El empate fue sorpresivo. El 2 a 2 no estaba en los planes de River, que nunca tuvo en carpeta la posibilidad de los penales. Los más cercanos al plantel hablaban de la dificultad del choque ante Al Ain, sobre todo por la resaca que había dejado el festejo histórico en la final de la Copa Libertadores frente a Boca en el Santiago Bernabéu.

La clasificación al encuentro más importante del Mundial de Clubes se resolvió desde los 12 pasos. Las perfectas y efectivas ejecuciones de Caio, Nacho Scocco, Shiotani, Juan Fernando Quintero, Mahdi, Lucas Pratto, Amer Abdulrahman, Santos Borré y Yahia Nader cargaron de presión a Enzo Pérez en el último disparo de la tanda.

Con la cara interna de su pie derecho, el ex Estudiantes buscó el palo izquierdo de Khalid Essa, pero el arquero desvió el tiro. Silencio, decepción, bronca y desilusión fueron las primeras sensaciones de los hinchas que no se habían ilusionado con terminar la gesta con una posible victoria frente al Real Madrid. A pesar del golpe sufrido, el título continental ante el Xeneize no será opacado por la pésima y previsible ejecución de Enzo Pérez.

Seguí leyendo