Celos, insultos, confesiones amorosas y hasta un plátano con ocopa: Todos los chats de Mario Irivarren y Vania Bludau

Dos programas de espectáculo difundieron el contenido de los chats de Mario Irivarren y Vania Bludau, cuando aún mantenían una “tóxica” relación amorosa.

Los violentos chats de Mario Irivarren y Vania Bludau. (Foto: Composición Infobae)
Los violentos chats de Mario Irivarren y Vania Bludau. (Foto: Composición Infobae)

Se conocieron en Combate, se enamoraron años después y ahora están enfrentados mediáticamente por demostrar quién tiene la razón. Vania Bludau y Mario Irivarren han ventilado al público pasajes oscuros de su relación amorosa, que para muchos era considerada “perfecta” varios meses atrás. Mientras que la modelo peruana asegura que su expareja la agredió en varias oportunidades, el exchico reality niega ser un hombre agresivo y le pide que muestre pruebas de dichos episodios de violencia.

En medio de estos dimes y diretes, ambos difundieron conversaciones de WhatsApp para demostrar cómo era realmente su relación sentimental en cuatro paredes. Ninguno de los dos salió bien parado. Tanto Magaly Medina, Rodrigo González y Gigi Mitre, quienes tuvieron acceso a estos chats privados, confirmaron que la pareja hizo bien en separarse, pues se hacían daño mutuamente.

A continuación, la transcripción de los chats de Mario Irivarren y Vania Bludau, los cuales fueron entregados a los programas de espectáculo Amor y Fuego y Magaly TV La Firme como evidencia de las continuas peleas que mantenían cuando estaban juntos.

ESCENA DE CELOS

En esta conversación, Mario Irivarren relata que se peleó con Vania Bludau porque ella pidió que borrara una publicación de Instagram. Según él, su enojo proviene porque el post incluía la aerolínea donde trabaja una de sus exparejas.

V: ¿Me haces el favor de quitar eso? ¿O ya es muy tarde?

M: ¿Por qué, amor?

V: Porque no quiero que ninguna de tus amigas de esta aerolínea te hagan conversa por esa vaina. Que me imagino ya es tarde, realmente me llega y lo sabes.

M: Amor, ¿en serio? Ya estás llevando esto a un extremo.

V: Ya te expliqué. ¿Qué quieres? Yo también voy a publicar los scores de Los Yankees. Bueno, cumplo con comunicartelo. No te diré más. Pensé que estábamos claros de lo que hablamos el fin de semana.

M: No te puede molestar que publique una noticia que deja en manifiesta lo machista y misóginos que son los hombres en este país solo porque la nota tiene una referencia a la aerolínea. No tiene justificación. En serio, no estás bien, Vania.

Vania Bludau y Mario Irivarren.
Vania Bludau y Mario Irivarren.

DISCUSIÓN POR SALIR A JUGAR VOLEY

En ese chat difundido, se revela que Vania Bludau mantuvo una fuerte discusión con Mario Irivarren porque este se fue a jugar vóley con un amigo suyo, quien forma parte de la comunidad LGTB. Esto sucedió en el verano, cuando ambos habían alquilado una casa en la playa.

V: Oye, en vez de irte con el tío cabr..., anda compra agua. Ta’ que te llaman y vas corriendo, qué mier… A mí me mandas a comprar sola.

M: ¿Vania, en serio? Qué vaina contigo, bájale un cambio.

V: Sí, Mario, en serio. Qué jod… contigo. Sí me llega que salgas corriendo.

M: ¿Te pones especial los fines de semana, no?

V: Él te dice vamos y yo tengo que verte ahí sentada mientras coordinas con el cabr... Y luego, te quedas ahí.

M: Oye, ¿qué te pasa? Estás enferma.

V: Te encanta esa vaina. Más hombres, pues.

M: Estoy yendo a jugar vóley, enferma.

V: Si quieres vete a correr, pero ¿por qué con él?

M: ¿Por qué malogras los fines de semana? ¿Me estás tramitando por un tío gay?

V: Porque no me gusta que pares con cabr...

M: ¿Qué ch… tienes?

V: Te pulsean.

M: ¿Qué te pasa? ¡Date cuenta! Pide ayuda, en serio.

V: O sea, yo no paro con hombres, ni con lecas que me quieren levantar.

M: ¿Tú crees que a mí me importaría que pares con una lesbiana? ¿Qué clase de ridiculez es esa?

V: Ya, ok, a ti no te importa nada. La historia de siempre. Esa dejadez de toda la vida. Que cagad... de pareja siempre, no te importo ni mie… Anda, clávalo.

M: Estás enferma, en serio. ¿Tenerle celos a ese tío? Ya es algo crítico.

V: No, enferma no. No es celos de él. Es tu cerebro el de siempre.

M: Yo solo quiero bajar a hacer deporte y tú te inventas cojudeces.

V: Ok, luego no me preguntes por qué estoy así.

M: Nuevamente te digo, no sé qué pretendes con esto, pero solo te digo que nada positivo vas a sacar. Si vas a estar así, avísame para irme y me ahorro el mal rato.

V: Maltrato, diría yo. A la que dejas por un cabr…

PELEA EN DISCOTECA DE PUNTA HERMOSA

En enero de 2021, Vania Bludau fue captada por las cámaras de Amor y Fuego regresando a su casa sola a las 3 a.m. En su momento, dijo que se fue de la discoteca sin Mario Irivarren porque tenía que cuidar a su sobrina. Sin embargo, la conversación de WhatsApp revela que discutieron porque su expareja le escondió una botella de tequila, por lo que ella se retiró molesta.

V: Qué mier…. eres conmigo. Encima me ignoras toda la noche.

M: Vamos, ya nos vamos. ¿Dónde estás?

M: Por favor, ¿dónde estás?

V: No me jod… ¿Qué tan mier… puedes ser? Ahórrate tu mier…

M: Yo no te prohibo tomar.

V: Eres un tarado cuando estás con tus malandros amigos.

M: ¿Dónde estás? Diego y Lorena ya están en la salida. Yo estoy arriba buscándote. ¿Dónde estás?

V: A ti que mier… te importa. Quédate con tu gente malandra.

M: Es que ya me voy.

V: Ya, pues. A mí me llega.

M: Ya nos vamos.

V: Vete. Ni cuenta que estuve allí.

M: Bueno, si no te encuentro, me quedo.

V: Siempre soy una equis, quédate con tu gente.

M: Estoy con Diego y Lore, no sabemos qué hacer.

V: Con la que estuviste toda la noche… y yo una vaca. Hagan lo que quieran, yo no puedo quedarme. Soy una equis. Me quitas el trago.

M: Pero si te estamos buscando para irnos.

V: Me tratas como una cojuda. Quieres hacer que tú mandas, machista todavía. Si no te diste cuenta de mí allí, menos ahora.

M: No nos vamos a ir sin ti.

V: Eres una mier… conmigo, no me valoras ni mier…

M: Qué horrible salir para esto.

V: Es que tú eres una cagad… conmigo. Todos se dan cuenta.

M: Paupérrimo, de verdad.

V: Tanta mujer para tan mier…

M: ¡Nos queremos ir! ¿Puedes manifestarte?

V: Me dejas en esta jungla de mier… Ya me largué, váyanse ustedes, ya me largué.

M: Vania, en serio. ¿Dónde estás? Conmigo no puede ser.

V: El que toma eres tú y crees que los demás se emborrachan.

M: ¡Si te fuiste de aquí sabiendo que afuera había cámaras!

V: Te crees muy chévere quitándome el trago, ¿no? ¿BACÁN ERES?

M: Tú estabas muy tomada, yo estaba tomando agua. Lo hice por tu bien.

V: O sea, yo soy Mario y yo mando. ¿Por qué tiras los tragos de los demás? Prefiero que no me hagas caso, como siempre. Lo hiciste porque tú quieres demostrar que eres Mario.

M: Te quité el tequila porque ya estabas de más. Por favor.

V: Sería bueno que me hables en vez de actuar, a la mier… Aniquilas mi espacio.

M: Vania, para ya. Comunícate, para ya, nos queremos ir.

V: Lárgate, pues. Me da igual. Qué desgracia que no tenga auto ahora mismo. Pero como siempre, tú nunca haces nada. Jamás pides disculpas, cag... la noche y encima no tienes cara para disculparte.

M: Por favor, no me puedo ir sin saber dónde estás. Dime dónde estás. Discúlpame por lo que sea que necesitas que me disculpe. Pero solo dime dónde estás.

V: Tus amistades no ven que yo bailo sola, todo lo hago sola. Para (relaciones sexuales) sí me necesitas, ¿no? O quizás ya tal vez ni para eso.

M: ¿DÓNDE ESTÁS?

Amor y Fuego captó a Vania Bludau yéndose sola y a altas horas de la madrugada de una discoteca en el sur. (Foto: Willax)
Amor y Fuego captó a Vania Bludau yéndose sola y a altas horas de la madrugada de una discoteca en el sur. (Foto: Willax)

DISPUTA POR EL PLÁTANO CON OCOPA

Mario Irivarren le explicó a Rodrigo González que esta pelea se originó porque Vania Bludau, su entonces enamorada, no le gustaba que él prefiriera comer ciertas comidas como, por ejemplo, plátano con ocopa.

V: (audio)

M: Sí, mi amor. Voy para allá.

V: Ok, te dejo tu comida :(

V: Mejor come en tu casa, voy a descansar.

M: ¿Ah? ¿Todo por preguntar qué hay de comida? Hoy me avisaste que ibas a estar un poquito irritable, pero no me imaginé que a este punto.

V: Anda comer tu ocopa con plátano, nomás.

M: Sigo sin entender qué hay de malo en mi pregunta.

V: Tómalo como quieras, buenas noches.

M: ¡Solo pregunté que hay de comer! No puedo estar mal por preguntar eso. No justifica que me trates así. Me cuelgas el teléfono y me mandas para mi casa.

V: ¿Con qué tú no pasas la comida si no es con plátano con ocopa? Ok. Entonces, fin del tema sin pelear. Acá no hay ocopa, ni hay plátano. Yo no como eso.

M: En serio, no entiendo. A mí me gusta comer así, ¿cuál es el problema?

V: Que aquí no hay eso, y es obvio.

M: Por eso pregunté, para parar a comprarmelo si no tenías. ¿Cuál es el drama?

V: Continúa.

M: ¡Yo ya paré! No sé que más decir para que no suene mal como lo tomas. Lo único que quería saber es que si habías hecho cremita. Buenazo. Pero si era pescado, yo me compraba mi platanito. ¿Cuál es el problema?

AGRESIÓN DE VANIA BLUDAU

En esta parte de la conversación, Mario Irivarren y Vania Bludau hablan sobre el fin de su relación amorosa. Mientras que la modelo recuerda cada etapa de su romance, Mario le hace saber que él no fue una persona agresiva y que ella fue, en realidad, quien lo agredió dos veces.

M: Yo no soy una mala persona, ni agresiva. Sobre el final de la relación, actué mal, ya que no pude controlar mis emociones y mis reacciones, y quedó claro que no lo minimizo y que eso no me hace el malo. En dos ocasiones tú me levantaste la mano porque estábamos discutiendo, te molestaste, perdiste el control y no por eso considero que seas agresiva o una mala persona.

V: Fue porque me insultaste, ¿recuerdas?

Nota: A partir de este punto, Vania Bludau le escribe un extenso mensaje a Mario Irivarren sobre cómo fue su historia de amor.

V: Si bien me enamoré del tipo que me dio el abrazo más sincero el 9 de noviembre del año pasado, también me enoja que te importa tres pepinos que casi te tragues la carilla y que casi te manches el polo en una noche… Sin falta de un beso, supe que la pasaría muy bien contigo. Solo me tomó un día para querer besarte, aunque realmente pasaron dos. Espero no piensas que soy una loca por sacar fechas.

V: El 11 de noviembre esperaba que hubiera sido eterno y esas ganas que te tenía no se me fueran nunca. Y realmente así pasó, yo nunca perdí las ganas de abrazarte, de besarte o acariciarte porque esa era yo, siempre. Panamá contigo fue el mejor viaje de mi vida. Creo que hubiera podido estar en cualquier parte del planeta y hubiera sido especial porque estaba contigo. Te quise más porque me dejaste ser yo, y compartiste mis juguetes raros.

V: Tus atenciones hacía mi fueron en aumento rápidamente y cómo nos encargábamos de darnos felicidad mutua. Miami, Colorado, una semana encerrados en tu casa y luego en Punta Hermosa.

Mario Irivarren y Vania Bludau pasaron unas románticas vacaciones en Panamá, a fines del 2020.
Mario Irivarren y Vania Bludau pasaron unas románticas vacaciones en Panamá, a fines del 2020.

V: Por más que no fue mi intención y que ya te pedí perdón, por aquí lo vuelvo a hacer. PERDÓN. Sé muy bien que después de ese día el chico de los capítulos anteriores se fue y aunque a veces retornaba, yo no lo dejaba. La paciencia que has tenido en mis días de crisis emocional y existencial.

V: Fue un año que estuve aquí, indirectamente por mi familia e indirectamente por ti. Muchas veces fui cuestionada de hasta cuándo me quedo aquí. La verdad que yo no sabía qué responder, porque no quería decir: por Mario. No cualquiera le dice que sí a las fotos de su novia, jamás me jod… por nada, sino me las tomabas. Gracias por eso.

V: Por más que tengas un carácter de mier… cuando te enojas. Así aprendí a amarte porque tengo que ser sincera contigo y conmigo. Yo me negué muchas veces a la opción de amar a alguien que no me mostrara cariño y amor como yo. Por eso me dolió muchísimo todo el drama de cumplir 8 meses contigo. Para mí eras perfecto. Gracias por bailar conmigo por más de 40 minutos, aunque te frustraba y decías que no podías. Creéme que me controlé para no mandarte a la mier…. Aprendí hasta en disfrutar tus manías raras, por más que algunas veces me desesperaba… Morderte los pellejos o arrancártelos al igual que las costras. O clavarte una aguja en la cabeza, creéme que no era nada cómodo para mí. Pero yo todos los días me saco los mocos, así que me lo compensabas.

V: Ya no tengo nada malo qué decir, aunque había épocas en las que pensabas que siempre estaba en tu contra o te buscaba lo malo. Mil veces perdón, lo último que quise en esta vida es (ser) mi papá y hoy esa mier... brotó en mí, espero que me sepas perdonar de verdad porque es muy probable que ni yo me pueda perdonar a mí misma.

M: Bueno, déjame decirte que no me aparece ningún drama tu texto es un relato perfecto de toda nuestra relación, de todas nuestras etapas, de todos nuestros desaciertos y aciertos; y la verdad que me gustó leerlo, sobre todo la parte final por ser lo último que leí.

M: Sobre la parte final, no tengo nada que perdonarte y lo que tenía ya lo perdoné. Has escrito tanto y tan bien, que ya no sé ni qué decir, está claro que hay un antes y un después de ese incidente en la playa. Realmente me marcó y lo mismo contigo después del viaje de julio. Aunque confirmo que yo no hice nada malo, o al menos nada de mala fe.

Mario Irivarren y Vania Bludau anunciaron el fin de su romance en marzo de 2022. (Foto: Twitter)
Mario Irivarren y Vania Bludau anunciaron el fin de su romance en marzo de 2022. (Foto: Twitter)

DESPEDIDA FINAL

En este extracto, Mario Irivarren y Vania Bludau sellan su ruptura. Sin embargo, se revela que fue el ex competidor de Esto es Guerra quien realmente terminó en definitiva con la relación.

M: Durante todo este año, siempre he sido fiel, te he querido, te he respetado, nunca te he mentido, ni he tenido nada que ocultar.

V: Lo único que me queda asimilar es que ahora ya no quieres estar conmigo y lo entiendo. Solo que al ser distinta a ti, mi proceso será otro, es lo más seguro.

MARIO IRIVARREN SE NIEGA A CONFESAR AGRESIÓN

En su defensa, Vania Bludau compartió al equipo de Magaly Medina capturas de pantalla de la conversación que tuvo con Mario Irivarren días después de terminar la relación. Allí, se lee que la modelo le pide que cuente la verdad sobre la agresión; sin embargo, su expareja se niega porque hacer eso implicaría destruir su carrera.

V: No me queda claro. ¿Tú dirás que no me has agredido entonces?

M: ¿Tú quieres que yo diga textualmente eso?

M: Yo preferiría evitar el tema, ni negarlo ni entrar en detalles. Porque simplemente no hay forma de que salga bien librado de eso, sin importar cómo lo diga ni cómo lo explique.

V: ¿Evitar? No entiendo entonces. O sea, no serás honesto finalmente.

M: Vania, no entiendo por qué quieres que haga eso, sabiendo el daño irreversible que me va a causar.

V: Ok, entiendo. ¿Entonces, nos quedamos callados para siempre por ti?

M: Puedo asumir toda la culpa, decir que tengo actitudes incorrectas, que no sé demostrar mis sentimientos y que tampoco sé recepcionar el amor que me diste, que no estuve a la altura de la situación.

V: ¿Cómo pretendes manejarlo?

M: Pero entrar en detalles específicos, me causaría un daño irreversible.

V: Mario, ¿agrediste a Vania alguna vez?

M: ¿Por qué quieres que haga público todo esto?

V: ¿Tu respuesta sería no?

M: Pediría que no me hagan la pregunta porque si me la hicieran, no podría decir que no. Pero al decir que sí, me estaría lapidando.

M: Tú dices que la carga familiar no es una excusa, obvio que no es una excusa para robar, para estafar y quitar plata porque tengo que mantener a la mía. Tampoco es una excusa para decir que por culpa de tus padres, tú eres de tal o cual manera. Pero a la hora de tomar decisiones, por supuesto que es un factor importante.

M: Si salgo a decir eso, no voy a tener trabajo, no voy a tener ingresos, ¿De dónde saco plata para velar por mi familia? Yo no merezco un rechazo generalizado. Yo no soy una mala persona, yo no soy un mal tipo, que disfrute de hacerle daño a los demás, o que viva pensando en hacerlo.

V: Pensé que sí lo harías tú, por eso te la dejé en tu mesa. Si solo vas a omitir y no asumir como hombre, no sé que estamos hablando.

M: Yo voy a asumir la responsabilidad, a pedirte perdón. Ya de por sí, toda esta situación me ha afectado muchísimo personalmente. No entiendo por qué quieres que haga eso, Vania. No me pidas que me meta un balazo en la sien. No se trata de asumir como hombre, se trata de mi vida, de mi trabajo, de mi familia. No sé cómo explicarte las cosas para que me entiendas que eso va más allá de mí. No soy una mala persona, Vania. No merezco esto. Ya te pedí perdón de manera sincera. Estoy trabajando en mí como persona, pero no me hagas perder todo. Yo realmente no merezco eso, no es justo.

V: ¿Qué es lo justo, según tu punto de vista? Porque aquí lo único que piensas es en ti.

M: Lo justo, primero y principal es que yo me disculpe contigo de manera sincera como ya lo he hecho porque, finalmente, lo qué pasó entre nosotros es un tema de nosotros. Yo siento que el perdón te lo debo a ti, no se lo debo a todo el país. Aún así, si tú sientes que esta situación te ha afectado mediáticamente porque hay gente que te escribe cosas feas y te ataca, y quieres que yo transmita ese perdón públicamente, que asuma la responsabilidad de los hechos, y que quede claro que yo fui el causante del término de nuestra relación; yo estoy dispuesto a hacerlo.

M: Pero que me pidas que me lapide mediáticamente, no me parece justo. No me cansaré de repetir que no merezco eso, y tampoco veo en qué te sumaría eso a ti. Por un lado me dices que no me odias, que si fuera así no me hablarías para que yo trate de estar bien, pero por otro lado me pides que haga algo que me va a destruir emocionalmente. No entiendo.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR