El dólar recorta la ganancia de 2019 a un 3%. (Adrián Escandar)
El dólar recorta la ganancia de 2019 a un 3%. (Adrián Escandar)

La contundencia de las tasas de política monetaria en el 50% anual, más de 10 puntos porcentuales por encima de la inflación esperada, volvieron a apaciguar al mercado de cambios al punto de reactivar el traspaso a pesos y consolidar un sendero bajista para el tipo de cambio.

En el mercado mayorista el dólar recortó cinco centavos este miércoles, a 38,82 pesos, en la quinta rueda consecutiva en descenso, tras haberse operado en torno a los 40 pesos la semana pasada.

El monto operado en el segmento de contado (spot) alcanzó USD 762 millones, mientras que en futuros se pactaron USD 1.614,6 millones en el ROFEX. Los contratos de dólar futuro (en pesos atados al tipo de cambio) para fin de mes terminaron a $38,85, mientras que para diciembre de 2019 concluyeron a 51,20 pesos.

La divisa mayorista quedó así a solo 20 centavos por encima del piso de la zona de no intervención dispuesta por el BCRA, que este jueves será de 38,617 pesos.

En sucursales del Banco Nación se vendió a $39,70, con una caída de 10 centavos respecto de la jornada anterior. En el promedio de bancos del microcentro porteño se vendió a 39,83 pesos.

"Si bien es un año electoral y estamos en un país donde todo el mundo está atento a los movimientos cambiarios como señal de alerta y resguardo, el dólar se va a mover bastante cercano a la banda inferior y no va a tener grandes sobresaltos", confió Nicolás Chiesa, Managing Director de Portfolio Personal Inversiones.

No es una tarea sencilla para el Banco Central el mantener estabilizado al dólar, pues ante rendimientos de las Letras de Liquidez (LELIQ) que sondearon un piso inferior al 44% el 13 de febrero último, la reacción alcista no se hizo esperar y llevó a la cotización de la divisa al umbral de 41 pesos al público, muy cerca del récord del pasado 28 de septiembre.

Por otra parte, las LELIQ son un instrumento de deuda de muy corto plazo, que lleva a renovaciones diarias de vencimientos y pago de intereses de enorme magnitud. Este miércoles la entidad monetaria afrontó vencimientos por $212.661 millones, un 15% de la Base Monetaria (billetes y monedas en circulación, cheques cancelatorios y depósitos en cuenta corriente), hoy cercana a 1,4 billón de pesos, aunque siempre dentro de la meta de emisión "cero".

"Para que las expectativas de inflación no se disparen, el resto de los instrumentos es relevante. El esquema de control de la Base Monetaria podría hacerse más previsible para lo que resta del año, incorporando lo aprendido en el último período, al tiempo que las recientes turbulencias han mostrado que el Banco Central tiene 'poder de fuego', incluida la operatoria en el mercado de futuros", precisó un informe del IERAL de la Fundación Mediterránea.

Este miércoles hubo otra fuerte expansión monetaria de $28.500 millones, pues la entidad que preside Guido Sandleris adjudicó 185.000 millones de pesos.

Con altas tasas, el BCRA procura estabilizar al dólar hasta que la inflación desacelere desde los máximos de la gestión Cambiemos

El tipo de cambio en el mercado mayorista hilvanó cinco ruedas consecutivas en baja, "en un contexto de mayor volumen de negocios gracias a la aparición de las órdenes de venta que inclinaron la tendencia del mercado, así como por el efecto de la continuidad en la suba de tasas por parte del BCRA", según indicó Research for Traders.

La tasa de política monetaria interrumpió una serie de ocho ruedas consecutivas en alza, aunque quedó estabilizada al filo del 50% anual.

Gustavo Ber, economista del Estudio Ber, aseguró que "el BCRA continúa decidido a transitar una etapa de mayores tasas incentivando el carry-trade, aún a riesgo de deteriorar más la actividad económica y acumular atraso cambiario, a fin de seguir manteniendo 'domado' al dólar al menos hasta que la inflación -que seguiría alta a corto plazo- desacelere su marcha".

 

Seguí leyendo: