Unos podrán decir que se trata de una moda pasajera, a la cual muchos famosos la adoptaron para bajar de peso. Esta dieta es una de las más realizadas por las celebridades por el descenso de peso asegurado en poco tiempo comiendo "cosas ricas" y no basada en frutas y verduras. Kim Kardashian perdió, gracias a la "Keto diet", 25 kilos. Megan Fox, Adriana Lima y Gwyneth Paltrow también probaron este régimen.

Otros afirman que verdaderamente funciona y es necesaria como tratamiento médico para al epilepsia.

Al utilizar las grasas como fuente de energía, la cetosis ofrece una pérdida de peso de gran calidad (Getty)
Al utilizar las grasas como fuente de energía, la cetosis ofrece una pérdida de peso de gran calidad (Getty)

Se trata de la dieta cetogénica, que comenzó en el 1920 con un único objetivo: tratar a niños epilépticos que no respondían correctamente a la medicación. Hoy, según un estudio del Centro Nacional para la Información Biotecnológica, esta dieta, además de tratar a personas con epilepsia, ayuda a las enfermedades neurológicas asociadas con el metabolismo deficiente de glucosa en el cerebro.

Uno de los máximos referentes a nivel mundial de esta dieta es Eric Kossoff, doctor en Neurología y Pediatría del Hospital Johns Hopkins de EEUU, que vino a la Argentina a un seminario médico y dialogó con Infobae sobre la importancia de esta nueva forma de alimentarse, especialmente en personas que sufren epilepsia.

"Es básicamente una dieta para tratar la epilepsia y se utiliza cuando los mediamentos tradicionales no ayudan a controlar las crisis convulsivas. Si bien se utiliza mayormente en niños, estamos comenzando a usarla cada vez más en adultos, especialmente en aquellos que no responden bien a medicamentos o inclusive, cirugía", explicó Kossoff, que aclaró que la dieta no es fácil, pero se puede llevar adelante y hay muchos métodos buenos para hacerla tolerable.

"Se trata de una dieta alta en grasas y baja en carbohidratos que tradicionalmente se comienza en un centro médico, pero existen distintas maneras de realizarla como paciente ambulatorio. La mayoría de las familias que hacen la dieta se comprometen a seguirla y cumplirla durante aproximadamente 3 meses. Y si funciona, se recomienda que la adopten por unos 2 a 3 años", puntualizó el reconocido neurólogo estadounidense.

Según datos médicos aportados por el profesional, los chicos son los que mejor permanecen en la dieta por más tiempo y funciona aproximadamente en la mitad de los menores que la han adoptado. Así, el 50% de los chicos que la siguen, tienen una mejoría de la menos un 50% de las crisis convulsivas. Y aproximadamente 1 de cada 10 queda libre de la crisis.

"Sabemos que funciona mejor en ciertos tipos de epilepsia, por lo que es importante que hablen con su neurólogo para saber qué tipo de epilepsia tienen, porque eso ayuda a los médicos a decidir si se intenta la dieta o no. Estamos utilizando cada vez más esta dieta en chicos más pequeños. Ahora existen en el mercado muchas fórmulas cetogénicas, que pueden prepararse y le aportan a la dieta un sabor agradable para el paladar del niño", indicó Kossoff.

La dieta cetogénica busca generar en el organismo una situación de cetosis similar a la del ayuno (Getty)
La dieta cetogénica busca generar en el organismo una situación de cetosis similar a la del ayuno (Getty)

Y agregó: "Los adultos, por su parte, puden comenzar la dieta con una alimentación baja en carbohidratos y alta en grasas, que pueden comer en sus trabajos o inclusive hallarlos en algunos restaurantes hoy en día. Esta dieta requiere necesariamente una supervisión médica, tanto del neurólogo como del especialista en nutrición. Se trata de un tratamiento que no sustituye a la medicación".

Las estadísticas en EEUU indican que los niños que la adoptan pueden reducir considerablemente la mediación, a más de la mitad. "Si los chicos mejoran luego de 1 o 2 meses de tratamiento, sin padecer convulsiones o quizas con episodios menos violentos, nosotros, los neurólogos, iremos reduciendo paulatinamente la medicación hasta comprobar que responde bien a la falta de esas medicinas", precisó el experto.

En qué consiste la dieta cetogénica

Es una dieta proteica que se basa en una alimentación alta en grasas buenas, proteínas y un restrictivo consumo de hidratos de carbono.

Los hidratos de carbono de buena calidad que se pueden consumir para este tipo de dieta son los panes integrales, fideos, arroz integral, quinoa y legumbres que proveen glucosa al cuerpo. Las proteínas, variedad de carnes y huevos, tienen como función principal la regeneración del tejido muscular. Las grasas de buena calidad, como los frutos secos, palta y aceite de oliva, aportan omega 6, vitamina E y antioxidantes.

Muchos famosos la adoptan para bajar de peso
Muchos famosos la adoptan para bajar de peso

Dieta cetogénica en Argentina

En el último congreso de la Sociedad de Neurología infantil (SANI), realizado recientemente en Neuquén, se presentaron las primeras Guías prácticas para el manejo integral de las epilepsias, que resaltan la eficacia de la dieta cetogénica como tratamiento no farmacológico y el trabajo en equipo multidisciplinario para favorecer el éxito del tratamiento.

Pescados, palta, frutos secos y muchos otros alimentos clave de la dieta cetogénica
Pescados, palta, frutos secos y muchos otros alimentos clave de la dieta cetogénica

Para aquellas personas con epilepsia que no logran controlar las convulsiones luego de probar con 2 ó 3 medicamentos antiepilépticos, existe una opción no farmacológica que ha demostrado beneficios muy significativos para reducir la intensidad y cantidad de convulsiones y mejorar las funciones cognitivas, estado de alerta, coeficiente intelectual, atención, funciones sociales y calidad de sueño del paciente. Se la conoce como dieta cetogénica y consiste en estrictos cambios en la alimentación, con un incremento en la ingesta de grasas y una reducción de la cantidad de hidratos de carbono.

"La epilepsia es una enfermedad que no respeta sexo, edad ni clase social. En cuanto a la prevalencia en nuestro país, extrapolando valores internacionales de referencia que registran una cifra entre el 0,5 y el 1 por ciento de la población, nos da un total del orden de los 200 a 400 mil casos, de los cuales aproximadamente el 60% son niños", sostuvo el doctor Roberto Caraballo, especialista en Neurología Infantil, jefe del Servicio de Neurología del Hospital de Pediatría Prof. Juan P. Garrahan y uno de los autores del documento.

No es fácil adoptar la dieta, pero sus resultados pueden ser muy benficiosos
No es fácil adoptar la dieta, pero sus resultados pueden ser muy benficiosos

Los niños con epilepsia refractaria pueden sufrir más de 50 episodios diarios de convulsiones. La evidencia científica de la dieta cetogénica demostró la siguiente efectividad tras un mes de seguimiento: el 70 por ciento de los niños que iniciaron la dieta cetogénica evidenció una reducción en la cantidad de convulsiones mayor al 50 por ciento, mientras que -dentro de ese grupo- casi 4 de cada 10 (37%) lograron una disminución superior al 90 por ciento.

"En la dieta cetogénica clásica, se controlan y se miden con la mayor precisión posible la cantidad de calorías, proteínas y líquidos que se ingieren. Contiene un 90% de grasas, 8% de proteínas y 2% de hidratos de carbono. La Dieta de Atkins Modificada es una variante menos restrictiva que la dieta cetogénica clásica, e incluye 60% de grasas, 30% de proteínas y 10% de carbohidratos", precisó el experto.

Esta dieta fue desarrollada en el Hospital John Hopkins y suele indicarse generalmente en adolescentes y adultos, ya que puede realizarse fuera del ámbito hospitalario y no requiere pesar las porciones de los alimentos.
Los resultados no son típicos y pueden variar de persona a persona.

SEGUÍ LEYENDO: