Frutas de estación: cuál es la mejor forma de consumirlas

Son un aporte irremplazable para una buena nutrición Cómo prepararlas para que queden ricas y permitan más saciedad

Romi Pereiro licuados con frutas de estación

Las frutas de estación son una gran opción para preparar licuados y batidos naturales bien caseritos, sobre todo ahora, en esta época del año. Además son multivitamínicos naturales y dan mucha saciedad por más tiempo porque se utiliza la fruta entera, con su pulpa, y no solo el jugo.

Para que sean más nutritivos es importante combinar no solo frutas y verduras sino también algún fruto seco, lácteos, semillas y hasta podés probar con algunas hierbas.

Te recomiendo siempre que utilices frutas frescas y las cortes y peles en el momento de la preparación, no mucho tiempo antes.

Y si vas a usar alguna fruta de lata descartá el almíbar para que no te quede con alto contenido de azúcar.

Siempre acordate que en la variedad de colores, sumás más beneficios para la salud. Así que aprovechá para probar distintas combinaciones y diferentes colores.

Son recomendables porque nos hidratan, previenen la constipación y nos dan la posibilidad de incluir muchos nutrientes en el mismo vaso.

Las frutas de estación son una gran opción para preparar licuados y batidos naturales bien caseritos (Getty)
Las frutas de estación son una gran opción para preparar licuados y batidos naturales bien caseritos (Getty)

A mi el que me encanta es el de frutilla, yogur y un montón de hielo porque queda muy cremoso.

Estos días son ideales para consumir alimentos más naturales y frescos como es el caso de las frutas, licuados, batidos, jugos. Porque, además de una dieta saludable, baja en grasas, azúcares y sodio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir más de 400 gramos de frutas y verduras al día para mejorar la salud general y reducir el riesgo de ciertas enfermedades no transmisibles.

Los argentinos no llegamos a cubrir ni la mitad de ese requerimiento. Así que podemos aprovechar el verano para adquirir un nuevo hábito, sumar aunque sea una fruta más al día.

Algunas, en verano, se encuentran en su punto justo de maduración. Los frutos rojos son frutos con un alto contenido de antioxidantes y las antocianinas que las componen son ideales para reducir el riesgo de enfermedades del tipo cardiovascular. Además estas frutas contienen también otros antioxidantes potentes y vitamina C. Este nutriente es esencial para la formación del colágeno, la proteína más importante del cuerpo y también es muy importante para la maduración del sistema inmune.

Por otra parte, resulta un punto muy a favor la gran versatilidad que ofrecen los frutos rojos porque podés consumirlos al natural, como snack y también incluirlos en tus recetas de postres. Incluso podés preparar con ellos unos batidos superricos y muy nutritivos.

Las frutas ayudan a reducir el riesgo de deshidratación (Getty Images)
Las frutas ayudan a reducir el riesgo de deshidratación (Getty Images)

Melón, sandía y ananá: Contienen gran cantidad de agua en su composición por lo que ayudan a reducir el riesgo de deshidratación. Es muy necesario recordar que la deshidratación es una condición extremadamente peligrosa ya que se ha demostrado que puede resultar incluso fatal en los adultos mayores. Las olas de calor causan estragos en las edades extremas de la vida.

Por este motivo, además de controlar la ingesta de agua, es conveniente consumir alimentos que estén conformados en su mayoría por líquidos, este es el caso del melón y la sandía, pero no solo son beneficiosos por eso, sino que también contienen antioxidantes que son fundamentales para la prevención de ciertas enfermedades.

*Romina Pereiro es lienciada en nutrición MN 7722

Edición: Rocío Klipphan

SEGUIR LEYENDO