Juan Martín del Potro se presentó en la segunda ronda del ATP 250 de Delray Beach y eliminó con un 6-4 y 6-4 al joven y peligroso tenista local Reilly Opelka. Aunque no se lo ve del todo recuperado físicamente, y es lógico por los más de cuatro meses de inactividad que llevaba, el tandilense mostró su repertorio y avanzó a los cuartos de final del torneo.

Delpo venía de imponerse en dos sets sobre el japonés Yoshihito Nishioka (72° del ranking) en el debut del certamen, que marcó su regreso oficial luego de 131 días de recuperación tras sufrir la fractura en la rótula de su pierna derecha en el partido contra Borna Coric de los octavos de final del Masters 1000 de Shanghai del año pasado.

Por su parte, el norteamericano de 21 años y 2,11 metros de altura, se ubica en el puesto 56 del ranking ATP y llegaba tras consagrarse como campeón en el ATP 250 de New York la semana pasada.

Juan Martín del Potro eliminó al joven Reilly Opelka (Foto: Peter Staples – ATP Tour)
Juan Martín del Potro eliminó al joven Reilly Opelka (Foto: Peter Staples – ATP Tour)

La "Torre" de 30 años está afianzado en el cuarto puesto del conteo mundial, pero su principal objetivo se centra en cuidar su físico luego de pasar cuatro meses afuera de la actividad. "Soy consciente del proceso que voy a vivir. No me siento tan bien y muchas veces hay que priorizar la salud", reconoció tras la finalización del partido pasado que le exigió casi dos horas de acción.

"Como habíamos pensado antes del torneo, la prioridad es poder caminar, poder correr e ir poco a poco para poder hacer un proceso con pasos firmes", agregó en aquellas primeras horas de agotamiento físico.

Mientras tanto, continúa con la intención de volver a repetir el título que obtuvo en esas tierras en el 2011 cuando venció en la final al serbio Janko Tipsarević por un doble 6-4. Sin embargo, su relación más destacada con este certamen pasa por ser aquel que lo cobijó en su regreso a los courts en 2016 luego de su tercera operación de muñeca izquierda.

Cabe resaltar que la última coronación del argentino se dio en marzo del año pasado cuando consiguió el primer Masters 1000 de su carrera tras superar al suizo Roger Federer por 6-4, 6-7 y 7-6 en el enfrentamiento definitorio.

Seguí leyendo: