El estrés que genera la queja produce una exagerada liberación de cortisol, que sostenida en el tiempo es perjudicial (Getty)
El estrés que genera la queja produce una exagerada liberación de cortisol, que sostenida en el tiempo es perjudicial (Getty)

Son las personas en trabajos de alta intensidad, como los médicos o los chefs de un restaurante, por ejemplo, las que son particularmente propensas al estrés, pero no son las únicas que lo pueden padecer, ya que puede ocurrir en todo el espectro profesional. Y es que puede ser causado por distintos factores que se complementan de a poco: largas horas, conflictos con la administración y la frustración general del trabajo pueden lograr que un trabajador sienta que está al borde del colapso mental, emocional o físico.

La Organización Mundial de la Salud describe al estrés laboral como aquel que afecta negativamente a la salud psicológica y física de los trabajadores, y a la eficacia de las entidades para las que trabajan.

El agotamiento o 'burn out' es más frecuente de lo que muchas personas piensan. Los datos del American Institute of Stress sugieren que el 80% de los trabajadores se siente estresado ​​por su trabajo, con un 40% en roles que son "muy" o "extremadamente" estresantes.

Es importante identificar lo que está sucediendo en la vida de cada persona para poder tratar el problema (Getty Images)
Es importante identificar lo que está sucediendo en la vida de cada persona para poder tratar el problema (Getty Images)

La cura más fácil es también la más obvia: tomarse un tiempo libre. Ir de viaje, reservar unos días en una casa lejos del trabajo para poder desconectarse un poco parece ser la fórmula mágica para más de uno. Pero no todos tienen los días de vacaciones o medios financieros para escapar, por lo que es posible que necesite una forma alternativa para combatir el estrés y que no siga afectando a su bienestar emocional.

Reconocer los signos

El primer paso es reconocerlo por lo que es. Para la psicóloga Beatriz Goldberg los signos son muy fáciles de reconocer y también de postergar: "El agotamiento emocional que es la sensación de estar agotado, desmotivado y cansado, tanto física como psicológicamente que empieza a afectar la cotidianidad de la persona, empieza a rendir menos, siente que las cosas que antes le salían casi de manera automática ya no, empieza a cuestionarse si le gusta el trabajo y así es cuando todo comienza a ir en picada".

Organizar las distintas tareas que enfrenta a diario la persona es una de las maneras más efectivas para afrontar cada tarea (Getty Images)
Organizar las distintas tareas que enfrenta a diario la persona es una de las maneras más efectivas para afrontar cada tarea (Getty Images)

El estrés laboral se parece en muchos sentidos a la depresión. Pero mientras los dos comparten muchos rasgos, el agotamiento tiende a ser más situacional que el estado gris de la depresión que lo abarca todo. "En el caso del estrés laboral la persona lo asocia directamente con algo que está pasando en el lugar de trabajo, la persona siente que es  muy adicto al trabajo, se vuelve más débil y se desborda por la situación y todo lo empieza a ver como una presión muy grande que termina siendo un combo letal para el bienestar y la plenitud de esa persona", describió a Infobae Beatriz Goldberg. 

Empezar por lo físico

El sueño, el ejercicio y la nutrición adecuada son parte de la solución ya que están relacionadas directamente para su estado de ánimo y niveles de estrés. "Las personas suelen encerrarse en sí mismas y dejan de juntarse con amigos, de realizar actividades que ayuden a despejar la mente de lo laboral ya que se sienten muy cansados cuando llegan del trabajo", enfatizó Goldberg.

Es importante para tener un descanso de calidad, evitar los aparatos de activación, ya sean tablets, celulares o computadoras (Getty Images)
Es importante para tener un descanso de calidad, evitar los aparatos de activación, ya sean tablets, celulares o computadoras (Getty Images)

Desafortunadamente, el agotamiento puede hacer que los buenos hábitos se transformen en malos, lo que crea un círculo vicioso. Cambiar la comida casera por la de delivery, no respetar los horarios de almuerzo, cena y al estar tan cansado no será posible tener un sueño de calidad ya que la persona empieza a tener insomnio producto del aceleramiento que tienen.

Otro de los aspectos que pueden contribuir a que la persona empiece a notar un cambio en su vida es la de reducir el tiempo de la pantalla. Y es que la luz que emanan los teléfonos, computadoras o la televisión pueden alterar sus ritmos circadianos, lo que hace que sea más difícil conciliar el sueño. Las pantallas también pueden causar fatiga ocular, causando dolores de cabeza y mayor sensación de fatiga.

Diversifica la vida fuera de la oficina

Si el trabajo comenzó a agotar la energía, es importante identificar las actividades que repongan esa energía y hacerlas en el tiempo libre. Socializar con amigos generalmente se considera como un buen antídoto para un mal día de trabajo, sino también es recomendable pasar las horas libres leyendo un buen libro, realizando actividad física o meditación.

Tener un equipo de trabajo que ayude a afrontar una situación estresante es importante (Getty Images)
Tener un equipo de trabajo que ayude a afrontar una situación estresante es importante (Getty Images)

Organizar las tareas

"Es importante organizar las tareas para alivianar un poco la carga. Primero hay que organizarlas por orden de prioridad, no mezclar siempre las urgentes con las importantes, tener una lista para no dispersarse. También acordarse de momentos que tuvo acumulación de tareas y todo salió bien", dijo Goldberg. 

Pedir ayuda

Para la psicóloga, es importante rodearse de un buen equipo de trabajo y de gente positiva que sepa ayudar al otro en los casos donde la persona siente que no hay salida.

SEGUÍ LEYENDO