En las última semanas se disipó la tensión que generaba el precio del dólar (NA)
En las última semanas se disipó la tensión que generaba el precio del dólar (NA)

Pasaron cinco semanas en las que el dólar resignó posiciones, aunque recién en las últimas ruedas se empezaron a observar mejoras en el valor de las acciones y en los bonos públicos. La recuperación financiera de la Argentina llevará tiempo y será paulatina aunque volátil. Por ahora, a cada rueda en alza se la podrá considerar una batalla ganada, en una guerra duradera y sin final anunciado.

Los analistas financieros ponderaron en lo inmediato el renovado interés de inversores institucionales por activos nacionales y así se avizora en una incipiente reducción del riesgo país.

La "artillería" que aplicó el Banco Central, con el arribo de Guido Sandleris, resultó efectiva en octubre, a costa de altas tasas reales, pero con férreo control del nivel de Base Monetaria.

Las altas tasas y la recesión moderaron la volatilidad del mercado financiero local

Por otra parte, las bandas de intervención resultaron razonables. No solo el tipo de cambio las respetó, sino que su gradual aumento de 3% mensual se interpretó como una señal de realismo en la cúpula de la entidad, rasgo del que adoleció con la apuesta por las metas de inflación.

El freno al dólar también tiene fuerte un componente real: después del "overshooting" de septiembre no había margen ni fundamentos para una apreciación mayor. Y tanto la inflación como la recesión se encargaron de "comer" el efectivo disponible por los particulares para atesorar divisas. Para los que tuvieron resto quedaron los tentadores rendimientos en pesos.

"Con la llegada de los nuevos fondos del FMI el mercado cambiario parece haber alcanzado una estabilidad que podría incluso inducir a la convergencia hacia la banda inferior. Recordemos que a partir de noviembre se realiza una actualización de las bandas que consiste en un incremento del 3%, con lo cual el mayorista podría incluso perforar la banda antes de que finalice el mes", resumió un reporte de Invecq Consultora Económica.

En $36,60 para la venta minorista y $35,49 mayorista, el dólar regresó al nivel registrado a finales de agosto.

Un reporte de Credit Suisse puntualizó que "el ajuste en curso en las cuentas externas del país y unos flujos de divisas más equilibrados seguirán apoyando al peso argentino", cuando se registra una menor demanda de dólares por parte de residentes nacionales y se esperan "entradas de divisas procedentes del extranjero relacionadas con el turismo". Además, prevé que "el aumento de la oferta de las empresas y de los exportadores de trigo deberían mantener" la cotización del dólar "cerca del límite inferior de la banda de tipos de cambio del Banco Central".

Después de caer cerca de 12% en dólares durante octubre, principalmente por la apreciación del peso argentino, los ADR de empresas nacionales que se operan en Wall Street iniciaron noviembre con fuerza renovada.

En la semana, las cotizaciones en dólares de las compañías argentinas recuperaron con contundencia. Si se toman papeles representativos de distintos sectores, YPF acumuló una ganancia de 4,2% en la semana, a USD 15,75, Grupo Galicia creció 16,8%, Pampa repuntó un 19,2%, mientras que Telecom lo hizo 7,6% respecto del viernes 26 de octubre.

El dólar cayó 3,3% en la semana y regresó a los precios de finales de agosto

Una señal fuerte fue la de este viernes. Mientras que los indicadores de Wall Street retomaron la toma de ganancias que se evidenció desde el récord histórico del 4 de octubre, los ADR de empresas argentinas terminaron con alzas. Vale recordar que octubre fue el peor mes de 2018 para los mercados de Nueva York: el Dow Jones resignó 5%; el S&P 500, un 6%, y el tecnológico Nasdaq, un 9,2 por ciento.

El economista Gustavo Ber advirtió que "el rebote técnico que venía ensayando Wall Street rápidamente fue interrumpido por el reporte de empleo, dado que no solo la creación de nuevos puestos fue robusta sino que además se aceleran las presiones salariales, un 'combo' que asegura que la Fed continuaría con las subas de tasas a futuro, y ello se convierte en un desafío para el apetito por riesgo".

UN ESCENARIO MENOS ADVERSO PARA LOS EMERGENTES

Los activos emergentes en general, y argentinos en particular, repuntaron en las últimas ruedas ante signos de distensión en la llamada "guerra comercial" entre los EEUU y China.

A la par, la consagración del derechista Jair Bolsonaro en las elecciones presidenciales en Brasil potenció la demanda por acciones del país vecino y volvió a poner en foco a los activos de países emergentes como alternativa de inversión.

El índice Merval de ByMA (Bolsas y Mercados Argentinos) obtuvo una ganancia semanal de 6,9% en pesos, para terminar en 31.384 puntos que había perdido a principios de octubre. Medido en dólares, el panel líder alcanzó una mejora promedio de 10,9% en cinco ruedas.

En cuanto a los bonos soberanos, las emisiones en dólares que se negocian en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) tuvieron en la última semana mejoras promedio del 2% en sus cotizaciones, dinámica que permitió reducir el riesgo país un 9% , hasta los 610 puntos básicos.

Es un avance, aunque la Argentina necesitará reducir otros 300 puntos básicos este indicador de referencia como para aspirar a nuevas emisiones en los mercados internacionales. De lo contrario, el Gobierno continuará encerrado en la alternativa del FMI, único prestamista dispuesto a financiar al país en este contexto de incertidumbre.

Seguí leyendo: