Delfina Chaves, protagonista de “Argentina, tierra de amor y venganza” (Instagram)
Delfina Chaves, protagonista de “Argentina, tierra de amor y venganza” (Instagram)

Delfina Chaves, la protagonista de la exitosa ficción Argentina, tierra de amor y venganza (ATAV), reveló que sufre parálisis de sueño a través de su cuenta oficial de Twitter. Todo comenzó cuando la actriz le respondió un comentario a un seguidor de la red social que también sufre este trastorno.

"A ver, hace tres días que intento dormir y me matan las parálisis de sueño. El lunes fueron hamburguesas crudas que estaban sobre mi cama y una voz decía carne, carne, carne. Ayer y hoy, los maullidos de mi gata pero lograban vibrarme en la cabeza", escribió un joven en Twitter.

"Yo tengo tres parálisis al mes fijas, pero no tengo alucinaciones ni apariciones. ¿Me va a empezar a pasar ahora que lo leí?", le contestó la hermana de la conductora Paula Chaves.

"Hola Delfi. Y la mente es súper sugestionable. ¿Tenés alguna forma de sacarlas de encima cuando aparecen? por ahí a veces conviene ni tocar el tema antes de ir a dormir. Y sino, acá a muchxs les funciona respirar de forma consciente un rato para que la mente descanse", manifestó el usuario.

Benjamín Vicuña, Delfina Chaves y Albert Baró, protagonistas de “ATAV” (Instagram)
Benjamín Vicuña, Delfina Chaves y Albert Baró, protagonistas de “ATAV” (Instagram)

"No puedo controlar la respiración cuando aparecen. Es como estar encerrada adentro de mi cuerpo. No puedo mover ni alterar nada. La única forma de que se me vaya es relajarme para poder volverme a dormir, cosa que es imposible", aseguró la actriz que interpreta a Lucía Morel en ATAV, la tira de Polka que está teniendo altos niveles de rating en el prime time de El Trece. "Igual tengo muchos problemas de ansiedad. Una cosa lleva la otra", finalizó la joven.

Captura del hilo de Delfina Chaves
Captura del hilo de Delfina Chaves
 

La parálisis del sueño es una incapacidad transitoria para realizar movimientos voluntarios durante un período de transición entre el estado de sueño y vigilia. Puede ocurrir cuando uno se está quedado dormido o al querer despertar. Tiene una duración corta, de entre uno y tres minutos.

Las personas que sufren este trastorno suelen sentir angustia y ansiedad. Y durante este tipo de episodios están totalmente conscientes, con capacidad auditiva y táctil, pero sin capacidad de moverse o hablar. No existe peligro de muerte, porque los músculos respiratorios siguen funcionando.

SEGUÍ LEYENDO