Rodolfo Santangelo, histórico socio de Carlos Melconian en la ex MS Consultores, y ahora uno de los directores de la consultora económica MacroViews, analizó en el ya clásico encuentro mensual en la Academia Nacional de Ciencias Económicas, la difícil situación actual y las perspectivas para el año próximo. Proyectó un segundo año con recesión y base monetaria con base cero, "aunque en realidad esconde una suba proyectada de 8%; e inflación de más del 22 por ciento".

Santangelo planteó que "esta crisis es totalmente de raíz macroeconómica e inesperada a comienzos del año, que atribuyó en  un 50% a la herencia no explicitada y con la carga de no haber colapsado todas las crisis anteriores; 45% por la aplicación de un programa inconsistente entre lo fiscal y lo monetario; y 5% por mala suerte, como la segunda peor sequía en 50 años, el cambio del escenario internacional, y la situación de Brasil en un año electoral".

Y consideró que "el objetivo del Gobierno hasta diciembre 2019 será evitar la disrupción, no podrá hacer otra cosa".

Fuente: MacroViews, presentación en ANCE
Fuente: MacroViews, presentación en ANCE

De ahí que en su hoja de ruta, para monitorear que tras el Acuerdo con el FMI que "era necesario, pero no suficiente, porque la enorme distorsión de precios relativos entre tipo de cambio, tarifas y distribución del ingreso no se podía corregir en un solo mandato de gobierno, para evitar caer en una nueva cesación de pagos, pero tiene el costo de una larga recesión, pero menor a la que habría sin el Fondo", destacó que le gustaría que hasta entonces se pudieran cumplir con los siguientes pasos:

1. El tipo de cambio vaya al piso de la banda de no intervención: es positivo porque refleja que la demanda de dólares para ahorro, turismo, y también para importaciones es menor.

2. El BCRA en algún momento compre dólares para recomponer reservas y al emitir pesos transforme el corset monetario de emisión casi cero en una expansión de ¿20% anual?, en línea con la pauta presupuestaria de inflación a fines de diciembre de 2019. "Hay que generar la oferta de dólares con una buena cosecha y que los precios ayuden. De lograrse, sería la reversión más fuerte del déficit del sector externo desde 2002 y 1995, y si no se da ajustará por importaciones", acotó.

El Acuerdo con el FMI que era necesario, pero no suficiente, porque la enorme distorsión de precios relativos entre tipo de cambio, tarifas y distribución del ingreso no se podía corregir en un solo mandato de gobierno

3. Baje la tasa de interés en pesos sin que el tipo de cambio salga del piso de la zona de no intervención.

4. La inflación baje lo más rápido posible, noviembre se proyecta que empiece con 2 por ciento.

5. Los 4 pasos previos ayuden a la baja del déficit fiscal primario "casi cero". Santangelo resaltó que cumplir con ese objetivo requiere fortaleza del Gobierno, porque "exigirá sostener la negociación salarial en la administración pública en el nivel actual que ya implica una baja real de un 14% (poco más de 20% de aumento en 2018 con inflación en torno a 45%). El Presupuesto 2019 prevé similar a la inflación.

6. Baje el índice de Riesgo País para que la Argentina pueda retornar al mercado de privada (¿2020?). "La duda es que el acreedor comience a preguntar ¿si el FMI es un nuevo acreedor privilegiado de la Argentina, y a partir de 2011 o 2022 deberá comenzar a cobrar el préstamo de USD 57.000 millones, lo hará sólo o en lugar de él?.

7. La recesión no sea más larga, como las de 81/82, Malvinas, o la 88/90 hiperinflación.

8. La transición política sea lo más ordenada posible.

Agenda ineludible

Sobre la base de que el Gobierno logra estabilizar la economía, y sin jugarse sobre cómo ve las próximas elecciones, Santangelo dijo en presencia de encumbrados académicos de las Ciencias Económicas que "el objetivo déficit fiscal primario cero constituirá un punto de partida, Uruguay hace 10 años que lo tiene, porque hay que pagar la deuda pública".

El objetivo déficit fiscal primario cero constituirá un punto de partida, Uruguay hace 10 años que lo tiene, porque hay que pagar la deuda pública

Además, estimó que quedará como tema pendiente que la moneda pueda recuperar su rol como reserva de valor e instrumento de ahorro, no sólo para lo transaccional.

Mientras que del lado de las finanzas públicas, el economista reconoció el recorte en 4 puntos del PBI del nivel del gasto, pero no fue suficiente para aproximarse al promedio histórico que es 6 puntos del PBI menor al de este año.

En ese punto, Santangelo consideró como "el mayor  problema la insolvencia del Sistema de Seguridad Social, porque no sólo paga el haber promedio más alto de la región, medido en moneda equivalente, sino que además tiene una insostenible relación entre aportantes y beneficiarios".

El economista  resaltó que "el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses no tiene sentido en un régimen de reparto y donde la mayor parte de sus activos son pasivos del Estado".

El mayor problema es la insolvencia del Sistema de Seguridad Social, porque no sólo paga el haber promedio más alto de la región, medido en moneda equivalente, sino que además tiene una insostenible relación entre aportantes y beneficiarios

También, quedó postergada en la agenda la discusión de una nueva Ley de Coparticipación Federal de Impuestos: "en la relación Administración Central con las provincias volvió el federalismo, pero también el descontrol, en particular en las políticas tributarias, como en la asignación de gastos. Se perdió una oportunidad con el blanqueo, porque se prefirió destinarlo a la Reparación Histórica a los Jubilados", dijo.

Respecto del FMI, Santangelo reveló que"ante el excepcional préstamo que otorgó a la Argentina para sólo pagar los vencimientos de la deuda pública, el monitoreo de las cuentas nacionales no será trimestral, sino bimestral; y en algunos casos con la exigencia de reportes diarios al organismos, con delegaciones de técnicos más numerosas que en el pasado".

Seguí leyendo: