Las metas acordadas con el FMI están prontas a ser incumplidas

La asistencia monetaria al Tesoro volvió a mostrar un marcado aumento en lo que va del segundo trimestre. En materia de acumulación de reservas, el BCRA no logra incorporar las compras de divisas

La magnitud de la corrección en los niveles de asistencia en los meses por venir luce muy exigente para dar cumplimento con la meta acordada con el FMI, lo que permite anticipar algún tipo de ajuste en las próximas revisiones como un modo de eludir el incumplimiento formal del acuerdo (Reuters)
La magnitud de la corrección en los niveles de asistencia en los meses por venir luce muy exigente para dar cumplimento con la meta acordada con el FMI, lo que permite anticipar algún tipo de ajuste en las próximas revisiones como un modo de eludir el incumplimiento formal del acuerdo (Reuters)

En el primer trimestre, el BCRA cumplió las metas con el FMI de acumulación de Reservas Internacionales Netas (RIN) y de recorte de la asistencia monetaria al Tesoro. Desde el lado fiscal, al cumplimento de la asistencia monetaria contribuyó una combinación de marcado endeudamiento en el mercado local por parte de Finanzas y la imputación de ingresos por rentas de propiedad. Desde el lado del BCRA, operaciones del Sector Público bajo del rubro de “otros” facilitaron el alcance el objetivo.

En abril, se tiene un salto en la emisión para la asistencia al Tesoro, a lo que sigue otra fuerte alza en mayo. Claro es que las necesidades de una más elevada asistencia monetaria al Tesoro derivan de una combinación de mayores gastos y menor capacidad de renovación de deuda por parte de la Secretaría de Finanzas. En efecto, mientras que la tasa de refinanciamiento de deuda pública promedió 150% en el primer trimestre, en abril se redujo al 90% y en mayo habría alcanzado a cubrir los vencimientos.

En abril, se tiene un salto en la emisión para la asistencia al Tesoro, a lo que sigue otra fuerte alza en mayo

Actualmente, la emisión para la asistencia al Tesoro equivale en los últimos doce meses a 2,6% del PBI -incluyendo la operación de DEG de septiembre de 2021 para la cancelación de Adelantos Transitorios- o a 3,2% del PBI -si el cómputo excluye aquel artilugio contable. La emisión para el Tesoro se recupera con fuerza luego del recorte observado en el primer trimestre. En cuanto al margen de asistencia respecto a las metas trimestrales acordadas, se tiene que, para los próximos siete meses, éste se coloca muy por debajo de toda la emisión realizada entre abril y mayo. Lo anterior en un escenario en el que varios anuncios de gasto permiten anticipar una meta fiscal más comprometida.

La emisión para la asistencia al Tesoro equivale en los últimos doce meses a 2,6% del PBI -incluyendo la operación de DEG de septiembre de 2021 para la cancelación de Adelantos Transitorios- o a 3,2% del PBI -si el cómputo excluye aquel artilugio contable (Reuters)
La emisión para la asistencia al Tesoro equivale en los últimos doce meses a 2,6% del PBI -incluyendo la operación de DEG de septiembre de 2021 para la cancelación de Adelantos Transitorios- o a 3,2% del PBI -si el cómputo excluye aquel artilugio contable (Reuters)

La magnitud de la corrección en los niveles de asistencia en los meses por venir luce muy exigente para dar cumplimento con la meta acordada con el FMI, lo que permite anticipar algún tipo de ajuste en las próximas revisiones como un modo de eludir el incumplimiento formal del acuerdo.

Acumulación de dólares

En cuanto a la meta de acumulación de Reservas Internacionales, también se alcanzó en el primer trimestre, gracias al propio aporte de Derechos Especiales de Giro (DEG) que realizó el FMI. En lo que va del segundo trimestre, el BCRA ha elevado las compras de divisas en el mercado por encima de los USD 1.000 millones, pero sin que esas compras queden incorporadas en el stock de Reservas Brutas (RIB) -que muestran un retroceso-, al tiempo que una aproximación a la evolución de las RIN desde el balance de la entidad también indica una caída.

En lo que va del segundo trimestre, el stock de RIB ha retrocedido por encima de los USD 1.400 millones, borrando la ventaja del sobrecumplimiento

En lo que va del segundo trimestre, el stock de RIB ha retrocedido por encima de los USD 1.400 millones, borrando la ventaja del sobrecumplimiento de la meta en el primer trimestre. La estimación del nivel actual del stock de RIN sugiere que, en lo que resta del trimestre, el BCRA debería elevar el stock -inicialmente vía compras- en USD 3.000 millones. Lo anterior, pone de manifiesto que la meta de acumulación de RIN al segundo trimestre también está pronta a ser incumplida.

Finalmente, una mención sobre la evolución del stock de pasivos remunerados del BCRA. A los fines de contener el desborde de la Base Monetaria (BM) a partir de la emisión para la asistencia al Tesoro junto con la dirigida al pago de intereses, el BCRA desplegó un muy importante esfuerzo de esterilización vía colocación de Letras, lo que ha llevado a la Base Monetaria Amplia (BMA) -aquella que incluye el stock de pasivos remunerados- a $9,4 billones -equivalentes a 253% de la BM.

En los últimos doce meses, el pago de intereses por estos instrumentos acumula el equivalente a 2,1% del PBI, y con expectativas de que el rubro resulte la mayor fuente de expansión de la cantidad de dinero en 2022. En el balance del BCRA están anotados títulos por más de USD 47.600 millones, lo que resulta en un marcado crecimiento respecto a los USD 25.000 millones del primer trimestre de 2020 (pre pandemia).

El pago de intereses por los instrumentos de regulación monetaria acumula el equivalente a 2,1% del PBI

En el porvenir, expectativas de inflación creciente no contribuyen a recortar la tasa de interés de política, necesarias para contener la inercia en el aumento del stock de pasivos monetarios remunerados, del mismo modo que la estabilidad de la demanda obstaculiza la incorporación de la nueva emisión de dinero. Para el stock de pasivos remunerados del BCRA, el acuerdo con el FMI no estableció metas. El acuerdo en este aspecto lució desde el inicio poco exigente.

A modo de síntesis. La lectura de todos los indicadores aquí presentados sugiere que las metas acordadas con el FMI están prontas a ser incumplidas, de modo que pueden anticiparse negociaciones sobre desvíos, cambios y perdones, que permitan eludir la ruptura del acuerdo como un todo.

Esta nota es un anticipo de la publicación Indicadores de Coyuntura N° 642 que elabora la Fundación FIEL

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

La Corte Suprema ordenó a Cabandié y un grupo de provincias a informar qué se hizo frente a los incendios en el delta del Paraná

Esta semana se intensificaron los incendios en la zona que se repiten desde hace años

Cuáles son los destinos más elegidos del país en el único fin de semana largo de agosto

El turismo interno marcó un nuevo crecimiento en el nivel de reservas en todas las regiones

Los movimientos sociales desconfían de las auditorías : “controlan a los pobres y siguen sin revisar la deuda con el FMI”

Si bien acompañan la medida, desde la izquierda y de las organizaciones oficialistas piden evitar un show mediático y que las inspecciones se realicen en los lugares de trabajo. La Unidad Piquetera teme que se intente recortar el gasto social

La odisea de un obispo que lleva 10 días cercado por drones y patrullas del régimen de Daniel Ortega como si fuese un capo narco

La dictadura de Nicaragua prohibió las procesiones religiosas por “seguridad interna”, en medio de una ofensiva contra la iglesia Católica

A un año del regreso talibán al poder: Infobae con las mujeres aterrorizadas que huyen de Afganistán

El 15 de agosto de 2021, el grupo fundamentalista islámico retomó el poder del país asiático tras dos décadas. Desde entonces, volvió a imponer su régimen de terror a la población civil y con especial saña hacia las mujeres. Algunas de ellas, lograron escapar a Pakistán, donde contaron sus historias y sus sueños antes de migrar a Italia para construir una nueva vida
MAS NOTICIAS
TE PUEDE INTERESAR