Un centro de servicios de PwC, una de las empresas que apostó por la exportación de servicios
Un centro de servicios de PwC, una de las empresas que apostó por la exportación de servicios

La etapa en que la Argentina era codiciada para instalar call centers quedó atrás, ya que el bajo costo salarial post-2001 se diluyó y las multinacionales buscaron otros destinos. Pero los beneficios de la Ley de Economía del Conocimiento impulsaron los Global Delivery Services (GDS), centros de servicios que atienden demandas de empresas de cualquier lugar del mundo y exportan servicios de todo tipo con alto valor agregado.

Según datos ofrecidos por Argencon, la entidad que agrupa a 42 compañías incluidas en los beneficios de esta ley, los servicios profesionales exportan USD 3.600 millones por año, lo que representa un 8% de las exportaciones totales y lo transforma en el tercer sector en ventas al exterior, luego del complejo sojero y la industria automotriz. Gran parte de ese monto corresponde al impulso que tuvieron los servicios comprendidos en la Ley de Economía del Conocimiento, aprobada en marzo pasado.

“La Argentina dejó de competir en los servicios de bajo valor agregado, como los call centers, pero se posicionó bien en el segmento de medio y alto valor. Nuestra actividad genera empleo, divisas y atracción de talentos. Y no vemos que se perciba su valor estratégico para el país”, explicó Luis Galeazzi, Director Ejecutivo de Argencon.

La Argentina dejó de competir en los servicios de bajo valor agregado, como los call centers, pero se posicionó bien en el segmento de medio y alto valor

Durante la campaña electoral, en Argencon aseguran haber mantenido reuniones con Fernando Peirano, economista del Grupo Callao y flamante titular de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica. Una de las demandan de la entidad para el nuevo gobierno, era la existencia de una Secretaría dedicada con exclusividad a la promoción de este sector.

En el nuevo organigrama del Ministerio de Desarrollo Productivo, a cargo de Matías Kulfas, se incorporó la temática a través de la creación de la Secretaría de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa, que estará a cargo de Ariel Schale. Los empresarios suelen destacar que el propio Alberto Fernández ha mencionado en varias oportunidades los beneficios de la Ley de Economía del Conocimiento, pese a que su gestación ocurrió durante el gobierno de Mauricio Macri.

La Secretaría de Industria, a cargo de Ariel Schale, incorporó a la economía del conocimiento como uno de sus campos de acción
La Secretaría de Industria, a cargo de Ariel Schale, incorporó a la economía del conocimiento como uno de sus campos de acción

En 2018, las actividades de la economía del conocimiento registraron 435.000 puestos de trabajo, de los cuales 215.000 se ubican en las actividades contempladas por la ley, que abarcan desde software hasta diseño gráfico o servicios contables y legales. Argencon estima que para 2030 el sector creará 400.000 nuevos empleos, que se dividirán en partes iguales entre puestos creados en empresas y profesionales independientes. Para entonces, pronostican que su participarción en las exportaciones se duplicará desde su nivel actual hasta llegar al 15% de las ventas externas totales.

En la presentación de estos datos participaron ejecutivos de las empresas involucradas como Sergio Kaufman, CEO de Accenture, Santiago Mignone, CEO de PWC, Gabriel Becce, gerente general de Exxon Mobil y Facundo Gómez Minujín, presidente de JP Morgan Argentina.

En 2018, las actividades de la economía del conocimiento registraron 435.000 puestos de trabajo, de los cuales 215.000 se ubican en las actividades contempladas por la ley, que abarcan desde software hasta diseño gráfico o servicios contables y legales

Para acceder a los beneficios previsionales y fiscales de la legislación, ésta exige que el 70% de la facturación de un centro de servicios sea exportado, además de certificaciones de calidad. En Argencon aseguran que estas ventajas “ayudarán a que los business case de los centros argentinos mejores su competitividad global. Esto tendrá impacto directo sobre la creación de empleo formal y de alta calidad, el incremento de las exportaciones y el ingreso de divisas”.

A diferencia de los call centers que florecieron la década pasada, los GDS convocan profesionales calificados
A diferencia de los call centers que florecieron la década pasada, los GDS convocan profesionales calificados

En este sentido, PWC ya incorporó 1.200 empleados con su centro de servicios; Exxon otros 1.900, con perspectivas de crecer un 15% en los próximos 3 años. En el caso de JP Morgan, abrió un centro con 2.000 empleados que prestan servicios a la compañía en Estados Unidos desde la Argentina; dentro de él, inició la formación de un área de servicios legales que concentrará el 10% de los servicios jurídicos del banco a nivel global.

La buena calificación de los profesionales argentinos, su nivel de inglés y un huso horario cercano le permitió imponerse en la competencia con otros países. Accenture planea incorporar 1.000 empleados en 2020 y su CEO, Sergio Kaufman, promete “una revolución del empleo”.

Los call centers que crecieron exponencialmente en el país después del 2001 llegaron a emplear a 100.000 personas, ya que el país cumplía con el requisito de ofrecer un costo salarial inferior a USD 200 mensuales. A medida que esa condición se fue perdiendo, las compañías fueron migrando sus instalaciones hacia otros países.

Los call centers que crecieron exponencialmente en el país después del 2001 llegaron a emplear a 100.000 personas, ya que el país cumplía con el requisito de ofrecer un costo salarial inferior a USD 200 mensuales

Para prestar los servicios ofrecidos en la actualidad por los GDS, por el contrario, lo que la Argentina ofrece a las multinacionales es capital humano calificado. Las tareas requieren alta formación profesional y especialización en áreas como informática, contabilidad, finanzas impuestos, abogacía o ingeniería, entre muchas otras. Según Argencon, ya existen más de 40 centros instalados en el país y se estima que la complejidad de los servicios que ofrecen les dará alta estabilidad. A diferencia de los call centers, su mudanza a otro país es muy compleja.

Seguí leyendo: