La foto que vale más que mil palabras: Nora Kriegshaber junto a sus padres y su hermana mayor (Fotos: Instagram)
La foto que vale más que mil palabras: Nora Kriegshaber junto a sus padres y su hermana mayor (Fotos: Instagram)

"Lloraba porque sentía y soñaba que me iba a quedar sola en el mundo".

Después de 28 años, Nora Kriegshaber decidió contar su conmovedora e impactante historia de vida. La actriz, que por estos días fue noticia por haber sido la mujer de Adrián Yospe, el padre del hijo de Natacha Jaitt, cuya tenencia está en disputa entre su familia materna y la paterna, lo hizo a través de un posteo en su cuenta personal de Facebook.

"Lo veía de diferentes maneras. O que mataban a todos o que había un incendio y morían, pero el resultado final era siempre el mismo: yo me quedaba sola. Era como soñar despierta, porque no estaba dormida. Yo lloraba y mi mamá decía que estaba todo bien, pero yo lo veía y lo sentía", amplió la actriz.

Todo comenzó en 1983 cuando su padre decidió comprar una casa en Villa Adelina -localidad de San Isidro- que, según le habían contado los vecinos en ese entonces, "tenía una maldición" ya que las esposas de los hombres que habían vivido allí habían muerto. La familia de Nora estaba compuesta por sus padres y su hermana mayor, quienes se mudaron al hogar a pesar de que su madre no estaba del todo conforme.

Años más tarde, en 1991, sufrieron un accidente automovilístico cuando regresaban de Mar del Plata. "Murieron mis papás y mi hermana, y todos los que iban en el auto que nos chocó. Yo quedé en coma, muy mal. Me declararon muerta hasta que alguien en la morgue de Chascomús descubrió que estaba viva. ¡Menos mal que no me desperté!", relató la actriz en Trasnoche Paranormal, el ciclo radial que conduce Héctor Rossi en Bebana Radio.

Según su relato, la primera experiencia paranormal que vivió fue mientras estaba internada. "La vi a mi mamá al lado mío. Estaba vestida de verde oliva. Me acuerdo perfecto. Y mirá lo loco que es que después hubo gente que estuvo en mi casa y me contaron que mi mamá también se les apareció a ellos y les dijo en dónde estaban los documentos que necesitaban para hacer los trámites del sepelio y demás. Ahí empezaron las cosas raras", contó, y destacó que la vestimenta de su madre no era la que lucía al momento del accidente: "Era un vestido que estaba adentro de su placard".

(Audio: "Trasnoche Paranomal", Bebana Radio)

Después de la larga internación, Nora, que en ese entonces tenía 15 años, recibió el alta médica y se fue a vivir a la misma casa que compartía con su familia. "Me quedé sola con mi abuela, que tenía 80 años", detalló.

"Siguieron pasando cosas raras", continuó, y relató: "Todos los días, a las 12 de la noche hervía la pava y el fuego estaba apagado. Además, en el living se sentía como un ambiente pesado en el aire y los perros le ladraban a la oscuridad. Y las personas que cuidaban a mi abuela me decían que no querían quedarse en mi casa a partir de las 17 horas porque sentían una presencia, alguien que las tocaba o personas que pasaban por atrás de ellas".

Durante los siguientes tres años, procuraba no quedarse sola en su casa, "trataba de estar la mayor parte del tiempo con la luz prendida y con música". Hasta que cumplió la mayoría de edad y la vendió a un matrimonio que era de Capital Federal. "Nadie de la zona la quería porque todos decían que había una maldición".

Nora Kriegshaber y Adrián Yospe estuvieron en pareja hasta noviembre de 2011 que el actor murió por un cáncer esofagogástrico
Nora Kriegshaber y Adrián Yospe estuvieron en pareja hasta noviembre de 2011 que el actor murió por un cáncer esofagogástrico

"Finalmente pasó", aseveró cuando contó el trágico accidente en el cual perdió a toda su familia.

Creer o reventar. Después de haber escrito el mensaje en su cuenta personal de Facebook, Nora recibió el llamado de una ex compañera de colegio de su hermana que le reveló una historia que aún la impactó más. "Es creer o reventar".

"Me contó que, sin que mis papás se enteraran, jugaban a la ouija y que se comunicaban con un espíritu malo que vivía en mi casa y que la última vez que hablaron con él, todas le preguntaban sobre su futuro. Les respondió a todas menos a mi hermana", dijo Nora, estremecida por la historia que la amiga de su hermana le había confesado 28 años más tarde.

"Le preguntaron por qué no contestaba nada sobre mi hermana, y la copa empezó a moverse sola y escribió 'muerte'", finalizó Nora Kriegshaber.

Tras la impresión que le dejó la casa en la que vivió durante años y que no pudo vender hasta que cumplió la mayoría de edad, la actriz explicó que tomó el recaudo de comprar un inmueble a estrenar: "Donde no hubiera vivido nadie".

Nora Kriegshaber es actriz y también incursionó en el mundo de las radionovelas
Nora Kriegshaber es actriz y también incursionó en el mundo de las radionovelas
 

SEGUÍ LEYENDO