Rappi fuinciona en Buenos Aires, Córdoba, Rosario y La Plata
Rappi fuinciona en Buenos Aires, Córdoba, Rosario y La Plata

La Cámara Laboral falló a favor de Rappi y la app de delivery no deberá desbloquear a tres repartidores que habían sido inhabilitados porque la Justicia dice que no hay relación de dependencia entre las partes.

De esta manera, se rechazó una medida de primera instancia que favorecía a tres repartidores que habían sido bloqueados del servicio "por cometer actos violentos en la vía pública y en comercios adheridos, generado desmanes y por transgredir las normas básicas de convivencia del ecosistema de diversos usuarios de la app", según un comunicado de la empresa.

Ahora los implicados deberán devolverle a la empresa unos $116.000, según fuentes cercanas a la causa

Luego del fallo de primera instancia –que obligó a la empresa al "cese de las acciones antisindicales, la reincorporación de 3 repartidores que repartían a través de Rappi y el pago de una multa"–, Rappi hizo un depósito judicial y apeló. Ahora los implicados deberán devolverle a la empresa unos $116.000, según fuentes cercanas a la causa. "Los denunciantes deberán restituir la multa que había sido abonada y podrán ser punibles de sanciones civiles y penales de no hacerlo. Adicionalmente, deberán hacerse cargo de las costas del juicio", detalló la empresa.

Son independientes, pueden tomar los pedidos que quieran en el tiempo que desean. No son empleados (Casoy)

La medida que se conoció hoy fue tomada por Sala IX de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo a cargo de los jueces Álvaro Balestrini y Mario Fera. Con este caso ya son 4 los repartidores que acudieron ante la Justicia y fueron rechazados.

¿Cuál es el vínculo laboral que se genera entre la empresa y los repartidores?, le preguntó en febrero pasado Infobae a Matías Casoy, el general manager de Rappi Argentina. "Son independientes, pueden tomar los pedidos que quieran en el tiempo que desean. No son empleados", aseguró.

Matías Casoy, general manager local (Lihue Althabe)
Matías Casoy, general manager local (Lihue Althabe)

"Por el lado de los repartidores, el vínculo es de suma independencia. Son libres de repartir cuando quieran y cuidamos mucho esa libertad. Para dejarlo claro, la forma en la que ganamos dinero es sólo de los comercios asociados, que pagan una comisión por ventas. Somos la única plataforma que le transfiere el 100% del costo de envío, y las propinas, claro, al repartidor. Todo lo que el usuario paga en concepto de envió va al repartidor, no nos quedamos con nada", agregó.

Según Casoy, este año Rappi espera facturar a nivel local unos USD 150 millones. Tiene más de 1.500 comercios aliados y opera en Buenos Aires, Córdoba, La Plata y Rosario.