El dólar avanza 12,4% en el transcurso de 2019
El dólar avanza 12,4% en el transcurso de 2019

Esta semana, la cotización del dólar subió 1,8%, con puntas que según el promedio del Banco Central se ubicaron en $42,85 el viernes pasado, y $43,61 en el cierre de hoy. El pico fue el martes, con $43,78. O sea, otra semana en la que la moneda se movió. La "pax cambiaria" está teniendo vaivenes: "Antes de lavarme los dientes miro el dólar", confía un inversor.

El riesgo país, en tanto, cerró en 784 puntos, un 1% menos que el jueves.

Fueron días en los que se conoció la inflación de junio, un 2,7% –con 22,4% para lo que va del año y 55,8% interanual–, y el FMI difundió su último staff report del préstamo con el país en el que confirmó más poder de fuego para el Banco Central, que puede intervenir más en dólar futuro para intentar contener la divisa en medio de la volatilidad preelectoral. Algo que ya pasó esta semana. Igual, subió.

La tasa de referencia a 10 años, que es lo que miramos todos, se mantuvo en 2%m por lo que no hubo ruido en el precio de los activos (Pablo Castagna)

"La divisa estuvo con tendencia al alza, y no subió más por los futuros del Central. En línea con las encuestas, la volatilidad típica de las elecciones se sintió en las acciones, que bajaron un 5% en dólares. Es algo que está alineado con el caudal de encuestas: esta semana hubo cinco. La especulación política condiciona al inversor y la polarización llegó a las decisiones. Es a todo o nada. El que confía en que Macri pierde por poco en las PASO, menos de 5%, está comprado. El que no, está afuera: cash o rolleando Letes cortas", asegura Pablo Castagna, director de Balanz. La consultora emitió estos días un informe en el que se destaca que si gana la fórmula Fernández- Kirchner, el dólar puede llegar a $70.

Carlos Ber, de Estudio Ber, detalla que el dólar arrancó con un reacomodamiento en las primeras ruedas, pero luego rápidamente el BCRA comenzó las intervenciones en los futuros, lo cual devolvió la estabilidad en las últimas jornadas de la semana, "que de todos modos dejo un ascenso como saldo".

"En relación a los bonos y acciones, se observa una mayor cautela desde los inversores, tanto 'importada' desde Wall Street, a la espera del recorte de de la de la Fed a fin de mes, como local por la creciente incertidumbre electoral ante la cercanía de las PASO", afirmó.

Ese contexto político llega, además, luego de fuertes revalorizaciones de los últimos meses como "saludable y oportuna corrección, que por ahora transcurre de manera ordenada y con limitados volúmenes", describe Ber, quien ve una actitud de wait and see de los inversores frente a las PASO.

Desde la consultora Invecq destaca que uno de los datos de la semana fue la divulgación del índice de precios al consumidor, que por "sexto mes del año mostró la cuarta reducción consecutiva y se instaló como el mes de menor inflación de lo que va del 2019", lo que generó el quiebre en la tendencia interanual que luego del pico de 57% bajó al 55,9%. "La estabilidad cambiaria fue crucial para permitir la reducción de la velocidad del incremento de precios, por lo que es esperable que julio repita un buen dato. El resto de los datos sobre precios confirmaron la tendencia de la desaceleración: el índice mayorista tuvo un aumento del 1,7% en junio al igual que el costo de la construcción", explicaron.

La estabilidad cambiaria fue crucial para permitir la reducción de la velocidad del incremento de precios, por lo que es esperable que julio repita un buen dato (Invecq)

Con respecto al mercado cambiario creen que se está aún lejos "de poder hablarse de una inestabilidad en el precio".

Fuente: Rava
Fuente: Rava

S&P Merval cerró el viernes con una caída de 1,45% con la mayoría de los ADRs de los bancos y las energéticas "más inclinados hacia transitar una corrección no sólo tras las fuertes subas recientes sino también por el clima de mayor cautela ante la incertidumbre electoral", según Ber.

Los ADRs locales terminaron casi todos en rojo, sólo subieron (menos de 1%) Ternium y Corporación América. Las más castigadas: Mercado Libre, -3,4% (pero con una suba en el año de 114%); Banco Supervielle, con -2,8% e YPF, con -2,5 por ciento.

En relación a los bonos y acciones, se observa una mayor cautela desde los inversores, tanto ‘importada’ desde Wall Street, a la espera del recorte de de la de la Fed a fin de mes, como local por la creciente incertidumbre electoral ante la cercanía de las PASO (Ber)

"Fue una semana de toma de ganancias, tanto en acciones, bonos y tipo de cambio", agregó el analista financiero Cristian Buteler. "El Central suavizó los movimientos para evitar nerviosismos y por ahora le da resultado. Además pudo bajar un poco las tasas de política monetaria. La baja de bonos y acciones es razonable luego de la suba, es saludable esa toma de ganancias, que por otro lado fue suave. Ahora veremos cómo sigue todo la semana que viene", dijo.

Para Pablo Castagna, de Balanz, la parte internacional de la semana estuvo estable. "La tasa de referencia a 10 años, que es lo que miramos todos, se mantuvo en 2%m por lo que no hubo ruido en el precio de los activos. Eso sí, la construcción en EEUU dio por debajo de los esperado y eso presiona más a la baja las tasas de la Fed. Lo que el mercado descuenta, que las tasas bajarán, está cada vez más firme", dijo.

Ber, en tanto, cree que a nivel local, salvo que aparezcan nuevas señales electorales o externas relevantes, es probable que se ingrese en una etapa de mayor "lateralización en los activos financieros". "En el caso del dólar, se monitorearán los esfuerzos que deberá hacer el BCRA para prolongar el mandato político de divisa planchada, más cuando la oferta del agro viene en descenso por la estacionalidad y las renovaciones de plazo fijo ya caerían post 11-A, y así podrían generar cancelaciones de ahorristas tal como reflejaría en las últimas ruedas la expansión monetaria que arrojaron las licitaciones de Leliq".

El Central suavizó los movimientos para evitar nerviosismos y por ahora le da resultado. Además pudo bajar un poco las tasas de política monetaria. La baja de bonos y acciones es razonable luego de la suba, es saludable esa toma de ganancias, que por otro lado fue suave (Buteler)

"Frente a un escenario político adverso, la volatilidad nominal volvería a dominar el escenario y la tasa de inflación retomaría una trayectoria alcista. En definitiva, restan unas pocas semanas, para que gran parte del escenario inflacionario de los próximos meses se defina", pronostica Invecq.

Seguí leyendo: