El reloj marcaba 36 minutos del primer tiempo cuando Paulo Dybala envió un pase largo a Lionel Messi que fue cubierto por Gary Medel y salió por el fondo. El argentino le dio un empellón al chileno, quien se dio vuelta y lo toreó. Se insultaron, se pechearon y el árbitro Mario Díaz de Vivar les enseñó, quizás apresuradamente, la tarjeta roja a ambos.

Después de la polémica que se instaló en la Copa América en las semifinales entre Brasil y Argentina, partido dirigido por el ecuatoriano Roddy Zambrano, quien optó por no revisar dos maniobras en las que hubo infracción contra Sergio Agüero y Nicolás Otamendi adentro del área, nuevamente el VAR entró en escena.

En esta ocasión, el paraguayo Díaz de Vivar sacó prematuramente las tarjetas rojas sin acudir al Video Ref, pese a que estaba en condiciones de rever su sanción. A cargo de las repeticiones en la cabina de asistentes estuvo el peruano Diego Haro.

Medel le tira un cabezazo a Messi mientras dos compañeros intentan retenerlo (REUTERS/Amanda Perobelli)
Medel le tira un cabezazo a Messi mientras dos compañeros intentan retenerlo (REUTERS/Amanda Perobelli)

No hay que dejar de mencionar que Messi fue muy crítico con los arbitrajes y la Conmebol después de la eliminación del equipo de Lionel Scaloni en el certamen que se lleva a cabo en tierra brasileña. "Se cansaron de cobrar boludeces durante toda la Copa América y hoy no le cobraron un penal a Otamendi. Ojalá que la Conmebol haga algo, porque nosotros hicimos un sacrificio enorme. Igualmente, no creo que haga nada porque maneja todo Brasil", fueron las palabras del capitán albiceleste tras el 0-2 con Brasil.

Esta acción puede llegar a significar un quiebre entre la AFA y la Conmebol, teniendo en cuenta que Claudio Tapia también cargó contra la entidad que comanda el guaraní Alejandro Domínguez. En tanto, Messi no podrá disputar el primer encuentro por las Eliminatorias camino a Qatar 2022 debido a esta roja.

SEGUÍ LEYENDO