Boca se impuso por 2 a 0 ante Cruzeiro en la Bombonera gracias a los goles de Mauro Zárate y Pablo Pérez por la ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores, pero todo se vio empañado al conocerse el parte médico de Esteban Andrada.

El arquero sufrió la fractura de su maxilar inferior luego del fuerte choque contra Dedé (el zaguero del elenco brasileño se fue expulsado a instancias del VAR) y estará aproximadamente dos meses fuera de las canchas, por lo que se perderá el Superclásico con River y la vuelta ante los de Belo Horizonte.

Ante este panorama, el Xeneize tiene la posibilidad de recurrir, amparado en el Artículo 57 del reglamento de la Conmebol, ante la Comisión Médica de la entidad sudamericana para que se le abra un cupo para reemplazar al portero mendocino.

"Se podrá permitir la sustitución de un arquero lesionado durante cualquier etapa de la disputa del torneo, una vez que la gravedad de la lesión haya sido comprobada y certificada por la Comisión Médica de la CONMEBOL. Este cambio será permanente", esgrime el apartado. Para ello, Boca primero deberá inscribirlo en AFA y después en Conmebol.

Sin embargo, el gran dilema que se le presenta a Boca aparece en el Artículo 58, que anuncia que "no podrán reincorporarse arqueros sustituidos por lesión y sí aquellos jugadores sustituidos en fases anteriores, haciendo uso de este derecho reglamentario".

De esta manera, si Boca decide reemplazar a Esteban Andrada con otro arquero no podrá volver a utilizarlo una vez recuperado de su lesión.

SEGUÍ LEYENDO: