“Francescoli estuvo a punto de jugar en Boca”

Uno de los ídolos máximos de la historia de River pudo ser futbolista del rival de toda la vida. Así lo reveló un ex jugador xeneize. Conocé la historia de por qué El Príncipe no se cruzó de bando

  162
162

Ariel Krasouski fue un futbolista uruguayo que dejó una huella en Boca durante la década de 1980. Si bien tuvo un paso por San Lorenzo de Almagro, el uruguayo hizo la mayor parte de su carrera en su país. Por ese motivo, conoció bien de cerca cómo fue la irrupción de su compatriota Enzo Francescoli en el fútbol argentino.

Sin embargo, el hecho de haber compartido el mismo representante lo llevó a conocer de primera fuente un hecho que sin duda hubiera cambiado para siempre la historia de los clubes más populares de la Argentina. “Francescoli estuvo a punto de jugar en Boca”, reveló Krasouski sobre su ex compañero en Montevideo Wanders.

  162
162

El ex jugador de Boca sorprendió contando la historia del día en el que Enzo, uno de los máximos ídolos de la historia de River, pudo ser futbolista del rival de toda la vida en 1982. “Francescoli estuvo a punto de jugar en Boca en el ’82,mi representante fue quien lo trajo. Enzo quería jugar en Argentina pero finalmente no hubo acuerdo en la el club. Al otro día, me dijeron que mi compatriota iba a ser jugador de River, yo no lo podía creer”, reveló.

Ariel Krasouski jugó como volante defensivo un total de 169 partidos y marcó 19 goles. Tuvo dos etapas en Boca. La primera fue entre 1981 y 1986 y la segunda entre 1987 y 1989. Sin dudas, será siempre recordado por haber compartido plantel con Diego Armando Maradona en el recordado campeonato logrado en 1981.

Maradona, campeón con Boca en el Metropolitano 1981
Maradona, campeón con Boca en el Metropolitano 1981

“Me acuerdo que cuando Diego empezó a jugar con nosotros no le pasábamos la pelota en los partidos, era por falta de conocimiento. Después nos dimos cuenta que si se la dábamos, hacía lo que quería, era un fenómeno”, reconoció.

En diálogo con El Show de Boca, el uruguayo contó otras de las anécdotas más difíciles que le tocó como futbolista. El día que visitó al plantel la barra brava liderada por José Barrita, previo al campeonato de 1981.

“Estábamos concentrando en la Candela previo al partido contra Estudiantes y nos visitó la barra. Estaban molestos porque habíamos empatado dos partidos y no querían que se nos escape el campeonato. Uno de los jefes de la barra pasó por al lado mío y me dijo que me quede tranquilo que conmigo no es el problema pero fue un momento bravo”, recordó.

Boca 1983:  Hugo Alves, Oscar Ruggeri, Ariel Krasouski, Hugo Gatti, Roberto Passucci, Carlos Córdoba. Abajo: Jorge Domínguez, Juan José López, Ricardo Gareca, Jorge Vázquez y Carlos Mendoza
Boca 1983: Hugo Alves, Oscar Ruggeri, Ariel Krasouski, Hugo Gatti, Roberto Passucci, Carlos Córdoba. Abajo: Jorge Domínguez, Juan José López, Ricardo Gareca, Jorge Vázquez y Carlos Mendoza

También se refirió a otro difícil momento que vivió en el club cuando tras la partida de Diego Maradona, entró en una etapa de cesación de pagos (siete meses sin cobrar) y estuvo a punto de quebrar. Krasouski habló de los casos puntuales de dos referentes que fueron transferidos, justamente, a River: Ruggeri y Gareca.

“Cuando se fueron ellos dos fue durísimo. Eran grandes compañeros y estaban muy identificados con Boca. Decidieron no renovar para mejorar su situación económica. El club estaba pasando un tiempo muy duro, hemos estado hasta 7 meses sin cobrar un peso”, contó.

Y se ilusionó con verlo al Tigre como entrenador xeneize: “Como hincha me encantaría que Gareca dirija a Boca algún día. Ha demostrado que tiene mucha capacidad y se merece una oportunidad. En un tiempo, quizás cuando se vaya Russo me gustaría que tenga una oportunidad”.

Para terminar, Krasouski recordó cómo fue su llegada a Boca y agradeció que aun hoy con 61 años, la gente le sigue dando muestras de afecto. “Llegué a Boca siendo muy joven y me integré lo más bien desde el primer día. Fui titular en el equipo gracias al respaldo de mis compañeros que siempre me brindaron apoyo. Hoy siento orgullo de haber jugado 169 partidos en Boca y ser un cinco defensivo pero que hacía goles. Hice 19 goles oficiales. En aquella época el 5 no pasaba la mitad de la cancha. Es uno de los lindos recuerdos que me quedaron del club”, cerró.

Seguí leyendo:

Una figura de Boca no seguiría en el club: el equipo español que lo tiene en carpeta

Las bromas pesadas que hacían Ruggeri y Francescoli en la intimidad del River multicampeón de los 80: “Eran batallas campales”

El día que el Trinche Carlovich le dijo “no” al Boca de Maradona

El cortocircuito que aún perdura con Gallardo y la charla con Bianchi que lo marcó: 17 frases del Pato Abbondanzieri

El día que Wembley aplaudió de pie a Maradona: a 40 años del “no gol” de Diego a Inglaterra, que sirvió como ensayo de su obra maestra en el Mundial 86


MAS NOTICIAS

Te Recomendamos