitos, fijate los dueños y te vas a dar cuenta. Acá en Ensenada hablan siempre de YPF y Astilleros Río Santiago, pero empecemos a hablar de todos los demás. Que generan mucha riqueza para el país y mucha riqueza para los dueños, porque son los dueños y son los que más ganan, entonces quieren activar. Nosotros los dejamos activar con las personas de Ensenada, porque al virus no lo tenemos circulando. Entonces todas las guardias de todas las plantas se tienen que hacer con la gente de acá para prevenir la circulación del virus.

Alberto Fernández intervino para calmar las aguas entre Larreta y Kicillof (Casa Rosada)
Alberto Fernández intervino para calmar las aguas entre Larreta y Kicillof (Casa Rosada)

-¿Qué opina de las constantes fotos del Presidente con Larreta?

-Son cuestiones oficiales y hombres democráticos elegidos por su pueblo, tiene que haber diálogo, después por supuesto que piensan distinto. Alberto piensa como nosotros y Larreta no.

-Pero la decisión final de las solicitudes de las Ciudad, las termina avalando Nación...

-Nosotros podemos hacer pedidos alocados y a veces Nación puede darnos cierta soga para que hagamos las cosas por el pedido de los intendentes. Por eso hablamos tanto entre nosotros y conversamos las actitudes que vamos a tener para el bien de nuestro conurbano. Hay que replantearse lo que va a ser para adelante, las consecuencias ya se están viendo: cuando esto empieza a tener números que ya se ve que son mucho más altos de los que veníamos, me parece que hay que endurecer en vez de flexibilizar.

-¿Hay margen para endurecer la cuarentena?

-La gente no tienen ni el mismo humor, ni las mismas ganas de hace dos meses. A la gente se le acabó el resto, necesita mucho más, está cansada y es entendible. Nadie va a querer seguir haciendo la cuarentena, pero ¿quién conduce? ¿el Presidente, el gobernador, los intendentes, o la gente común? ¿Para qué nos eligieron? Para decirle lo que tenemos que hacer. No hay que aflojar, hay que seguir adelante, hay que hacer entender que es por ellos que estamos poniendo todo. Es una cuestión de hacernos cargo y tratar de ayudar a todo el mundo. Ya pasaron dos meses, no es fácil llevar esto.

Secco advierte que si la situación epidemiológica se descontrola en el conurbano, los hospitales no van a dar abasto
Secco advierte que si la situación epidemiológica se descontrola en el conurbano, los hospitales no van a dar abasto

-¿Qué responde a los reclamos al Gobierno de nuevas aperturas?

-La gente nos pide todos los días que abramos esto, que abramos lo otro. Le decimos “no se puede”. Nosotros tenemos como prioridad la vida, que no vayan 500 juntos a ser internados en el hospital. No tenemos tantos lugares. Está claro que no van a alcanzar las camas por más que las hayamos cuadruplicado. Un estornudo en Ensenado te arroja 500 personas internadas en un abrir y cerrar de ojos. ¿Qué es lo que tenemos que explicar, qué no entendemos que estamos en cuarentena en una pandemia mundial? Podemos perder un montón de vecinos.

Hay 10 muertos más, 20 muertos más, ya terminan siendo números, se acabó el cariño por los compañeros, por los seres queridos, por la familia, terminan siendo un número más: 10 muertos, 500 infectados, 900 infectados, es una joda esto. Yo me opongo a pensar de esa manera, quiero seguir siendo exitoso y para mi ser exitoso es decir que hace 28 días que no tenemos ningún contagio ni de dengue ni de coronavirus. Esto es ser exitoso, no andar contándote que tengo 50 infectados.

Todo el esfuerzo que hicimos estos dos meses, la que pusimos, la que estamos gastando, la que no tenemos los municipios, el esfuerzo de todos los intendentes atrincherados en comunión porque sabemos que donde uno afloja la soga nos lleva puestos a todos. De ahí nos paramos nosotros, de querer salvar vidas. Alberto va a quedar como el tipo que salvó vidas, obvio que se van a morir algunos, no lo va a poder evitar, pero no cabe duda que tomó decisiones políticas a favor de la vida. Nosotros acompañamos eso, estamos de acuerdo.

Cuarentena estricta en Ensenada: hace casi un mes que no se registran casos positivos de COVID-19. Solo hubo cinco infectados, que ya están dados de alta
Cuarentena estricta en Ensenada: hace casi un mes que no se registran casos positivos de COVID-19. Solo hubo cinco infectados, que ya están dados de alta

-¿Cuál es la situación epidemiológica en Ensenada?

-Estamos haciendo un trabajo muy fuerte, con mucha seriedad. 180 casos que fueron sospechosos, tuvimos solo cinco casos positivos y ya están curados: es un ideal. El aislamiento es bastante importante en la ciudad, pero duele.

-Dada la situación económica, ¿el Estado está en condiciones de seguir bancando sueldos y asistencia a gran parte de la población?

-Lo estamos haciendo, nos cuesta, pero no hay otro camino. Hay cosas en la vida que hay que aceptarlas y saberlas llevar, vamos a perder algunas obras, pero hay que darle de comer a la gente, la vida está primero.

-Por último, ¿ve salida?

-Hay que pasar la cuarentena y empezar a reconstruir el país. Es una situación de guerra, y las guerras son tristes: te dejan países fundidos con un montón de muertos, con cosas desagradables. Esta cuarentena nos va a dejar cicatrices bastante grandes. Para volver a la normalidad hay que trabajar mucho y no estar de guitarra explicando todos los días lo que figura en los libros.