Julieta Díaz (Dario Batallan/Teleshow)
Julieta Díaz (Dario Batallan/Teleshow)

Mientras transita la cuarentena por la pandemia del coronavirus, Julieta Díaz compartió con Teleshow cinco fotos que marcaron su vida personal y profesional. La primera que eligió habla de la historia de una amistad desde que tiene 11 años y el primer viaje que realizó sin sus padres.

En 1988 su amiga Rocío la invitó a irse de vacaciones junto a su familia a Brasil. “Fuimos en micro, tardamos un día y medio y yo dormí como 10 horas seguidas sin ningún problema”, recuerda la actriz y agrega: “Fue una de las primeras veces que me iba de viaje sin mis viejos. La pasé bárbaro, pero a veces extrañé bastante”.

Aquí, Julieta con 11 años durmiendo en el micro rumbo a Brasil en sus primeras vacaciones lejos de su padres
Aquí, Julieta con 11 años durmiendo en el micro rumbo a Brasil en sus primeras vacaciones lejos de su padres

Las vacaciones fueron unos días en San Pablo y luego disfrutaron de las playas de Boicucanga. “Nos divertimos mucho. Recuerdo mucho ese verano. Son esos momentos que quedan guardados en la memoria. Y esta foto la recuperé hace muy poco. Me la mostró mi amiga, que ahora vive en Estados Unidos, y la tenía su madre”.

Julieta destaca que tenían “muchas cosas en común” con Rocío: “Las dos queríamos ser actrices, estudiamos teatro. Éramos fanáticas de David Bowie. Su mamá nos llevó a verlo cuando teníamos 12 años y tocó en River. Ella y su mamá fueron personas muy inspiradoras para mí”.

La segunda foto que Julieta comparte se trata de una tierna imagen junto a su hija Helena cuando era bebé. “Se le salía mucho el chupete, entonces yo se lo sostenía para que no se le caiga y no se pusiera a llorar. Y un día me quedé dormida en una siesta con ella en la cama”, recuerda sobre la imagen que tomó su ex pareja, el padre de Helena.

La conmovedora foto de Julieta Díaz con su hija Helena
La conmovedora foto de Julieta Díaz con su hija Helena

“El padre de Helena siempre fue muy buen fotógrafo, así que nos sacó esta foto preciosa. Me encanta porque estamos las dos juntas y me gusta eso de una madre que se queda dormida sosteniéndole el chupete. Me pareció dulce la foto. También la mirada de papá mirando a la mamá y a la beba”, continúa la actriz y destaca que su hija “siempre durmió bien”. “Pero en esa época se le caía mucho el chupete y lloraba, y era un desastre”.

Con respecto a la imagen, sostiene que tiene una particular admiración por el gran parecido con su hija. “Estamos las dos con el pelo negro, las cejas. Hay algo ahí que me gusta porque nos veo parecidas”.

Luego aparece Julieta sentada en el piso jugando con su ahijada Catalina. En ese momento era bebé, hoy tiene 11 años. “Vive en Posadas, Misiones, con su mamá María, que es una de mis mejores amigas. Somos comadres porque ella es la madrina de mi hija y yo de su hija. Está en pareja con su marido Adrián y sus dos hijos: Valentino, que es el más grande, y Catalina”, cuenta la actriz.

Julieta Díaz, con su ahijada Catalina
Julieta Díaz, con su ahijada Catalina

Díaz se emociona al hablar de Catalina y lamenta, de alguna manera, que la distancia las separe. “No nos vemos mucho", admite. “Cuando vivía en Buenos Aires también vivíamos muy lejos, pero el amor nos hace poder estar acá”, aclara sobre el vínculo y la relación que mantiene tanto con su ahijada como su amiga María.

Otra de las fotos corresponde al backstage de una escena en exteriores durante el rodaje de La forma de las horas, una película que compartió con Jean Piere Noher, y que tiene una historia particular ya que además de protagonizarla, la produjeron. Es decir, invirtieron su propio dinero para realizarla.

Jean Piere Noher junto a Julieta Díaz
Jean Piere Noher junto a Julieta Díaz

“La escribió Paula de Luque, que es amiga mía y la pareja de él”, detalla sobre el largometraje cuyo rodaje duró 10 días. “Pusimos la plata nosotros y después entraron otros socios. Se estrenó en al Malba y ahora está dando vueltas porque está liberada para poder verla”, celebra la artista.

Por último, Julieta resalta la foto de un ensayo de Precoz, una obra que debería haberse estrenado el 18 de abril en Dumont 4040, junto a Tomy Wicz. “Veníamos ensayando muy felices, nos faltaba un mes para montarla y tuvimos que suspender por la cuarentena”, lamenta sobre la situación que atraviesa la industria al haber suspendido todo tipo de actividades que aglomeren personas.

“Ahora estamos esperando a ver qué va a pasar. Obviamente no se va a estrenar. Será a fin de año, o el año que viene. Quedó en suspenso. Y, como en esa foto, que estamos a mitad de un gesto, no pudimos concluir el estreno. Ya llegará”, indica sobre la obra que está basada en la novela de Ariana Harwicz, y dirigida por Lorena Vega.

Foto del ensayo de la obra que no llegaron a estrenar (Crédito: Sebastián Freire)
Foto del ensayo de la obra que no llegaron a estrenar (Crédito: Sebastián Freire)

SEGUÍ LEYENDO