El ministro Nicolás Dujovne, junto al presidente del BCRA, Luis Caputo.
El ministro Nicolás Dujovne, junto al presidente del BCRA, Luis Caputo.

El Banco Central anunció medidas para la "eliminación gradual" del stock de Lebac, que asciende a casi 1 billón de pesos, y prometió asegurar la disponibilidad de dólares para "garantizar el buen funcionamiento del mercado de cambios". A la par, continúan las conversaciones con funcionarios del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre el cumplimiento de los objetivos previstos en el acuerdo stand by.

No obstante, el declive de precios de bonos y acciones más una nueva escalada del dólar, que se aproximó a los 31 pesos en la City porteña, dejaron en evidencia que todavía no hay convicción de los agentes financieros sobre el rumbo certero de las políticas oficiales.

Furiase: El Gobierno debe ir por una solución de renegociar una línea de liquidez contingente. Ahí hay un problema que no se está resolviendo

Miguel Ángel Boggiano, director de Carta Financiera, dijo que "la perspectiva del mercado es claramente bajista, así que no considero que sea momento de compra, porque el riesgo a asumir no vale la pena. El mercado más que nunca está evaluando probablemente que la Argentina va a tener que reestructurar su deuda, porque no que claro cómo el Gobierno va a pagar los vencimientos después de 2020″.

"Hoy los bonos soberanos en dólares que vencen más allá de 2019 están rindiendo arriba de 11% anual. Y el Gobierno tiene una sola manera de pagar la deuda, que es tomar más deuda. Los USD 50.000 millones que aporta el FMI no están estabilizando al mercado local y no tenemos acceso al mercado internacional de deuda con estas tasas tan altas", enfatizó Boggiano a Infobae.

Banco Central (NA)
Banco Central (NA)

"Acá hay que aclarar que si bien gran parte de la actual deuda pública fue tomada por el gobierno de Macri, y el Presidente tiene la responsabilidad, fue la sociedad y también el resto de la dirigencia política la que optó por al gradualismo. No hubo consenso posible respecto de encarar de un ajuste de las cuentas públicas", puntualizó el experto de Carta Financiera.

En ese sentido, Federico Furiase, director de la consultora EcoGo y profesor de la Maestría en Finanzas de la Universidad Di Tella, manifestó que "el Gobierno debe ir por una solución de renegociar una línea de liquidez contingente. Ahí hay un problema que no se está resolviendo. Si tenemos  un programa para ir desarmando Lebac y contener al dólar, pero no damos señales de que hay una mayor línea de liquidez, una línea de financiamiento alternativo, para asegurarse la refinanciación de las Letes de corto plazo".

Boggiano: Hoy los bonos soberanos en dólares que vencen más allá de 2019 están rindiendo arriba de 11% anual. Y el Gobierno tiene una sola manera de pagar la deuda, que es tomar más deuda

"Te puede ayudar en el corto plazo, pero no solucionar el problema  estructural. Lo mejor que podría hacer el Gobierno es buscar una línea contingente para mostrar generar el consenso de que hay liquidez. Mientras tanto, el riesgo país sube, la tasa de interés sube y la recesión se extiende en el tiempo", agregó Furiase a Infobae.

Para el economista Gustavo Ber, "promover una mayor claridad sobre el programa financiero y anuncios de administración de pasivos que otorguen certidumbre sobre la capacidad y voluntad de pago son urgentes desde las autoridades económicas para frenar el fuerte deterioro en los bonos, lo cual ha disparado el riesgo país hasta el desorbitarte nivel de los 750 puntos básicos, con muchos títulos en dólares con vencimiento posterior al 2019 ya rindiendo más del 10% con una curva plana".

Las medidas del BCRA

El analista de EcoGo refirió que "claramente hay que desarmar las LEBAC, pero en mi opinión la principal corrida la estás viendo en el riesgo país y cómo están cayendo los precios de los bonos en dólares. Esto tiene que ver con que el mercado tiene incertidumbre sobre si el Gobierno va a conseguir los USD 11.500 millones para cerrar el programa financiero de acá a fines de 2019, que la mayoría son pesos. Por ahí pasa el principal problema".

"Con una conferencia de prensa, antes de la apertura de los mercados, hubiese ayudado a una mejor comunicacion, más contundente. Pero los tiempos se aceleran porque el mercado te bajó el pulgar", opinó Furiase.

Aldo Abram, director Ejecutivo de Libertad y Progreso, subrayó que "la caída del precio de activos se debió a que nos asumen débiles a pesar del 'bastón' del FMI y eso le ha pegado fuerte la cotización del peso. Claramente el Banco Central tiene que demostrar que puede salir a defender el valor de la moneda y por eso todo este arsenal de medidas, mientras que el martes subastará USD 500 millones en la plaza cambiaria y el brindar un plan para rescatar las LEBAC".

Aldo Abram
Aldo Abram

"El objetivo claramente va en recuperar la confianza. La capacidad de pago de la Argentina no depende de las reservas del Banco Central. De hecho hay un cronograma acordado con el Fondo  para capitalizarlo. Es la solidez del BCRA es la que depende de sus reservas. Por lo tanto, después de habernos endeudado a tasas carísimas de LEBAC para acumula reservas, usar ahora los dólares de reservas para rescatar los pesos excedentes del mercado es lo que hay que hacer", aseveró Abram a Infobae.

Aversión a los emergentes

Luis Palma Cané, economista especializado en mercados internacionales, advirtió el efecto nocivo para las inversiones de la depreciación de la lira turca, que influyó en todos los mercados emergentes. "Esto va a provocar mayor aversión al riesgo de los inversores en la economía argentina, con el consecuente impacto negativo en los mercados", consideró, en el marco de una escalada de la tensión comercial por impulso del presidente de los EEUU, Donald Trump.

"Todo esto provoca a nivel mundial una aversión al riesgo. La gente teme que lo que está pasando en Turquía pase en otros países emergentes. Cuando aumenta la incertidumbre los inversores internacionales salen de los mercados emergentes", precisó Palma Cané.

Abram puntualizó que "hace rato se viene hablando de dos países que son los más los más vulnerables en términos financieros: Argentina y Turquía. En las anteriores turbulencias la Argentina llevó la peor parte y eso hizo que los inversores miraran hacia Turquía. Y ahora pasa a la inversa".

En ese aspecto, Furiase recordó que hoy hay "un mercado que le está pegando a los emergentes. La Argentina y Turquía son los que tienen déficit más altos -fiscal y de cuenta corriente- y más necesidad de dólares en el corto plazo y bancos centrales con bajos créditos en su batalla contra la inflación. Esos son denominadores comunes".

Seguí leyendo: