Los pequeños del hogar opinan: 10 libros para disfrutar durante el otoño

Un compilado de lujo que promete aventuras, risas, personajes entrañables, magia y mucho más en esta selección de novedades -y no tanto-. #LijEnInfobae

infobae-image

La cuarentena se alarga y en el mundo adulto, en estos días, se produce y se discute en torno a la lectura. Los que dicen que no pueden parar de leer, las que no paran de proponer lecturas, las que queremos leer, pero tenemos mucho trabajo. Las y los que quieren leer y no pueden concentrarse.

¿Y los chicos? ¿Y las chicas?

Niños, niñas y jóvenes también atravesados por la cuarentena, tomados por las pantallas obligatorias, ¿desean leer? ¿Qué eligen? ¿Qué leen?

Estas preguntas me llevaron a buscar modos de escucharles, de oír sus voces, de saber de sus elecciones, de contrastarlas con las mías. De investigar las que me nombraban y no conocía.

El aislamiento social preventivo y obligatorio nos agarró en casa. Y si bien ahora por suerte se pueden comprar libros y hay una campaña en la que las librerías de barrio se agruparon para resistir, proponiendo libros que pueden llegar, como abrazos, también invitó a adentrarse en los libros que estaban disponibles en cada hogar.

Roberto Juarroz tiene un poema que dice Dibujaba ventanas en todas partes. Eso hice, a través del mail y de WhatsApp.

El procedimiento fue el siguiente: Les pregunté por intermedio de sus madres y algunas veces en directo, qué leían.

Uno que no falla

Harry Potter y la piedra filosofal. (Y todos los que siguieron) Escrito por J.K. Rowling. Barcelona: Salamandra, 1999. Traducido por Alicia Dellepiane Rawson.

Cami, More y Emi son hermanas. Tienen 18 y 11 años. Ante la pregunta, su mamá me cuenta que están leyendo en voz alta a Harry Potter. El uno, una escena tan hermosa de mediación, que también se repite por aquí, entre mis dos hijos de 18. Pero con el número 6: Harry Potter y El misterio del Príncipe. Oli de 10 también lo está leyendo y Tati de 12 lo tiene como libro de cabecera, desde que lo leyó vuelve a repetirlo.

 Harry Potter y la piedra filosofal
Harry Potter y la piedra filosofal

¿Puede una carta cambiar la vida de una persona para siempre? Eso es lo que le ocurrió a Harry Potter el día de su cumpleaños. Harry Potter es huérfano, y vive con sus tíos y su primo Dudley que es insufrible. La carta en cuestión es del Colegio Hogwarts de Magia. A partir de ese momento, la vida de Harry cambia totalmente. Encantamientos, y tácticas de defensa contra las malas artes, trucos increíbles. Además, se encontrará con Ron y Hermione, y muchos amigos más y por supuesto, también enemigos terribles. En este libro Harry y sus amigos deben enfrentarse a Lord Voldemort, quien quiere obtener el poder de la piedra filosofal. Harry tiene una cicatriz en forma de rayo, que se hizo durante la noche de Halloween de 1981.

Una historia que no para de atrapar lectores. Que se lee y se relee. Mi hijo más grande lo esperaba en tiempo real. Llamábamos a Carola Martínez, que en ese entonces era la librera en nuestra librería del barrio. Y ella nos lo guardaba recién sacado del horno. Ahora muchos lectores llegan al libro luego de ver la película. A lo largo de los siete libros, entran en la vida de Harry Potter, van creciendo con los personajes entre los 11 y los 18 años. Y para quienes quieren siempre saber más, en el último libro hay un epilogo que cuenta como siguieron las vidas de los personajes.

Recomendadísimo para niños, niñas y jóvenes.

Dos con nombre propio

Olivia la espía, escrito e ilustrado por Ian Falconer. México: FCE, 2018. Traducido por Susana León.

Olivia viene por todos lados. Dani tiene 7 años, su mamá me manda la foto de ella y su hermano Agus en videollamada con sus abuelos. Ella lo eligió para leérselos en voz alta. La escena es hermosa, el celular conectado al televisor les permite instalarse en la charla. Bruno, relee los libros que hay en su casa. Me manda una foto de una pila de veinte. Son seis los títulos que tienen a Olivia como protagonista.

infobae-image

Para quienes no la conocen, Olivia es una cerdita que vive con su familia, a la que vuelve un poco loca. Usa casi siempre un traje a rayas rojo o negro. Ella pregunta mil veces todo. Personalmente me enamoró la escena del primer libro, editado en el 2000, en el que luego de ir a pasear con su mamá en el museo, vuelve a su casa y solita hace un cuadro fiel al estilo del Jackson Pollock que habían visto -y admirado- en su visita. Olivia vive con su mamá, su papá y su hermanito Ian.

Olivia, la espía comienza cuando Olivia escucha a su mamá quejándose de ella por teléfono. Y entonces, decide pararse a escuchar…

“-Le dije: “No la llenes hasta el tope. No pongas todas las moras. Y no uses demasiada leche o salpicarás todo.”

-Mami, YO SÉ cómo usar la licuadora.

-Y adivina que quién tuvo que limpiar eso. Después -continuó su mamá- ocurrió el incidente con la ropa sucia…

Ian Falconer dibuja con línea negra y fina. Suele trabajar con fondo blanco y a veces pone planos de color en alguna parte de la doble página. Su paleta es reducida. Imágenes y texto van narrando la historia que invita a ir y venir entre sus páginas, una y otra vez. Los personajes son muy expresivos.

Recomendado para niños y niñas. Desde muy chiquitos.

Eleodoro, escrito por Paula Bombara, con ilustraciones de Melina Canale. Buenos Aires: Norma (Torre de Papel), 2004.

Felipe tiene 6 años. Es mi sobrino. Durante la cuarentena, le doy a votar entre varios y la elije para que se la lea en voz alta por entregas.

infobae-image

Eleodoro es el muñeco preferido de un nene que se llama Nahuel. Pero un día, se pierde. ¿A dónde van las cosas cuando se pierden? ¿Cómo desafían al olvido?

“Durante la caminata, Eleodoro fue conociendo mejor la organización el Continente Deloquesepierde. Él había caído en el Desierto de las letras, pero tendría que haber llegado a la Ciudad de los Juguetes.

En el Desierto de las Letras vivían todas aquellas letras que la gente olvida decir, leer o escribir.”

Eleodoro y Nahuel van atravesando distintos lugares durante los once capítulos que conforman la novela. Tristeza, apego, dolor, amistad, amor, juego, infancia, son algunos de los condimentos que aparecen y le van dando cuerpo a esta historia muy disfrutable con las personas más pequeñas de la casa. Cada capítulo tiene un título que nos da algunas pistas: Caída tras caída, El sueño de Nahuel, El Río del Olvido. Nahuel en un momento se siente como adentro de Alicia en el país de las maravillas, de Lewis Carrol. Tal vez por que transcurre, al menos, en dos planos, entre sueño y realidad ficcional.

Una novela para compartir en voz alta antes de dormir, por ejemplo. Y también muy recomendada para las primeras lecturas autónomas. La editorial lo recomienda a partir de 7 años.

Dos de María Elena

Dailan Kifki, escrito por María Elena Walsh, ilustrado por Pedro Vilar. Buenos Aires: Alfaguara, 2015.

Olivia de 10, la primera vez que hablé con su mamá, estaba leyendo a Harry Potter y esperando el segundo de Las Súper 8, de Melina Pogorelsky. La segunda vez que hablé con su mamá, le pide que me cuente que ahora lee Dailan Kifki.

infobae-image

Se imaginan encontrarse una mañana una “montaña gris.” No era un cachorro, ni un pajarito caído de algún nido, ni gato bebé. Era un elefante. Y si cuando la encontrás estás paseando a tu malvón, la cosa se pone hasta la trompa de disparatada. Y si encima la protagonista tiene un hermano que se llama Roberto y se pasa diciendo durante toda la novela “estamos fritos”, la aventura de esta historia se vuelve imperdible.

La narradora cuenta cómo le cambió la vida a toda la familia a partir de ese encuentro. El elefante venía con una carta que decía: “Estimada señorita: Yo me llamo Dailan Kifki y le ruego no se espante porque soy un elefante. Mi dueño me abandona porque ya no puede darme de comer. Confía en que usted, con su buen corazón, querrá cuidarme y hacerme sopita de avena. Soy muy trabajador y cariñoso, y, en materia de televisión, me gustan con locura los dibujos animados.

¡Imagínense!

¿Se imaginaron?

¿Se imaginan qué problema?

Uno puede encontrar un gato abandonado en un umbral, puede encontrar un perro, una cucaracha, una hormiga extraviada... ¡hasta un bebé con pañal y alfiler de gancho! Todo, menos un elefante.

Oli dice que lo que le encanta y le resulta muy gracioso que se va sumando siempre más gente y van todos juntos a todos lados.

Muy recomendado para lectores que quieren una novela de largo aliento, pero también para leerles a los más chicos por entregas. Otra Olivia, mi sobrina, también lo disfrutó un montón cuando se lo regalé y su mamá se lo leyó. Tenía 5 años. Ahora, que tiene 7, lo sigue recordando.

El reino del revés, escrito por María Elena Walsh, ilustrado por Pedro Vilar. Buenos Aires: Alfaguara, 2015.

Uno de los imprescindibles de María Elena es este libro que elige Corina, que vive con su mamá en Alemania. Dice que les encanta porque la edición es igual que la que su mamá leyó de chica, y que además de leerlo y cantarlo, se pasan muchas horas mirando los dibujos.

infobae-image

Publicado por primera vez en 1965, el libro reúne 38 poemas y canciones entre las cuales se encuentran algunas de sus letras más conocidas: El país de no me acuerdo, Canción del jardinero, Canción del jacarandá… ¿quién no se acuerda de “al este y al oeste/ llueve y lloverá/una flor y otra flor celeste/del jacarandá”. Qué misterio los colores… No sé si saben, pero en ruso hay una palabra que define el color de la flor del jacarandá: esa palabra es seréñeve.) También podemos encontrar La reina batata y El twist del mono liso entre muchos otros poemas y canciones.

El mar

Si el mar fuera una enorme naranjada

yo probaría media cucharada,

pero como es de avena

lo dejo allí en la arena,

porque la sopa no me gusta nada.

Las ilustraciones de Pedro Vilar acompañan la propuesta de disparate y de juego, en línea, con una paleta de dos colores, con mucho detalle, tramas y además, incluye algunas fotografías entremezcladas con los dibujos. Una propuesta para decir, cantar, escuchar y mirar.

Recomendado para niños y niñas de 0 a 103 años.

Dos de cumpleaños

Mi cumpleaños de la suerte, de Keiko Kasza, Buenos Aires: Norma (Colección Buenas Noches), 2018?

Cae cumple 4 en septiembre. Dice su mamá que fue uno de los libros elegidos durante gran parte de la cuarentena. Que le encanta. Va y viene con el libro. Después de este, su mamá le compró No te rías, Pepe, otro que también yo recomiendo y mucho.

infobae-image

“-¡Hoy es mi cumpleaños y estos dientes están listos para darme un gran gusto!”

Coco cocodrilo cumple años. Ni bien se despierta, piensa que para celebrarlo se merece un gran banquete… un pollito, o un cerdo. Pero justo en ese mismo momento, cuando estaba pensando qué comer, aparece en su puerta un cerdo, que dice que también cumple años. ¿Podrán celebrarlo juntos?

La autora propone imágenes y textos que piden ser contados una y otra vez. Dice que le encanta contar historias. En general sus historias tienen la estructura de los cuentos tradicionales. Crea personajes que buscan, que son curiosos e inquietos. Su propósito es que lectores y lectoras se diviertan con sus historias. Que las disfruten. Y lo logra.

Recomendadísimo especialmente para las personas más pequeñas de la casa que suelen pedirlo una y otra vez, y también para los que empiezan a leer solos.

El mejor regalo del mundo. Escrito e ilustrado por Claudia Bielinsky. Edelvives, 2016.

Iván tiene casi 4 años. Su mamá me mandó varios mensajes con sus libros preferidos. Este lo estaba leyendo en la cocina, a upa de su papá.

infobae-image

Es el cumpleaños de Papá Oso y diez sorpresas lo esperan. Sus hijos las prepararon porque quieren, y así lo anunciaron, hacerle “el mejor regalo del mundo”. A partir de la primera pista, Papá Oso se pone a buscar recorriendo todos los lugares de la casa, y quienes leemos, buscamos con él. Este libro con sus solapas invita a lectores pequeños a meterse en la historia, participando, alimentando la curiosidad y permitiendo “estar adentro” del libro. Del uno al diez, un libro cargado de colores para leer, jugar, esconderse, mirar y disfrutar.

Especialmente recomendado para las personas más pequeñas de la casa.

Tres protagonizados por chicas

Natacha, escrito por Luis María Pescetti, con ilustraciones de Pablo Fernández. Buenos Aires: Loqueleo, 2015.

Juan Romeo tiene 8 años. Le encanta leer. Historietas, novelas, cuentos, libros álbum. Con la cuarentena, anduvo por varias lecturas, El libro salvaje, de Juan Villoro, y luego se entusiasmó con Natacha y se está leyendo todos.

infobae-image

Natacha es una nena preguntona y curiosa. Y en este libro la conocemos. Su mamá tiene que hacer mucho esfuerzo con todas las preguntas y planteos que ella le hace. Su perro, el Rafles, es tan travieso como ella. Su mejor amiga es Pati y juntas conforman “Las Chicas Perla”. Son amiguísimas, súper buenas con todo el universo salvo con “Las chicas Coral”. Juntas viven varias aventuras: Bañar al perro, cocinar sin permiso, hacer la tarea. En otras, las aventuras son todo lo que sucede a partir de sus ideas locas y todo lo que eso genera en su mamá y su papá. Natacha es capaz de pedir mil cuentos a la hora de dormir, leer la mente, entre muchas otras.

“- ¡Natacha! ¿¡Qué hace este hueso de pollo en el sillón de tu cuarto!?

- ¡Mamá, cuándo los ladrones se llevaron a Rafles no le dieron tiempo de ordenar el cuarto!

- ¿Vos dejás que el perro coma en tu sillón?

-Si se porta mal no.

- ¡¿Cómo si se porta mal?! ¡Nunca tiene que comer en el sillón! Esta hecho un asco.”

En este libro, conocemos como Rafles llega a la casa y cómo se convirtieron Natacha y Pati en “Las chicas Perla”. Son 20 historias con mucho diálogo. Eso habilita lecturas a dos o más voces que aseguran carcajadas imparables. Pescetti es un cazador de lectores, y la serie de Natacha es de esos libros que conquistan a los más rebeldes.

Publicado por primera vez en 1998, Natacha es el que abre este universo para quedarse a vivir durante mucho tiempo, y luego seguir con otros Pescetti: Frin, Lejos de Frin, Nadie te creería, entre otros. Humor, amistad, enojos, risas, aventuras cotidianas de interior para no parar de leer, reír y compartir.

Si quieren chusmear, varias historias de Natacha están disponibles en la página del autor. Recomendado para niños y niñas que disfrutan leer solos y también con otros.

Tina en el Kilimanjaro. La montaña que brilla. Escrito e ilustrado por Araceli Segarra. Editorial Alpina, 2009. (Colección “Los viajes de Tina”)

Maite es la nieta de mi amiga Mirta. Los libros de Tina son de sus favoritos. Me cuenta su mamá que estos libros le encantan porque aprende y se divierte un montón.

infobae-image

La autora, Araceli Segarra, además de escribir e ilustrar, es alpinista. En un principio, Maite me mostró todos los que tenía. Pero ante el pedido de elegir, me dijo que Tina en el Kilimanjaro era su preferido del momento. El viaje de este libro es hacia Tanzania, corazón de África, para colaborar con un hospital de una aldea de la tribu Masai.

“Manjara, la hija de la doctora, le enseña las plantas que cultivan en los viveros. Pero hay una, la artemisia, que ya no se puede encontrar en los alrededores. La artemisia es una planta muy importante porque puede ayudar a curar la malaria.”

Cada libro cuenta el viaje hacia una cumbre distinta y los encuentros que allí tienen lugar. Tina siempre se amiga de alguien del lugar y juntos viven una aventura.

Los otros títulos de su lista son: Tina en el Aconcagua. El centinela de piedra, Tina en el Everest. El techo del mundo, Tina en la Antártida. El continente blanco y Tina en el Denali. La tierra de los espíritus.

Muy recomendado para niñas y niños curiosos y viajeros.

Una novedad a pedido

Las súper 8. Un verano de película. Escrito por Melina Pogorelsky. Editorial Ralenti. (programado para agosto de 2020)

Muchos de los chicos y chicas con los que me comuniqué dijeron que habían leído Las Súper 8. Un misterioso comienzo y que estaban esperando que saliera ya el segundo título. Entonces le escribí a Violeta, una de las editoras, a ver si nos podía contar un poco sobre el nuevo libro. Su respuesta, por suerte, no se hizo esperar.

infobae-image

La historia transcurre en el mismo camping, un año después. Las amigas se vuelven a juntar luego de un año de comunicación por todos los medios: mails, llamados y chats. Crecieron y tienen un proyecto que realizar juntas: filmar una película de zombis en Súper 8.

Violeta nos cuenta sobre este nuevo episodio de las súper 8: “Tendrá nuevos cómics creados por Nati, además del diario de la película, con el arte, los disfraces, las escenas y mucho más. Las chicas tendrán que ayudarse con nuevas situaciones, como el bullying cibernético. Además, como en el libro anterior, "develarán algunos misterios del pasado.” La tapa que nos adelanta tiene un clima que dan ganas de adelantar el tiempo y tener ya el libro en las manos.

Hasta aquí, las recomendaciones de este otoño de guardar. Me quedaron muchos libros pendientes. Ya vendrán en próximas columnas.

Mientras, la cuarentena sigue, el cuidado es colectivo y leer puede ser un modo maravilloso de guarecerse, de salir, de viajar, de conocer otros mundos posibles.

En La historia interminable, otro libro para compartir con niños, niñas y jóvenes que tengan cerca, Michael Ende escribe: Me gustaría saber – se dijo-, qué pasa realmente en un libro cuando está cerrado.

Naturalmente, dentro hay sólo letras impresas sobre el papel, pero sin embargo... Algo debe de pasar, porque cuando lo abro aparece de pronto una historia entera.”

Ojalá tengan la oportunidad de abrir -y disfrutar- muchos de estos libros.

SIGA LEYENDO

10 novelas juveniles para leer en cuarentena, según Martín Blasco

Memoria, identidad e imaginación: diez libros infantiles y juveniles para disfrutar y reflexionar durante la cuarentena



MAS NOTICIAS