Pedido de Estados Unidos para reconsiderar viajes a Perú por criminalidad y terrorismo es “una llamada de atención”

El Departamento de Estado aumentó la alerta a nivel 3 de 4, lo que podría tener un impacto en la ya golpeada industria turística. Presidente de Apavit dijo que esto se debe a la crisis política que atraviesa el país.

El Perú se prepara para la movilización de viajeros por Semana Santa 2022 y el ingreso de turistas que llegan a celebrar al interior de nuestro país. Composición: Infobae Perú.
El Perú se prepara para la movilización de viajeros por Semana Santa 2022 y el ingreso de turistas que llegan a celebrar al interior de nuestro país. Composición: Infobae Perú.

Estados Unidos recomendó este miércoles a sus ciudadanos replantearse los viajes a Perú al considerar que el riesgo de sufrir delitos o actos de terrorismo ha aumentado en algunas zonas del país. En un comunicado, el Departamento de Estado de EE.UU. anunció que ha elevado la alerta de viaje de Perú al nivel 3 - de un máximo de cuatro niveles-, lo que implica “evitar los viajes debido a serios riesgos para la seguridad”.

Además, pidió expresamente no viajar al departamento de Loreto, en la frontera con Colombia y Ecuador, ni al Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro por la presencia de terrorismo.

Afirmó que la presencia de traficantes de droga y las empobrecidas infraestructuras del departamento de Loreto “limitan la capacidad” de las autoridades peruanas para hacer cumplir la ley. Mientras que en los valles de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro, permanecen remanentes del grupo terrorista Sendero Luimonoso, que ataca “instalaciones y personal del Gobierno peruano”.

Al respecto, Carlos Gutiérrez, gerente general de la Asociación de Empresas de Transporte Aéreo Internacional (AETAI), comentó que definitivamente no es la mejor noticia ya que igual puede generar una reconsideración en los viajes al Perú desde Estados Unidos, “pero dentro de todo acotan la recomendación de no viajar a la zona del VRAEM y Loreto, esto último en la zona de frontera con Ecuador y Colombia, zonas que desde hace mucho tiempo tienen problemas de control por parte de las autoridades”.

En cualquier caso, para el ejecutivo es “una llamada de atención” para que las autoridades desplieguen las acciones necesarias para brindar la seguridad que todos merecen, turistas y residentes

En tanto, el presidente de la Asociación Peruana de Agencias de Viajes y Turismo (Apavit), Ricardo Acosta, calificó esta decisión como lamentable y señaló que se debe a la pésima imagen país que estamos proyectando en el extranjero. “Valga decir que Estados Unidos no es el único país en advertir a sus ciudadanos a visitar el Perú, todo gracias a la crisis política por la que atraviesa nuestro país”, apuntó.

“El sector turismo, uno de los pilares de la economía y generador de gran cantidad de empleos, continúa recibiendo piedras y palos, debido a las constantes huelgas, a los bloqueos de carreteras, a la inseguridad ciudadana, a la corrupción a todo nivel y a la pésima administración del Estado que carece de los mínimos conocimientos para sacar al país de la crisis”, expresó.

Señaló también que el tema de la ampliación del plazo de gracia del programa de préstamos con garantía estatal Reactiva es una burla para las empresas del sector, ya que pretenden aumentar los intereses del 2 % al 17 %. “Es más todavía no regulan el tema, motivo por el cual muchos ya vienen pagando la segunda cuota”, precisó Acosta.

CUIDADO EXTREMO

El Departamento de Estado dijo que delitos como hurtos, robos de vehículos, atracos y agresiones “son comunes en Perú y pueden ocurrir durante el día a pesar de la presencia de testigos”.

Afirmó además que el crimen organizado comete “bloqueos” en las carreteras de las afueras de Lima para robar. Y advirtió además de casos de estadounidenses que han sido víctimas de violaciones y problemas de salud al participar en ceremonias de ayahuasca, una bebida indígena que genera efectos alucinógenos.

La semana pasada, Estados Unidos también elevó a nivel 3 la alerta de viaje a Ecuador debido a los “disturbios y la criminalidad” relacionadas con las protestas indígenas contra el Gobierno.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR