El colombiano jugó cuatro años en Boca y ganó seis títulos
El colombiano jugó cuatro años en Boca y ganó seis títulos

Mauricio Serna se transformó en uno de los símbolos de la etapa de gloria de Boca, con Carlos Bianchi como conductor. El ex mediocampista central ganó seis títulos en el Xeneize, entre 1998 y 2002, incluyendo dos Copas Libertadores y una Intercontinental. En el umbral del Superclásico ante River que define uno de los finalistas de la edición 2019 del certamen continental más importante, Chicho, de 51 años, buscó arengar a los hinchas con una publicación en su cuenta de Instagram. La polémica radicó en la imagen que empleó para ilustrar su mensaje...

“La única razón por la que un guerrero vive es para luchar y la única razón por la que un guerrero lucha es para ganar. Hoy es el día Boca”, escribió, acompañando el texto con una foto suya en un clásico. ¿Festejando un gol? ¿Alzando un trofeo? No: pegándole una patada a Javier Saviola en la Bombonera. Enseguida, afloraron los mensajes: de los fanáticos de Boca, eufóricos por la ocurrencia, y de los de River, enojados por la elección.

“El gran favorito es River, por lo que muestra en cada partido; es lo que siento y lo que veo”, había vaticinado antes del duelo de ida, en el que la Banda se impuso 2-0 en el Monumental. Incluso advirtió que, de mantenerse en actividad, hubiese elegido a un futbolista rival para hacerle sentir el rigor, como sucede con el Conejito en la foto publicada. “Si yo, como lo hacía en mi época, me tocase enfrentar a este River, a los 10 segundos busco a Nacho Fernández. Hoy estaría concentrado, con mis botines, viendo la imagen de Nacho Fernández. A Pablo Aimar lo fui a buscar, lo mismo a Gallardo. Yo no era guapo, jugaba a lo que podía jugar. Yo buscaba que el rival no hiciera fiesta conmigo”, concluyó. Más allá del análisis, apeló a levantarles el ánimo a los hinchas con una publicación que también causó controversia.

La publicación de Serna que provocó apoyos y enojos
La publicación de Serna que provocó apoyos y enojos

SEGUÍ LEYENDO: