Juan Mattio, ganador del Premio Fundación Medifé Filba

El jurado compuesto por María Teresa Andruetto, Fabián Casas y Mariana Enriquez eligió a la novela “Materiales para una pesadilla”

Juan Mattio
Juan Mattio

Juan Mattio es el nuevo ganador del Premio Fundación Medifé Filba, dotado de 750.000 pesos argentinos. Lo acaban de anunciar sus organizadores en las redes sociales. Competía con su novela Materiales para una pesadilla. El jurado compuesto por María Teresa Andruetto, Fabián Casas y Mariana Enriquez eligió este libro publicado por Aquilina Ediciones.

Entre los lisbros finalistas de la “lista corta” estaban también La jaula de los onas (Alfaguara) de Carlos Gamerro, Modesta dinamita (Blatt & Ríos) de Víctor Goldgel, Olimpia (Tusquets Editores) de Betina González y Hay que llegar a las casas (Editorial Libros de UNAHUR) de Ezequiel Pérez.

“Materiales para una pesadilla” (Aquilina Ediciones)
“Materiales para una pesadilla” (Aquilina Ediciones)

Luego de las dos novelas ganadoras de las ediciones anteriores (El último Falcon sobre la tierra de Juan Ignacio Pisano, publicada por la editorial Baltasara, y Los llanos de Federico Falco, publicada por Anagrama), este año le tocó a este periodista, TALLERISTA y escritor, autor de novelas como Punto ciego (Vestales, 2015), escrita en colaboración con Kike Ferrari, y Tres veces luz (Aquilina, 2016) por la obtuvo una mención en el premio Casa de las Américas (Cuba).

Esta novela, mezcla de novela negra, cyberpunk existencial y horror, trabaja sobre la fragilidad de lo humano y sus certezas, sobre los lenguajes y los duelos, sobre cómo esos lenguajes producen realidades. En ella habitan con soltura diferentes voces y tiempos, incluso en los tramos más intencionalmente duros.

"Materiales para una pesadilla", de Juan Mattio, novela ganadora del Premio Fundación Medifé Filba
"Materiales para una pesadilla", de Juan Mattio, novela ganadora del Premio Fundación Medifé Filba

Con ecos de La ciudad ausente, de Piglia, los relatos que en ella convergen se ofrecen como una maquinaria de producir memoria, dolor, violencia, pero también belleza. Ficción anticipatoria, experimental y a la vez novela de aprendizaje, a lo largo de sus casi cuatrocientas páginas.

Entre papeles, libros, recortes y archivos, entre grabaciones anónimas de voces que actualizan un tiempo de opresión y esperanza desesperada, Keiner, el narrador de esta novela, intenta reconstruir una historia de máquinas y maquinaciones que es tan espantosamente íntima como dolorosamente social.

Seguir leyendo

TE PUEDE INTERESAR