Keiko Fujimori tras crisis médica de Alberto Fujimori: “Solo ha sido un susto, no sé si la próxima vez lo sea”

La lideresa de Fuerza Popular lamentó que las autoridades le hayan negado la libertad a su padre pese al fallo del Tribunal Constitucional.

Keiko Fujimori declaró a la prensa tras visitar a su padre, Alberto Fujimori, en una clínica local.
Keiko Fujimori declaró a la prensa tras visitar a su padre, Alberto Fujimori, en una clínica local.

A su salida de la Clínica Centenario, en donde se encuentra internado el expresidente del Perú Alberto Fujimori, Keiko Fujimori dio más detalles del estado de salud de su padre, quien sufrió esta mañana una descomposición dentro del penal de Barbadillo, donde cumple una condena de 25 años por los crímenes de Barrios Altos y La Cantuta.

La lideresa de Fuerza Popular contó a la prensa que Fujimori Fujimori ya se encuentra estable en la Unidad de Cuidados Intermedios. Sin embargo, su familia vivió “muchas horas de espera y angustia” por desconocer el diagnostico de su progenitor, quien atravesó una crisis de fibrilación auricular.

“Leímos los comunicados de EsSalud y lo que nos preocupa en estos momentos es la frecuencia en las que mi padre está haciendo estas crisis de fibrilación auricular. Cuando él hace este tipo de crisis, lo más importante es que él pueda llegar a tiempo y pueda ser evaluado en una sala de Cuidados Intensivos o cuidados de Trauma Shock”, dijo en los exteriores del nosocomio ubicado en Pueblo Libre.

“Felizmente, los médicos de EsSalud actuaron a tiempo y lograron estabilizarlo. Mi hermano Kenji y yo hemos venido para darle ánimos, fuerzas, y para decirle que tiene que resistir, que debe salir adelante. Voy a tratar de venir mañana con una de mis hijas”, agregó.

En medio de sus declaraciones sobre la salud de su padre, la excandidata a la Presidencia del Perú lamentó que las autoridades le hayan negado su libertad pese al fallo del Tribunal Constitucional, por lo que los exhortó a volver a evaluar su excarcelación poniendo como tema de fondo sus patologías.

“Pero la reflexión más importante que quisiera dejar es que las autoridades competentes negaron la posibilidad de su libertad dado por el Tribunal Constitucional, sin haber evaluado el tema de fondo, que es el estado tan frágil de su salud. Esto lo evidencia en todas estas crisis que ha hecho en los últimos meses. Ojalá estas autoridades puedan hacer un análisis”, detalló.

“Este día ha sido bastante largo porque no teníamos mucha información acerca de mi padre. Hoy, gracias a Dios, ha sido un susto, pero no sé si la próxima vez seguirá siendo un susto. Conforme pasan cada vez estas crisis, su salud se sigue deteriorando más. Por eso pido su libertad, para poder velar nosotros por su salud. Es evidente como a lo largo de estos años, le han ido apareciendo una serie de enfermedades adicionales”, continuó.

La lideresa de Fuerza Popular lamentó que las autoridades le hayan negado la libertad a su padre pese al fallo del Tribunal Constitucional.

Cabe recordar que el pasado 17 de abril, Fujimori Fujimori vivió la misma situación cuando ingresó al servicio de emergencia del Hospital II Vitarte, a bordo de una ambulancia del INPE, por una taquicardia. Fue estabilizado por los médicos del área de traumashock y derivado a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Desde allí fue llevado a la clínica Centenario Peruano Japonés para que sea monitoreado.

En ese entonces, su hija Keiko dijo que la salud de su padre había empeorado debido al fallo de la Corte Interamericana de Derecho Humanos (Corte IDH) que ordenaba que continúe en prisión hasta que se resuelva la solicitud de medidas provisionales presentadas por los casos de Barrios Altos y La Cantuta.

Yo creo que las últimas decisiones legales, sin duda, han afectado la salud de mi padre. Se demuestra lo frágil que está de tantas enfermedades que él tiene. Nosotros, como familia, esperamos que él se recupere y que él pueda vencer cada una de estas situaciones complejas por las que atraviesa”, manifestó.

Y cuando conoció el veredicto de la Corte IDH la primera vez, la también excongresista manifestó que se sentía desilusionada por la decisión de que su padre debía permanecer en el penal de Barbadillo.

“Le pedimos a Dios que le de mucha fuerza a nuestro padre, creo que es lo que él más necesita para poder sobrevivir y para poder resistir frente a esta desilusión. También le pedimos a Dios que perdone a todas las personas que han generado este maltrato y se burlan del dolor de nuestra familia. No les deseamos el mal a nadie, que Dios los perdone”, concluyó.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR