Eber Aquino le muestra la tarjeta roja Dedé. (AFP PHOTO / EITAN ABRAMOVICH)
Eber Aquino le muestra la tarjeta roja Dedé. (AFP PHOTO / EITAN ABRAMOVICH)

El Cruzeiro calificó la expulsión del defensor Dedé en el partido contra Boca Juniors como una de la mayores equivocaciones en la historia del fútbol y le pidió a la Conmebol que inicie una investigación contra el árbitro paraguayo Eber Aquino, quien dirigió el juego por la Copa Libertadores de América en la Bombonera en donde el equipo brasileño cayó 2-0.

La acción de la polémica sucedió a los 25 minutos del segundo tiempo. Cruzeiro apretaba en busca del empate ante Boca. En una acción llegó un centro al corazón del área. Esteban Andrada salió a despejar con los puños y Dedé, que ya se había impulsado para intentar cabecear, terminó cabeceando el mentón del portero.

El desenlace fue un violento choque en el que el guardameta argentino sufrió la peor parte: un fuerte cabezazo por parte del defensor que le generó un corte profundo en la boca.  El juego fue parado y Eber Aquino se acercó a la pantalla dispuesta en el campo de juego para analizar la jugada apelando al VAR. A pesar que la repetición parecía mostrar lo que fue una jugada fortuita y sin mala intención, el juez decidió expulsar al jugador brasileño.

"El Club considera que el juez paraguayo Eber Aquino, por acto deliberado, practicó una de las mayores, más lesivas y equivocadas decisiones en la historia del fútbol, ​​ya que el árbitro teniendo la oportunidad de consultar al VAR en la jugada en cuestión, logró tomar una decisión flagrantemente contraria a lo que fue registrado por las imágenes", publicó el equipo de Belo Horizonte en su página oficial.

El Cruzeiro dijo que estudia todas opciones posibles ante la Conmebol ya que considera que la expulsión le causa un gran perjuicio al club e incluso piensa tomar medidas judiciales contra el juez paraguayo.

También le pide a la Confederación Brasileña de Fútbol que tomé cartas en el asunto y "asuma su responsabilidad en la defensa de los clubes brasileños, que hace tanto tiempo son perjudicados maliciosamente por el arbitraje internacional. ¡Eso necesita acabar!", exclamó en su comunicado.

El Cruzeiro también se hace eco de la polémica que generó la decisión del árbitro en redes sociales como Twitter donde la etiqueta #VerguenzaConmebol fue tendencia y uno de los temas más comentados.

Por último, el equipo brasileño manifiesta que no dejará nunca de defender los intereses del Club y de su hinchada, y que hará todo lo necesario para que así sea.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: