Leo Maslíah y Daniel Hendler, “Influencers”: una divertida obra sobre la ansiedad en la era digital

Los artistas uruguayos presentan, desde el viernes, su pieza a dos manos en el Teatro Picadero. A través de sus celulares, adelantaron detalles para Infobae Cultura

Daniel Hendler y Leo Maslíah, intérpretes e influencers en la obra que llevan al escenario del Teatro Picadero
Daniel Hendler y Leo Maslíah, intérpretes e influencers en la obra que llevan al escenario del Teatro Picadero

Como muchos uruguayos o argentinos que reparten su vida laboral o afectiva a ambos márgenes del Río de la Plata, Leo Maslíah y Daniel Hendler saben que ese ir y venir para el cual nuestra lengua guarda la conocida expresión popular cruzar el charco significa ni más ni menos que tomarse un transporte fluvial.

Aunque la pandemia mantuvo cerrada esa vía durante este último tiempo, fue en ese espacio flotante que ambos comenzaron a concebir Influencers, la obra teatral que presentarán con cuatro funciones a partir de este viernes en el Teatro Picadero de la ciudad de Buenos Aires.

Influencers, como indica su título, está atravesada por las exigencias del mundo digital y la preponderancia de la tecnología sobre nuestra realidad de todos los días. “La idea surgió en uno de los tantos encuentros que tuvimos con Leo en Buquebús. Estos encuentros siempre se dieron en el buque, nunca en bus; las pocas veces que vi a Leo en un bus, dormía y no le pude decir nada”, comenta con idiosincracia uruguaya Hendler a Infobae Cultura.

“Los buques son espacios ideales para crear porque uno no puede ni abrir las ventanas, así que la imaginación empieza a buscar ideas como cuando un celular busca la señal de alguna antena”, agrega el actor, que vuelve a las tablas después de sus recientes papeles en la película El prófugo y la serie Manual de supervivencia.

La metáfora sintoniza con la temática de esta obra: “La era de los influencers ha llegado. Leo y Daniel no son ajenos a las nuevas demandas del mercado, cada vez más dominado por inteligencias artificiales; saben que sus principales armas de batalla son las apps de sus dispositivos electrónicos, que deben mantener actualizadas. Además, claro, deben seguir especializándose en música y pantomima, sus respectivas disciplinas, si quieren lograr un espectáculo de calidad”, adelanta el texto que promociona la pieza teatral. La intrusión de un tercero que pone en peligro el proceso de la obra y la reputación de los protagonistas obliga a este dúo a permanecer con la guardia alta y asegurarse de mantener sus baterías cargadas y sus paquetes de datos activos sobre el escenario.

El humorista gráfico Gustavo Sala estuvo a cargo del diseño del afiche de la obra
El humorista gráfico Gustavo Sala estuvo a cargo del diseño del afiche de la obra

A priori, se podría pensar que la lógica de las pantallas entra en conflicto con la presencia que reclama el teatro, sin embargo –dice Hendler– “los celulares no son un objeto tabú en esta obra; están ahí, como si fueran parte de nuestro cuerpo”. “Los personajes que interpretamos ocupan buena parte del tiempo interactuando con sus teléfonos y, en general, el público accede a esas actividades porque ellos van compartiendo sus navegaciones y todo lo que reciben o mandan desde los aparatos”, agrega el actor uruguayo, de quien muchos guardan el recuerdo de la publicidad de telefonía e internet que lo lanzó a la fama. Precisamente, avanzó en esta colaboración con Maslíah a través de correspondencias electrónicas y ensayos por videoconferencia, que en las últimas semanas sumó los encuentros presenciales.

Ninguno de los dos descuida en el día a día sus perfiles en redes sociales, aunque como le pasa a cualquier mortal, hay algo de ese ritmo frenético que se les escapa. “A diferencia de mi personaje, que en la obra usa las redes como si fuera un pescador, para atraer hacia él distintos beneficios, a mí me inhiben las redes. Pero no pierdo la esperanza de algún día usarlas más y mejor”, le dice Hendler a Infobae Cultura.

Maslíah, no obstante, aclara que en verdad las redes sociales no forman parte de la trama, “más allá de alguna referencia ocasional”. “En mi caso tengo una presencia bastante sostenida en Instagram y Youtube, pero también estoy en la flamante Meta, en Twitter y en Tiktok aunque ahí no me sigue casi nadie”, define irónicamente este artista todoterreno, que compuso la música de Influencers, la cual le concede el cierre al también músico Tomi Lebrero con su canción que lleva por título el mismo de la obra. Será cuestión de apagar nuestros celulares por un rato y seguirlos a ellos.

* Influencers. Viernes 3 y 10 de diciembre a las 22hs / Sábados 4 y 11 de diciembre a las 20hs, en el Teatro Picadero (Pasaje Discépolo 1857, CABA). Entradas en venta por PlateaNet.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR