Están diseñadas en tres capas, la del medio es clave para el confort y se imprime en 3D.
Están diseñadas en tres capas, la del medio es clave para el confort y se imprime en 3D.

La máxima tecnología puesta al servicio de la exclusividad. Poder pertenecer al universo premium tiene sus privilegios: significa estar en la primera línea de las innovaciones más extremas, muchas de ellas incluso provenientes de la competición, pero con un enfoque muy selecto, centrado en la calidad y en la máxima distinción.

Uno de los últimos ejemplos de vanguardia asociada a la sofisticación lo aporta Porsche, que empezó a implementar butacas impresas en 3D con la forma del cuerpo del conductor para asegurar el máximo confort de los clientes de la casa de Stuttgart. Mediante esta técnica, el fabricante alemán desarrolla específicamente la zona central del asiento, y de este modo los usuarios pueden elegir entre tres tipos de rigidez: dura, media o blanda.

Versiones Cayman y Spyder del 718, serán de las primera en contar con esta novedad.
Versiones Cayman y Spyder del 718, serán de las primera en contar con esta novedad.

Además de un ajuste ergonómico similar al que se encuentra en los modelos de competición, esta butaca también ofrece un diseño único, menor peso y mayor comodidad. En principio, estará disponible desde mayo para los conductores de Porsche 911 y 718 en Europa, aunque con una edición limitada de solo 40 prototipos para utilizar en circuitos. De esa experiencia con los clientes, la marca planea realizar ajustes y ya disponer de la homologación para implementarlo en los vehículos de calle a mediados de 2021.

Así lucen las nuevas butacas Porsche, el área roja está impresa en 3D.
Así lucen las nuevas butacas Porsche, el área roja está impresa en 3D.

Esta nueva butaca ofrece una estructura fabricada con tres capas: un soporte base hecho de polipropileno expandido, al que se le suma una capa clave para el confort realizada con materiales a base de poliuretano, impresos en 3D. Luego se recubre con un material resistente llamado Racetex, que incluye un diseño con perforaciones especiales para favorecer la refrigeración del asiento. Es decir, la impresora 3D hace la parte central acolchada del cojín y del respaldo.

El flamante interior del mítico 911, también tendrá esta variante.
El flamante interior del mítico 911, también tendrá esta variante.

“Con el asiento impreso en 3D con la forma del cuerpo, de nuevo estamos dando a los clientes de los autos de producción en serie la oportunidad de experimentar tecnología importada de la competición”, aseguró Michael Steiner, responsable de Investigación y Desarrollo de Porsche.

Con esta nueva tecnología, el fabricante alemán vuelve a introducir desarrollos del mundo de las carreras en sus autos de calle: un asiento deportivo personalizado en un Porsche es algo a lo que muy pocos usuarios podrán resistirse. Un detalle tan sofistica como útil para mejorar la experiencia de manejo a bordo de deportivos extremos.

Así es el interior actual del modelo 718. Tendrá las nuevas butacas.
Así es el interior actual del modelo 718. Tendrá las nuevas butacas.

“El asiento es la interfaz entre el hombre y el auto, un elemento importante para una conducción deportiva y precisa. Este es el motivo por el que desde hace ya mucho tiempo se utiliza una carcasa personalizada en el asiento de cada piloto. El nuevo asiento sirve para dar a los clientes la oportunidad de experimentar tecnología importada de la competición", señala Steiner.

Los asientos impresos en 3D ya homologados para el uso fuera de circuitos, con sus tres niveles de dureza y confort, estarán disponibles desde mediados de 2021 en la fábrica Exclusive Manufaktur de Porsche, la división especial de la marca que se encarga de la personalización de sus modelos. A largo plazo, en la firma esperan seguir sumando adaptaciones a pedido de sus clientes mediante la tecnología 3D.

El Porsche 911, junto con el 718, será de los primeros en contar con el nuevo desarrollo.
El Porsche 911, junto con el 718, será de los primeros en contar con el nuevo desarrollo.

SEGUÍ LEYENDO: