La Bolsa argentina es la que tuvo el mejor comienzo del año (NA)
La Bolsa argentina es la que tuvo el mejor comienzo del año (NA)

El mes de enero asoma como un oasis en medio del desierto, cuando los informes referidos a la evolución de la actividad económica son tan negativos como contundentes.

Seguramente como respuesta al castigo que habían recibido las valuaciones argentinas en 2018, cuando al Gobierno se le escaparon de las manos dos variables fundamentales, como el tipo de cambio y la inflación, ahora impera una ánimo optimista entre los agentes financieros.

En la City porteña se habla del reingreso de fondos del exterior que aprovechan los precios excesivamente bajos de acciones y bonos soberanos, que también son apuntalados por un dólar que se debilita –ante mayores ingresos de liquidaciones de exportaciones- y un peso que se fortalece por las tasas todavía exorbitantes que avala el Banco Central, más de 20 puntos porcentuales por encima de la inflación esperada.

Dólar

La divisa de EEUU se mantiene ofrecida, en un mercado cambiario que exhibe un elevado volumen de negocios para esta época, entre los 700 y 800 millones de dólares diarios, en momentos en que cobran protagonismo las exportaciones de trigo, un cultivo que no fue afectado por la sequía.

A $38,19 para la venta minorista y a $37,03 mayorista, el BCRA aprovecha que la divisa opera por debajo del piso de "no intervención" para sumar reservas, ahora en un récord histórico cercano a USD 66.500 millones. Fueron compras de USD 200 millones la última semana y $390 millones enero, proceder que no se repetía desde junio de 2017.

Con un importante monto negociado en el mercado mayorista, en torno a los USD 800 millones diarios, el dólar cae 1,8% desde que empezó 2019 y queda 2% por debajo del piso de la zona de "no intervención" establecida por el Central, que aumenta a una ritmo de 2% mensual. Este lunes 28 dicho límite de libre flotación para el dólar será de $37,787, unos 76 centavos por encima del valor actual.

Tasas

La otra cara de la compra de divisas del BCRA es la emisión de pesos. Si bien esta se registra dentro del objetivo de expansión monetaria "cero" que propone el presidente de la entidad, Guido Sandleris, la realidad es que las extraordinarias tasas de interés en pesos no aflojan: en 56,598% anual luego de 16 recortes consecutivos, mientras que el stock de las Letras de Liquidez (LELIQ), el instrumento exclusivo para bancos que marca el sendero de la política monetaria, ya supera los 800.000 millones de pesos.

Acciones

Para la renta variable es un enero de amplias ganancias, luego de un 2018 en el que las acciones argentinas perdieron la mitad de su valor en dólares, mientras que lo mantuvieron nominalmente en pesos en un año en el que la inflación les "comió" un 47,6 por ciento.

Aunque en la semana acusó una toma de ganancias marginal, el panel líder S&P Merval de ByMA (Bolsas y Mercados Argentinos) permanece cerca de los 35.000 puntos, un récord histórico nominal, mientras que en dólares exhibe una excepcional recuperación: hoy en 940 puntos, acumula una suba de 32% en moneda dura el último mes, si se toman como punto de partida los 712 puntos del piso intradiario del 26 de diciembre del 2018.

Ese salto de precios en dólares también se evidencia en el movimiento de los ADR, los certificados a través de los cuales se negocian las acciones de las compañías argentinas en las bolsas de Nueva York.

Fuente: Rava Online
Fuente: Rava Online

Tras la caída de 2018, con pérdidas exageradas en algunos casos, no es de extrañar la recuperación de las cotizaciones a precio de "ganga" en enero. Es sólo el comienzo de un 2019 que estará marcado por la volatilidad que imprimirá el calendario electoral.

Bonos

Los títulos de deuda pública acompañan la mejora general de un mercado con dólar calmo, tasas altas y rally acciones. Es una referencia, pues hoy el Estado argentino está lejos de la posibilidad de colocar títulos en el mercado de capitales internacional, debido elevado Riesgo País, y cuenta con el blindaje del Fondo Monetario Internacional (FMI) hasta 2020.

Después de haber rendido hasta 15% en dólares en el mercado secundario, los títulos públicos comprimieron saludablemente spreads. Ahora rinden entre 10 y 11 por ciento para las emisiones más negociadas en el exterior.

El riesgo país argentino consolidó un camino bajista, aunque sigue entre los más altos del mundo emergente. Este indicador de JP Morgan mide el diferencial de tasa de los bonos del Tesoro de los EEUU con otras emisiones soberanas, y para la Argentina ronda los 660 puntos básicos, después de terminar 2018 por encima de los 800 enteros.

Seguí leyendo: