El avance del dólar puso en apuros al Gobierno, que reanudó conversaciones con el FMI.
El avance del dólar puso en apuros al Gobierno, que reanudó conversaciones con el FMI.

El dólar frenó en 40 pesos, pero corrió todos los límites del mercado financiero. El estrago de la devaluación sobre los precios de los activos apenas encontró un atenuante el viernes, con una baja del 4,5% en el tipo de cambio y una recuperación real del Merval de 10 por ciento en una rueda.

Pero que el árbol no tape al bosque: el dólar siguió sumando, con alza de casi 10 pesos o 35,5% en agosto, y de 100,8% en ocho meses de 2018, a 38 pesos al público. Esto es: el peso argentino perdió la mitad de su valor en lo que va del año.

La corrida al dólar fue el verdadero "brote verde" que el Gobierno no supo anticipar en 2018. En anodino y breve anuncio del presidente Macri sobre un acuerdo con el FMI para que el organismo "adelante los fondos necesarios para garantizar el cumplimiento del programa financiero" del 2019 sembró más incertidumbre que certeza en los operadores financieros.

El mercado se estabilizó cuando el FMI ratificó el respaldo a la Argentina. Pero la devaluación ya había causado un shock

Igual efecto causó que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, manifestara en el Consejo de las Américas que "no estamos ante un fracaso económico ni mucho menos", en momentos en que la cotización de la divisa de EEUU se escapaba hasta casi perderse de vista, a la misma velocidad con que se depreciaban los bonos y las acciones argentinas.

Otro de los costos que se pagaron sin beneficios palpables fue la pérdida de reservas, que obligó al Gobierno a acudir al FMI como prestamista de última instancia. Hasta este viernes, el Banco Central debió vender USD 2.326 millones en agosto y USD 13.761 millones en lo que va de 2018.

Lagarde y Dujovne (Reuters)
Lagarde y Dujovne (Reuters)

El jueves el BCRA debió subir las tasas de interés en pesos a un exorbitante 60% anual para desalentar a los acólitos del dólar, con el sabido perjuicio que estos altos rendimientos ejercen sobre el crédito y la actividad económica en general.

"Resulta crucial y urgente que las autoridades adopten decididas medidas económicas y otorguen señales políticas que vislumbren la capacidad de acelerar la convergencia fiscal, así como clarificar el programa financiero, a fin de revertir la peligrosa escalada del riesgo país, la cual aleja cada vez más el objetivo de poder recuperar el crédito externo voluntario", resumió Gustavo Ber, economista del Estudio Ber.

Mariano Devita, economista del IERAL de la Fundación Mediterránea, precisó que "de los USD 50 mil millones acordados con el FMI, en 2018 el desembolso alcanzaría a USD 20,8 mil millones", mientras que "se negocia qué porcentaje de los USD 29,2 mil millones restantes podría ser utilizado en 2019″

Por ello, Devita delineó un "escenario base" para 2019, en el "los vencimientos con acreedores privados que resta cubrir suman unos 14 mil millones de dólares. El tema central pasa por la renovación o no de las LETES en dólares, cuyo stock alcanza actualmente a 14,1 mil millones".

Expectativas por un plan económico

Llegarán bastante vapuleados los funcionarios del ministerio de Hacienda a Washington, donde serán recibidos por las autoridades del Fondo Monetario, para ajustar los números del acuerdo stand by, dado el descalabro de las últimas semanas.

Antes de eso, el lunes 3 de septiembre el ministro Nicolás Dujovne comunicará su plan económico o, según sus propias palabras, "el detalle de las medidas complementarias" que implementarán "para avanzar en la reducción del déficit", que "permite que la Argentina tenga menos necesidad de financiamiento el año próximo".

La corrida al dólar fue el verdadero ‘brote verde’ que el Gobierno no supo anticipar en 2018

Los analistas no descartan que se estudie subir las retenciones a las exportaciones del agro, habida cuenta que es el sector superavitario de la economía doméstica, y también gran beneficiado por la suba del dólar: más del 40% de las exportaciones nacionales están vinculadas al campo y sus derivados industriales.

Fuente: Rava Online.
Fuente: Rava Online.

La devaluación embistió contra las cotizaciones de acciones y bonos,  aunque el viernes hubo una recuperación de 20% en los precios en dólares de algunas acciones, como las de los bancos.

En agosto los ADR de compañías argentinas en Wall Street sufrieron mayoría de pérdidas: Banco Francés (-37,5%), Grupo Galicia (-36,9%), Banco Macro (-36,1%), Supervielle (-49,4%), Banco Francés (-37,5%), Loma Negra (-32,8%), Pampa Energía (-27,9%), Edenor (-27,6%). La petrolera estatal YPF restó 8,9% en agosto, a 15,13 dólares.

Seguí leyendo: