La Isla de los Faisanes es un pequeño lugar que se intercambia cada seis meses entre Francia y España (Instagram Martagbmayer)
La Isla de los Faisanes es un pequeño lugar que se intercambia cada seis meses entre Francia y España (Instagram Martagbmayer)

Cada seis meses, dos países intercambian 3.000 metros cuadrados de su territorio al otro, cambiándole la nacionalidad de manera continua. Este es el caso de la Isla de los Faisanes, que pertenece de manera alternativa a España y Francia, dos países que llevan 350 años de paz cambiándole la bandera a esta pequeña isla.

Hendaya es la última ciudad antes de llegar a la frontera con España, cuya última ciudad es la histórica Hondarribia y el área urbana de Irún. La frontera natural entre ambas naciones la ofrece el río Bidasoa, que desemboca en un estuario en donde se erige la Isla de los Faisanes.

A pesar de la curiosidad que despierta esta isla que cambia de nación cada seis meses hasta que sea el turno del otro país, no es un destino turístico, sino que es un espacio inaccesible por tierra que desborda de espacio verde y que rinde homenaje con un antiguo monumento al tratado que se firmó en 1659: el de los Pirineos.

Fue en la misma isla de los Faisanes donde luego de tres meses de discusiones entre soldados españoles y franceses negociando el final de la guerra llegaron a un acuerdo utilizando esta pequeña isla como un espacio neutral para poder dialogar y así acordar que la isla pertenecería seis meses a cada país.

El #TratadodelosPirineos, fue un tratado firmado entre la corona francesa y la Monarquía Hispánica en 1659. Este acuerdo concluiría un largo período bélico entre ambas potencias, que se remonta al inicio de la Guerra de los Treinta Años. Aunque con el tratado de Westfalia (1648) volvería la paz al continente europeo, entre Francia y España las hostilidades se prolongarán hasta este Tratado, a partir del cual Felipe IV y la Monarquía Hispánica quedaría bastante debilitada en el marco europeo. La paz se firmaría en la Isla de los Faisanes, en el río Bidasoa, donde los representantes de ambos países, lucharían diplomáticamente durante meses para obtener una postura lo más ventajosa posible para sus respectivos países. Francia recibiría de una extenuada España, el condado de Artois, y diversas plazas de Flandes y Luxemburgo en el norte, mientras que el sur, España cedería el Rosellón y parte de la Cerdaña, menos los enclaves del Valle de Arán y Llivia. A cambio, las tropas franceses se retirarían de Italia y Charolais. Inglaterra, aliada de Francia, también recibiría Dunkerque. En este Tratado, se concertó la boda entre Luis XIV y María Teresa de Austria, hija de Felipe IV. Cuya dote de 500.000 escudos de oro, a cambio de que el francés renunciara a los derechos sucesorios, nunca fue pagada, lo que fue uno de los factores desencadenantes de la futura Guerra de Sucesión Española. #EdadModerna #SigloXVII #17thcentury #TratadoDeLosPirineos #1659 #FelipeIV #LuisXIV #Francia #España #Tratado #Guerra #War #MariaTeresaDeAustria #Paz #IslaDeLosFaisanes #Diplomacia #Dote #GuerraDeSucesionEspañola #Historia #History #Cultura #Culture

A post shared by EdadModerna_pictures (@edad_moderna) on

El tratado de Pirineos fue el acuerdo de paz que se firmó para lograr el intercambio de territorios y así delimitar la nueva frontera entre ambos países que se coronó con el casamiento del rey francés Luis XIV con la hija del rey español Felipe IV para sellar para siempre la paz entre ambas naciones.

Algunas cláusulas que contenía la negociación obligaban a que la isla debiera ser compartida entre los dos países, pasándose el control de uno a otro en determinadas fechas que fueron pautadas, es decir, a partir del 1 de febrero será parte de España hasta el 31 de julio, mientras que los siguientes seis meses pertenecerá a Francia hasta que vuelva a ocurrir el intercambio.

Este tipo de soberanía conjunta se llama un condominio, y la Isla de los Faisanes es uno de los más antiguos que existen

#EgunBon #Bizipozik #IslaDeLosFaisanes :)

A post shared by Juan Arconada (@juan_arconada_) on

A pesar de que el traspaso de mando es algo histórico, la isla es un símbolo conmemorativo de la paz que reina entre naciones hace 350 años.

LEA MÁS: