Los 11 mejores lugares para comer sushi en Buenos Aires

La delicadeza de la cocina japonesa arrasa en muchos lugares y se encuentra en cualquier rincón del planeta. En el Día Internacional del Sushi, dónde comer en la ciudad uno de los manjares de moda a nivel mundial

La escena gastronómica de Buenos Aires está pintada con sabores de todo el mundo, y los tintes asiáticos siempre fueron uno de los más característicos
La escena gastronómica de Buenos Aires está pintada con sabores de todo el mundo, y los tintes asiáticos siempre fueron uno de los más característicos

La gastronomía japonesa es, sin lugar a dudas, una de las más apreciadas en nuestro país. Buenos Aires goza de una extensa lista de magníficos restaurantes donde disfrutar en torno a excelentes materias primas, arropadas por técnicas extremadamente precisas a la hora de tratarlas, presentaciones muy cuidadas y, sobre todo, sabores que sorprenden.

En los últimos meses ha habido interesantes aperturas porteñas donde reservar mesa para los próximos meses resulta bastante complicado; las hay con un estilo más puro o fusión, también barras “clandestinas” y exclusivas, espacios que se han convertido en puntos de encuentro de la ciudad, incluso delivery premium que permiten disfrutar del sushi igual que si estuvieras en un restaurante...

Estas delicias gastronómicas, cada vez, ganan más adeptos y es que la explosión de sabores y la versatilidad de los platos las convierten en una comida que siempre apetece degustar. El secreto de su éxito radica en que son piezas suculentas de comida que pueden comerse a cualquier hora del día. Su bajo aporte en calorías y sus ricos nutrientes han hecho que el sushi sea considerado un alimento muy saludable, algo ideal para las personas que llevan una vida sana.

11 restaurantes en Buenos Aires para comer el mejor sushi

Namida

Namida en japonés significa lágrima, y es la forman en que se llama al wasabi en diferentes regiones del Japón, aludiendo a la sensación física que genera al comerlo. También es un término protagonista de distintos mitos y leyendas japonesas que hablan de superación y crecimiento a partir de situaciones difíciles (Instagram)
Namida en japonés significa lágrima, y es la forman en que se llama al wasabi en diferentes regiones del Japón, aludiendo a la sensación física que genera al comerlo. También es un término protagonista de distintos mitos y leyendas japonesas que hablan de superación y crecimiento a partir de situaciones difíciles (Instagram)

Namida, el secreto mejor guardado de Palermo, supo atesorarse como una joya durante años en el corazón del hotel Palo Santo y hoy renace en casa propia: un acogedor local ubicado en la mejor zona de Palermo Hollywood. Siempre apostando a productos de primera calidad, cuidados y respetados de origen, trae consigo una propuesta superadora donde prevalece una convivencia tan atípica como tentadora entre la cocina japonesa en combinación con los sabores bien nuestros; utilizando sabores, reminiscencias y productos típicos de Argentina.

La armonía de sabores tiene una identidad muy marcada en Namida: langostinos furai con alioli de choclos, arrolladitos argentinos de osobuco con salsa agridulce, nigiris de salmón fresco quemado con aceite de trufa y huevo frito de codorniz o de pesca nacional del día flameada con alioli de chimi crocante son algunos de los ejemplos en los que la cultura milenaria japonesa se une a ingredientes y sabores autóctonos formando un sabor único en el paladar. Las mesas al aire libre, cubiertas por un toldo que previene los cambios de clima, sirven de un excelente espacio para degustar una variedad de platitos y cervezas que ofrece por la tarde.

¿Dónde? El Salvador 5783, Palermo.

Neko

Sentarse en la barra y disfrutar de ver a los sushimanes, hace que la experiencia en Neko esté completa (Instagram)
Sentarse en la barra y disfrutar de ver a los sushimanes, hace que la experiencia en Neko esté completa (Instagram)

¿Qué los hace diferentes? Su sushi es hecho en el momento, con pesca fresca del día y con el toque mágico de su Itamae. Eligen trucha en vez de salmón como la mayoría de los locales y cada plato es una sorpresa. Bonus track: desde el local recomiendan no ponerle salsa de soja a los platos ya que cada pieza tiene su salsa y topping especialmente pensados para que vivas una experiencia única de sabor. Pero si querés igualmente mojar tu sushi, su salsa es reducida con shitake, ajo, agua y jengibre.

¿Dónde? Juan Ramírez de Velasco 471, Villa Crespo.

Uni Omakase

Uni Omakase es un ambiente privado y exclusivo donde se entabla una relación de intimidad y confianza entre el itamae y los invitados. Una barra, doce lugares y una experiencia sensorial única (Instagram)
Uni Omakase es un ambiente privado y exclusivo donde se entabla una relación de intimidad y confianza entre el itamae y los invitados. Una barra, doce lugares y una experiencia sensorial única (Instagram)

Uni Omakase ofrece una experiencia única y exclusiva que acercará a quien lo visite a las raíces de la cultura japonesa. A través de un menú por pasos, los comensales degustarán una cocina japonesa moderna con bases de Edomae sushi, la cual emplea técnicas culinarias tradicionales como el curado, ahumado, blanqueado y marinado; entre otras. Su arroz también es característico de este estilo de sushi que sorprende por su color más oscuro y terroso, con un sabor dulce y ahumado al final. En fin, el objetivo de Uni es que con tu paladar viajes a Japón.

¿Dónde? Guatemala 5820, Palermo.

Ichiban Sushi Bar

En Ichiban se especializan en la comida japonesa (Instagram)
En Ichiban se especializan en la comida japonesa (Instagram)

La propuesta es un menú fijo por persona que empieza y termina con un plato de sopa. En el medio, sirven diversas creaciones cocidas para concluir con el sushi, una tabla bien tradicional. No hay palta ni queso pero hay mucho salmón y algún otro pescado blanco de temporada. El local esta dividido en boxes individuales para que cada comensal viva su propia experiencia. Además, quien lo visite va a poder conocer la otra pasión de su dueño Esteban; el armado de barcos de madera pieza por pieza que le lleva meses, incluso años. Si bien perdió la cuenta de cuántos tiene, todos son fascinantes y están exhibidos en el lugar.

¿Dónde? Felipe Vallese 3153, Floresta.

Mirutaki

Mirutaki es un restaurante especializado en ramen y sushi donde se puede probar la mejor (y más autóctona) cocina nipona (Instagram)
Mirutaki es un restaurante especializado en ramen y sushi donde se puede probar la mejor (y más autóctona) cocina nipona (Instagram)

Matías y Nicolás Totake, nietos de inmigrantes japoneses, fundaron Mirutaki en busca de acercar los sabores clásicos de la cocina asiática a las calles porteñas con una carta que combina la tradición con lo moderno, la innovación y lo gourmet. Aunque corto, el menú es impecable y tiene opciones para todos los gustos: los rolls son los más amados de la casa, los nigiris siempre dan pelea y el shari es uno de los más elegidos.

¿Dónde? Ángel Justiniano Carranza 2339, Palermo.

Kuda Omakase

Un viaje de sabores a puertas cerradas y sin menú fijo confeccionado por el chef Edgar Kuda y equipo (Instagram)
Un viaje de sabores a puertas cerradas y sin menú fijo confeccionado por el chef Edgar Kuda y equipo (Instagram)

En japonés, “omakase” significa “te lo dejo a vos”. Un concepto cada vez más extendido en Buenos Aires, que implica que el comensal confía en lo que el cocinero (o sushiman) decida mandar a la mesa, según sus ganas y los productos de estación. Un gran ejemplo de esto es Kuda Omakase, la nueva casa de Edgardo Kuda. El lugar es de estética limpia, con cocina a la vista, barra en diagonal para 13 comensales y 14 cubiertos más en el salón. La propuesta, como el nombre lo indica, no tiene menú: los platos son preparados cada día “a gusto” del cocinero. El lugar funciona solo de noche (es necesario reservar) y todos los comensales deben llegar a la misma hora.

¿Dónde? Paraguay 3521, Barrio Norte.

Emperador Meji

En formato speakeasy nace Mutsuhito, que lleva el nombre del apodo que tenía el Emperador Meiji y que solo lo conocían sus más íntimos
En formato speakeasy nace Mutsuhito, que lleva el nombre del apodo que tenía el Emperador Meiji y que solo lo conocían sus más íntimos

En pleno corazón de Palermo inauguró Emperador Meiji, la primera y única brasería japonesa de Buenos Aires que le rinde homenaje a quien supo llevar a Japón hacia la era moderna. Ubicado en la icónica esquina de Honduras y Ravignani, esta nueva propuesta gastronómica condensa en su atractiva carta más de 100 años de historia vinculada a la cultura nikkei. Desde cortes de carne premium como el wagyu, pasando por pescados de calidad suprema, preparaciones con historia y hasta platos modernos, este nuevo punto de encuentro palermitano se presenta como el hit de la temporada.

En formato speakeasy nace Mutsuhito, que lleva el nombre del apodo que tenía el Emperador Meiji y que solo lo conocían sus más íntimos. Esta propuesta parte de la idea de poder ofrecer una experiencia distinta para quienes quieren disfrutar de un momento íntimo para deleitarse con todos los sentidos. Mutsuhito es un bar exclusivo que recibe cada noche solamente 22 comensales que “confían” en el chef que les preparará un menú de 17 pasos basados en productos de estación, donde se recorrerá lo mejor de la gastronomía japonesa. La experiencia omakase (ponerse a disposición del chef) cambia día a día y es un salto de confianza hacia quienes mejor representan la cultura nikkei.

¿Dónde? Honduras 5902, Palermo.

Asato Sushi

Ya sea para comer en el local, delivery o pedir para llevar, la propuesta de Roy Asato siempre es una buena opción (Instagram)
Ya sea para comer en el local, delivery o pedir para llevar, la propuesta de Roy Asato siempre es una buena opción (Instagram)

Nacido y criado en Buenos Aires, hijo de madre japonesa y padre occidental, Roy Asato supo aprovechar lo más rico de ambas culturas y fusionarlas. Comenzó su formación trabajando desde muy joven, pasando por todos lo sectores que un restaurante posee, con la simple intención de conocer los secretos que encierra cada uno. Luego de haber viajado a Japón, sintió la necesidad de dar un paso más, ese paso tan importante que solo unos pocos se animan a dar: ser responsable de su propio proyecto. Desde entonces, su emprendimiento en Olivos es reconocido por la excelencia y vanguardia.

¿Dónde? Corrientes 584, Olivos.

Hikaru

Un salón pequeño para veinte comensales, una vereda con cuatro mesas para dos personas y un servicio de delivery que, tras una década, es un best seller del barrio (Instagram)
Un salón pequeño para veinte comensales, una vereda con cuatro mesas para dos personas y un servicio de delivery que, tras una década, es un best seller del barrio (Instagram)

Hikaru, en Villa Crespo, es una ex tintorería reconvertida en casa de sushi y platos calientes. Pablo Nohara vivía afuera, trabajaba en la cadena de hoteles Meliá. En 2009 estaba en Cuba y sus padres le avisaron que iban a cerrar la tintorería que tenían y le preguntaron si quería el local. Así fue como, en las mismas paredes que alguna vez supieron preservar tapados, trajes y pulóveres, nació Hikaru, un sushi bar con cocina Nikkei. Un salón pequeño para veinte comensales, una vereda con cuatro mesas para dos personas y un servicio de delivery que, tras una década, es un best seller del barrio.

¿Dónde? Rocamora 4584, Villa Crespo.

Nare

Nare Sushi Bar es una experiencia Omakase en Buenos Aires (Instagram)
Nare Sushi Bar es una experiencia Omakase en Buenos Aires (Instagram)

Dirigido por Federico Jorge y Cecilia Zaccagnini, esta pequeña barra de sushi retoma la tradición de Japón. Cada pieza de niguiri se hace en el momento, delante del comensal. En Nare sirven un menú degustación a gusto del sushiman y de la pesca del día. El 90% son niguiris: podrán ser de besugo, mero, lenguado, lisa, trilla, anchoa de banco, anchoita, pez limón, caballa, langostinos, calamar, pulpitos, almejas del sur, ostras, vieiras blanqueadas, erizos de Ushuaia. “Usamos pesca local y de temporada, todo se prepara en el momento para respetar la frescura y calidad de cada pesca”, reza su sitio web.

¿Dónde? Echeverría 1524, Belgrano.

Furaibo

Furaibo es un refugio de quietud, tranquilidad y buena comida (Instagram)
Furaibo es un refugio de quietud, tranquilidad y buena comida (Instagram)

Además de ser un restaurante y casa de té, Furaibo funciona como templo budista. La mística del lugar se percibe desde la entrada: al subir por la escalera impacta la decoración que es original de los templos nipones. El establecimiento ostenta el prestigio de tener el mejor ramen de la ciudad. Los combinados de sushi son la elección más frecuentes de los ejecutivos que trabajan por la zona y otro imperdible son los katsus (apanados de cerdo, langostinos y hongos). En este refugio de quietud, tranquilidad y buena comida ubicado en un primer piso, a metros de la Plaza de Mayo, el monje, maestro y cocinero Gustavo Aoki logró combinar sus grandes aficiones: el budismo, la gastronomía y diversas prácticas culturales y medicinales.

¿Dónde? Adolfo Alsina 429, San Telmo.

SEGUIR LEYENDO: