“Perdónenme”: Mujer en estado de ebriedad envenena a sus dos hijos en Huancayo

El mayor falleció en su casa, mientras el menor lucha por su vida en el centro de salud de la localidad.

La madre fue conducida a la Divincri de Huancayo. Fuente: Cortesía.
La madre fue conducida a la Divincri de Huancayo. Fuente: Cortesía.

En Huancayo, una mujer es acusada de envenenar a sus dos pequeños hijos. Uno de ellos, de 6 años, falleció en su casa, reporta la Policía Nacional del Perú.

Ella fue conducida al local de la Divincri de dicha ciudad por atentar contra la vida, el cuerpo y la salud en la modalidad de parricidio, informaron medios locales. “Perdónenme”, fue lo último que dijo antes de entrar a la dependencia policial.

“Sabemos que la madre les dio el veneno en la comida y el biberón”,<i> </i>dijo el médico.

El menor de sus hijos, un infante de 2 años y 5 meses, fue trasladado al Hospital Materno Infantil El Carmen de Huancayo. En un inició fue conducido al centro de salud de la provincia de Chupaca, donde se le practicó un lavado gástrico para eliminar los restos de veneno de su cuerpo, pero ante los cuidados que necesitaba, fue llevado al centro infantil El Carmen.

“Lo que ingirió fue estricmina, un veneno que usan para erradicar canes. El niño se encuentra estable en la unidad de cuidados intensivos pediátrica. Está activo. Ambos padres estaban en estado de ebriedad y lo que sabemos es que la madre de familia les dio el veneno en la comida y el biberón”, señaló el médico responsable de salvarle la vida al pequeño.

Hasta el momento, se desconoce el motivo de actuar de la madre. De acuerdo a fuentes oficiales, las investigaciones siguen su curso para averiguar lo sucedido en la víspera.

“Al mayorcito ya no lo encontré (al despertar). Solo he encontrado al menor y a la mamá para llevarlos al hospital. Desconozco (porque su pareja les dio veneno a sus hijos), pero creo que su mamá no le iba a apoyar, estaba alejada de ella”, dijo el padre de las criaturas.

MADRE PIDE MÁXIMA PENA A LADRÓN SIN SABER QUE ERA SU HIJO

Con un mal sabor y con la pena por la decepción, una madre de familia de la ciudad de Huancayo tuvo que chocarse con una cruda realidad: su hijo, al que tanto ama, le había robado una exorbitante suma de dinero, producto de su esfuerzo y empeño como empresaria.

A sus 56 años, Adela Curasi se llevó una gran sorpresa al darse cuenta que en la caja fuerte de su casa, no se hallaba el dinero que con tanto sacrificio había juntado. Desesperada y sintiendo un ataque de pánico corrió hacia la comisaría de su sector en donde puso de inmediato una denuncia por robo.

Algo que a ella le llamó la atención es que la caja fuerte no estaba forzada por lo que tuvo que pensar en la única persona que conocía la clave, ese ser al que ella le dio la vida, hoy la traicionaba: su hijo.

“Denunció el hurto de 120 mil soles del interior de su domicilio. De la información inicial que ella dio se estableció la presunta autoría de alguien del entorno familiar”, precisó Roger Arista Perea, jefe de la sexta macro región policial centro.

La policía de investigación, raudamente empezó a idear un plan para detener al familiar de la empresaria, el cual había desaparecido junto a su novia sin dejar rastros.

Leonardo Tarola cegado por el dinero que tenía en sus manos, decidió que su novia Shirley Cateriano, se deposite en su cuenta la suma de 10 mil soles, como una manera de tener el dinero más rápido y así nadie sospechara de él, pero era muy tarde, las autoridades ya estaban en su mira y era solo cuestión de horas su detención.

“Ellos reconocieron la autoría de este hurto. Devolvieron S/110 y S/10 mil restantes fue depositado en la cuenta de la pareja sentimental, Shirley Cateriano”, indicó el jefe de la sexta macro región policial centro.

Por este delito, la pareja sentimental puede llegar a obtener 10 años de pena privativa. Ambos jóvenes cegados por la ganancia del dinero fácil comenzarán una nueva vida, sí, pero tras las rejas.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR