Fabián Gutiérrez y Daniel Álvarez, al momento de quedar detenidos
Fabián Gutiérrez y Daniel Álvarez, al momento de quedar detenidos

Hay denominadores comunes en las vidas de Daniel Álvarez y Fabián Gutiérrez: compartieron la intimidad del poder kirchnerista durante los 12 años de gestión nacional, pero también en Santa Cruz. Cada uno en un rol determinado. Fueron choferes, secretarios privados y recaudadores transformados en importantes empresarios que expandieron su influencia al calor de la política.

Álvarez y Gutiérrez quedaron detenidos en las últimas horas por orden del juez federal Claudio Bonadio, a raíz de su participación en el entramado de corrupción que investiga la Justicia en la causa conocida como "Cuadernos de las coimas K".

Daniel Álvarez fue un hombre de extrema confianza de Néstor Kirchner primero, y de Cristina Fernández después, por lo menos hasta 2008, cuando renunció a su cargo de secretario privado en medio de denuncias por enriquecimiento ilícito. Su nombre aparece junto al de otros asistentes del matrimonio que gobernó el país entre 2003 y 2015 en los vuelos del fallecido Daniel Muñoz hacia Uruguay investigados también por la Justicia. Así lo declaró Sergio "Potro" Velásquez, ex piloto del avión presidencial durante la década K ante el fiscal Carlos Stornelli.

También es mencionado en el expediente denominado "Ruta del dinero K": el empresario Lázaro Báez lo nombró ante la Cámara Federal cuando ratificó que vio al juez Sebastián Casanello en la Quinta de Olivos para reunirse con la entonces presidenta Cristina Kirchner. En este punto, en 2016 Álvarez reconoció que buscó al empresario dueño de Austral Construcciones por su departamento porteño y lo llevó a Olivos, pero que nunca vio al juez federal.

Quienes conocen la interna del poder kirchnerista señalan que Álvarez, además de secretario, era chofer de la ex mandataria en Río Gallegos -rol que cumplía hasta el día de hoy- y también en Buenos Aires.

Luego de 2008, alejado de Casa Rosada, regresó al sur y compitió para ser candidato a intendente de Río Gallegos. Además, fue uno de los fundadores de la agrupación La Néstor y hasta llegó a cumplir un rol como funcionario público en el cargo de secretario de Desarrollo Comunitario.

Fabián Gutiérrez es el otro ex secretario privado detenido por orden de Bonadio. El magistrado escuchó por parte del ex secretario de Obras Públicas José López que Gutiérrez fue quien le dio los US$9 millones que buscó ocultar en el convento de General Rodríguez.

Fabián Gutiérrez, junto a Cristina Kirchner (OPI Santa Cruz)
Fabián Gutiérrez, junto a Cristina Kirchner (OPI Santa Cruz)

El ex secretario gozaba también de la confianza del matrimonio Kirchner y, al igual que Álvarez, también estaba en la mira de la Justicia por otras causas. En este caso, por posible lavado de activos. En este sentido, en agosto del año pasado, el juez Marcelo Martinez De Giorgi ordenó una treintena de allanamientos a propiedades vinculadas a Gutiérrez, a raíz de una denuncia de la UIF por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

Según la UIF, desde 2007 a 2015, el patrimonio del colaborador de Néstor y Cristina Kirchner creció más de 15 veces. Pasó de 4.155.358,64 a 272.102,94 de pesos, según la denuncia. El organismo antilavado detectó irregularidades en sus declaraciones juradas y la participación en sociedades como Contru Sec, Patagonia Gourmet SA, CYD Servicios, Tierra Austral y Patagonia Landscape SA, entre otras.

Con 45 años, ocupaba su tiempo entre El Calafate, Puerto Madero, Río Gallegos y Tierra del Fuego. En otra causa, ya extinta, Bonadio sobreseyó en 2011 a Gutiérrez por la construcción de una casa valuada, en su momento, en un millón de pesos sobre un lote de 1466 metros cuadrados comprado al municipio de El Calafate a 7,50 pesos el metro cuadrado.

SEGUÍ LEYENDO