El City y el Lyon, uno de los partidos que abrió el Grupo F de la Champions (Reuters)
El City y el Lyon, uno de los partidos que abrió el Grupo F de la Champions (Reuters)

El Manchester City tuvo un inesperado traspié en su estreno por la Champions League: cayó 2-1 en casa frente al Lyon y comenzó con el pie izquierdo el Grupo F.

Fue el marfileño Maxwel Cornet quien quebró el cero en suelo inglés y trastocó los planes de un Josep Guardiola que tuvo que seguir las acciones desde uno de los palcos por acarrear una sanción de la Liga de Campeones pasada (su colaborador Mikel Arteta estuvo en el bancando dando las órdenes).

Y a ese primer baldazo de agua fría le siguió otro: Nabil Fekir le dio otro gancho al mentón a su rival en el cierre de la primera parte.

Los Ciudadanos intentaron cambiar su semblante en el complemento y Pep mandó a la cancha a Leroy Sané, Sergio Agüero y Riyad Mahrez. El descuento llegó a través de una buena maniobra de Sané y la definición exacta del portugués Bernardo Silva.

El Kun contó con un par de ocasiones para igualar, pero el arquero Anthony Lopes evitó la caída de su valla en ambas oportunidades. Al City (contó con Nicolás Otamendi entre sus relevos) le costó generar el caudal de aproximaciones que habitualmente muestra y no consiguió rescatar la igualdad.

Cabe destacar que por la misma zona, en primer turno, Shakhtar Donetsk y Hoffenheim igualaron 2-2 en Ucrania.

Estadio: Etihad