Los tragos clásicos nunca fallan al momento de comenzar en el mundo de la coctelería
Los tragos clásicos nunca fallan al momento de comenzar en el mundo de la coctelería

A través de sus redes sociales, los bares y los propios bartenders se acercan a los clientes para proponer cócteles y maridajes en un momento en que el sector está muy golpeado por las medidas. Así es como debieron redefinir su estrategia, sin perder esa conexión con los habitués y con la posibilidad de extender su propuesta a un nuevo público.

Hoy 13 de mayo es el Día Mundial de Cocktail, y así como en otras temporadas esta jornada era usual acercarse a una barra y entregarse a las recomendaciones, en esta época solo quedan las propuestas online, tanto como para pedir por delivery algún trago, como para comprar algunas botellas y armar una pequeña barra en casa.

“Para una barra en casa, siempre hay que empezar por un destilado, el que se quiera. Por ahí un gin, un vodka, un whisky, un cognac, siempre al menos uno, si hay varios, mejor”, advierte la bartender Sabry Rodríguez Cuack, ganadora de la segunda edición de El Gran bartender, en charla con Infobae.

Esta mendocina que abrazó a la gastronomía apenas cumplidos los 18 años, luego de recibirse y estar en la cocina, entendió que había un encierro y una falta de contacto con el cliente: “Así es como me fui a la barra y me fui a Buenos Aires a estudiar coctelería con Inés de los Santos. Hice todas mis prácticas en el bar 878 con Juli Díaz y Javi Sosa, así que esa fue mi escuela, muy hermosa. Y después volví a Mendoza y no paré, desde que empecé Gastronomía a los 18, y bartender a los 24. Era como medio loco que estuviera una mujer detrás de la barra, y ahí arranqué en esta disciplina que amo”.

La vuelta a Mendoza de esta maipucina fue con una idea en la cabeza, la de empezar su propio emprendimiento, un bar que abrió apenas cumplidos los 26 años, y tras ello, su participación en la segunda edición del reality El Gran Bartender. “El paso por El Gran Bartender fue una locura, porque la gente en Mendoza no conocía lo que era realmente la coctelería, así que fue un empujón tremendo para la publicidad del bar, así que el programa fue muy bueno, pude tener mucho alcance, de ahí a otras ciudades, otros países, tuve la suerte de ir a Europa, trabajar mucho y quedarme como 5 meses recorriendo los mejores bares de allá, y aprendí muchísimo, fue muy bueno haber hecho el programa, y haber ganado fue la gloria”.

“Además de los destilados, también se debe tener un bitter, como el Campari, o una angostura, y después algún vermucito, ya con eso podemos preparar mil tragos”, continúa su relato sobre los imprescindibles al momento de preparar cócteles en el hogar. Pero sin dudas eso no estaría completo, ya que también es necesario contar con “un diluyente, algún cítrico por ahí, o algún diluyente con gas, como soda, tónica o demás”.

“La coctelería hoy está súper bien posicionada en todos los países, y más en Latinoamérica”, se entusiasma Sabry al detallar la actualidad del mercado. “Estamos en un momento donde la gente elige y quiere aprender más sobre este mundo, se educa más, se vive, porque es a nivel pasional. la coctelería va a seguir muy bien, las marcas también se dieron cuenta que sin bartenders no pueden llegar con su producto. Hoy por hoy se está reinventando todo por el tema de los bares, pero volveremos con todo y tomando los recaudos para la gente, para cambiar actitudes, para seguir adelante”.

Para el final de esta cuarentena quedó la inauguración de Garnish, el bar y multiespacio en su Mendoza natal, ese lugar donde se podrán disfrutar tragos a la vez que también habrá cursos introductorios “para aficionados, para cualquiera que quiera ingresar en este hermoso mundo”, relató pensando en lo que vendrá.

En exclusiva para Infobae, la bartender presenta los tragos infaltables para preparar en el hogar, para ajustar ingredientes y detalles y poder sorprender a familiares y amigos en cuanto la cuarentena se levante.

OLD FASHIONED

Old Fashioned
Old Fashioned

50 ml de whisky

10ml de almíbar simple

5 golpes de angostura

Cereza y slider de naranja

En un vaso corto colocar las gotas de angostura, el almíbar y el whisky, luego agregar hielo y mezclar los ingredientes, para que se refresquen y se integren bien las bebidas, luego decorar con una rodaja de naranja y una cereza, y por último perfumar con una piel (twist) de naranja.

NEGRONI

Negroni
Negroni

30 ml de gin

30ml de bitter campari

30 ml de vermut rosso

Mucho hielo rolo o bloque de hielo

Twist y slider de naranja

Se puede hacer de distintos métodos (shake, refrescado, escanciado o directo) si elegimos los 3 primeros métodos vamos a obtener un resultado distinto en el cocktail final, va a estar más liviano por el agregado de agua que incorporan. Lo vamos hacer directo, así también es más fácil de hacerlo en casa. Primero buscar un vaso old fashioned (vaso corto de whisky) y agregar mucho hielo rolo y sobre estos colocar primero la bebida que tiene más graduación alcohólica que es el gin, luego el bitter y por último el vermut. Mezclar para que se integren las bebidas con una cuchara larga y luego decorar con rodaja de naranja y perfumar con un twist de naranja.

PENICILLIN

Penicillin
Penicillin

50 ml de scotch whisky

10 ml de whisky ahumado

30 ml de jugo de limón

30 ml de almíbar de miel

1/2 cucharada de ralladura de jengibre fresco

Mucho hielo rolo

Garnish: twist de limon

En una coctelera colocar (o un frasco con tapa está bárbaro) el jugo de limón, el almíbar de miel y la ralladura de jengibre, luego el whisky y por último hielo. Batir para que se amalgamen los ingredientes y luego servir colando doble la mezcla sobre un vaso corto (vaso old fashioned) con mucho hielo y por último perfumar con un spray de whisky ahumado y un twist de limón.

NEGRONI ANDINO

Negroni andino
Negroni andino

30 ml de campari

30 ml de vermut bianco

30 ml de gin

1 barspoon de vino chardonnay

Garnish: dos medías rodajas de pomelo y un twist de naranja

En un copón de vino colocar mucho hielo rolo y agregar primero el gin, después el bitter, luego el vermut y al final el vino. Mezclar con una cuchara larga y decorar con una rodaja de pomelo y un twist de naranja.

SEGUÍ LEYENDO