Cristina Kirchner presentó su libro este fin de semana en La Matanza (Gustavo Gavotti)
Cristina Kirchner presentó su libro este fin de semana en La Matanza (Gustavo Gavotti)

El fiscal federal Guillermo Marijuán apeló el sobreseimiento de la ex presidenta Cristina Kirchner y de su arquitecto Pablo Grippo, quienes estaban siendo investigados por el delito de enriquecimiento ilícito a raíz de los dichos del contador Víctor Manzanares, quien aseguró que la actual candidata a vicepresidenta por el Frente de Todos era la dueña de un crucero de lujo que navega por los glaciares del lago Argentino.

La jueza María Servini sobreseyó a Cristina y a su arquitecto la semana pasada, pero ahora el fiscal apeló la resolución por prematura. "Resulta imperioso realizar respecto de los imputados un estudio patrimonial más exhaustivo", sostuvo Marijuán. Y agregó: "La adopción del temperamento que aquí se cuestiona y que implica el cierre definitivo de la investigación sin dar curso a las pruebas sugeridas por esta parte impiden esclarecer si existió un accionar delictivo".

Manzanares declaró en el marco de la causa de los cuadernos de las coimas en la que Daniel Muñoz, el ex secretario de los Kirchner, le había contado que él mismo llevaba el dinero al astillero donde se construyó, en la zona de Tigre. También lo repitió en una entrevista televisiva. Por esos dichos la ex diputada Margarita Stolbizer se presentó ante el fiscal Gerardo Pollicita y pidió que se investigue a Cristina Kirchner y al arquitecto.

Grippo intervino en la construcción del hotel Los Sauces (en varias etapas) y en la residencia de los Kirchner en El Calafate. También participó de la remodelación de la casa familiar en Río Gallegos. Además, rediseñó el hotel Las Dunas y construyó una sala de convenciones en el Alto Calafate.

El barco se empezó a construir en 2006, cuando Grippo ya era dueño de la empresa Marpatag, pero recién se terminó en 2012 por falta de fondos, según le contó el arquitecto a Infobae. Dos años después, Grippo ganó una licitación para realizar excursiones de navegación en el lago Argentino con "pernocte y un servicio de comida gourmet".

Según la resolución de la jueza Servini, a la que tuvo acceso Infobae, Grippo y su mujer, María Alejandra Ruani, también mencionada en la denuncia, "tenían el suficiente volumen dinerario para incorporar a su patrimonio los bienes de los cuales son titulares". 

El Santa Cruz se construyó en un astillero de Tigre
El Santa Cruz se construyó en un astillero de Tigre

Durante la investigación, la jueza requirió informes a la AFIP y a otros organismos como la Inspección General de Justicia. Con esas pruebas, concluyó que "toda la tramitación relativa a la adquisición de la sociedad (Marpatag), y en consecuencia, de las embarcaciones se ha llevado a cabo bajo la totalidad de la normativa vigente y sin ningún tipo de observación por parte de los organismos que intervinieron en el mismo".

El Santa Cruz es un crucero de lujo con 20 camarotes, un restaurante para 40 personas y salas de estar. La empresa de Grippo también tiene el Leal (solo se utiliza para tours privados) y el María Turquesa (no tiene camarotes).

En el final de la resolución, Servini fue especialmente dura con Stolbizer. Dijo que "la denuncia realizada no presentó de una manera prudente, seria e imparcial las graves imputaciones que intentó imponer respecto de los nombrados".