Es el cuarto aumento del año Prepaga
Es el cuarto aumento del año Prepaga

El Gobierno autorizó a las entidades de medicina prepaga a aumentar las facturas en un 7,5% a partir del 1 de junio.

La decisión, anticipada ayer por Infobae, se comunicó a través de la resolución 798/2018, que se publicó en el Boletín Oficial de este jueves con la firma del ministro Adolfo Rubinstein.

"Las Entidades de Medicina Prepaga deberán extremar los recaudos necesarios para notificar de manera fehaciente a los usuarios, a fin de que aquellos tengan cabal información de dichos aumentos", aclara el texto oficial.

En los considerandos, la cartera que maneja Rubinstein explica que la Superintendencia de Salud "evaluó la caracterización del sector de las Empresas de Medicina Prepaga y revisó el incremento de costos del sector" y que a partir de eso consideró que "resulta razonable" autorizar un nuevo aumento.

Algunas empresas del sector ya mandaron avisos a sus clientes (estimaciones privadas calculan que las nuevas cuotas pueden llegar a afectar hasta a 6 millones de usuarios) explicando el segundo aumento del año, luego de la suba del 4% que ocurrió en febrero.

Galeno, por ejemplo, envió por correo electrónico un mensaje que advierte sobre un próximo "ajuste en los valores de las cuotas médicas", a raíz del "impacto de los mayores costos médicos ya incurridos hasta la fecha, que justifican la necesidad del aumento".

Durante el año pasado ya se habían impuesto otros cuatro aumentos en distintos planes que ofrece el sector privado: 6% en diciembre, 5% en septiembre, 5% en agosto, 6% en julio, y 6% en febrero. En términos anuales, las cuotas promedio ahora serían un 38% más alto respecto del abril pasado, por encima de la inflación interanual del 25%.

Desde el sector califican el aumento a sus clientes como necesario debido a los mayores costos que se enfrentan por una mayor longevidad de los pacientes, además de los aumentos en las tarifas de electricidad y gas que afectan sus oficinas y centros médicos. Y particularmente destacan un cierre de paritarias para los trabajadores del rubro para el que no se espera un nivel menor al 15 por ciento.