Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá
Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá

A continuación, 7 creencias súper establecidas sobre la rutina alimentaria de los chicos, que no vas a creer que no son ciertas:

1- Las grasas son malas para su salud.

Si las ingiere de manera moderada, no lo son. Al contrario: "Sólo el exceso de grasas es malo para el organismo de los chicos, pero en su justa medida, es necesaria para el correcto desarrollo del sistema nervioso central y el neurodesarrollo en general", aclara la pediatra Lucila Fernie.

2- Un nene "gordito", es un nene sano

Ningún chico con sobrepeso es saludable. A cada chico le corresponde un rango de peso según su estatura. "Los pediatras apuntamos a que cada chico lleve una vida saludable, a la alimentación sana y al ejercicio físico, para que pueda tener una un peso adecuado", aclara la médica.

3- Mientras coma, que lo haga las veces que quiera

No es recomendable que se alimenten a cualquier hora, porque hace que lleguen a las comidas principales sin hambre, perdiendo interés en los alimentos importantes que son los que aportan las calorías y nutrientes. Es importante que cumplan las cuatro comidas (desayuno, almuerzo, merienda y cena), y opcionalmente agregar una o dos colaciones por día, no muy abundantes, y a base de comida sana (fruta, yogur, cereales).

4- No puedo darle alimentos congelados a mi hijo

Depende cuál sea. Los vegetales por ejemplo, al igual que la leche materna, mantienen sus características al ser congelados. Los que no se recomiendan son los procesados y rebozados para luego freír.

5- Los alimentos en lata no son tan nutritivos como los frescos

Los alimentos enlatados, como el choclo, legumbres, tomates cubeteados o frutas, constituyen una opción saludable dentro de un plan alimentario variado y equilibrado, ya que mantienen las propiedades nutricionales gracias al escaso tiempo transcurrido entre la cosecha y el inicio del proceso de producción del enlatado.

6- La comida enlatada tiene muchos conservantes

Esto no es así, aclara la Dra. Harwicz, y explica que el principal medio para la conservación de los alimentos enlatados es el calor que se aplica durante el proceso de esterilización, junto a un adecuado sellado hermético de las latas. Por tal motivo, no precisan conservantes. "En ocasiones se utiliza la sal y el azúcar para saborizar el producto y en este caso deben especificarse en la lista de ingredientes del envase", aclara la médica.

7- Lo más importante es que coma muchas proteínas.

Las proteínas (carne, pollo, hígado, pescado y huevo), son necesarias para el crecimiento y aumento de masa muscular en los chicos. Sin embargo, ningún alimento en exceso es bueno. Si bien son la base estructural de todos los tejidos, la Dra. Fernie asegura que deben ser ingeridas en equilibrio con hidratos de carbono (pastas, papa, arroz, cereales y harinas en general) y grasas (aceites, lácteos y sus derivados, los pescados contienen ácidos grasos de muy buena calidad nutricional).

Por Paula Germino / Asesoraron: Dra. Lucila Fernie, pediatra, jefa del Servicio de Pediatría del Hospital Británico, M.N. 87.929 y Dra. Paola Harwicz, cardióloga y nutricionista, directora de Nutrición en la Red, M.N. 84.182.

 

LEA MÁS: