(Video: "Basta Baby" – A24)

Mientras ajusta los últimos detalles para el estreno de El cuento de las comadrejas, su próxima película, Juan José Campanella se refirió a la actualidad de la Argentina y, si bien aseguró que le gustó el discurso que brindó Mauricio Macri ante el Congreso en la inauguración de las sesiones ordinarias, dijo que hay "un tema sumamente fallido de comunicación" en el gobierno de Cambiemos.

El director de cine brindó una entrevista al nuevo ciclo de Baby Etchecopar por A24, Basta Baby, que comenzó con una reflexión del conductor: "Los países se hacen de manera difícil, con guerras… Gracias a Dios tuvimos una sola, con muchos héroes. Con arado, amaneceres, industria… No se hacen pensando en quién va a ganar en cuatro años".

El director de cine asintió y dijo: "Es un proceso, son tres pasos para adelante, dos para atrás. No tenemos paciencia para entender los pasos atrás como parte del proceso, para entender el fracaso como parte del éxito. Y lo digo especialmente porque creo que tenemos problemas muy serios, y va a pasar mucho tiempo para llegar al país que queremos. Yo me contento con ver en vida que cambió la tendencia".

En ese sentido, Baby confesó estar "enojado con Macri" porque siente que "no se juega" ante los problemas que enfrenta la Argentina, e hizo hincapié principalmente en las cuestiones económicas: "No lo digo por él, sino como presidente democrático: no hay una respuesta cojonuda. A veces abro mi programa diciendo: '¡Enójese, presidente' Y el tipo no contesta. Me asusta cuando alguien no contesta".

El invitado de su programa, que en un principio había manifestado sus intenciones de escaparle a la política en la charla porque todavía resta un largo año electoral, opinó en el mismo sentido y se refirió al discurso que brindó el presidente ante el Congreso en la apertura de las sesiones ordinarias: "Me gustó, y me gustó su tono. Me gustaría tener un poco más de esa fuerza. Creo que necesitamos fuerza porque algunas cosas andan bien y otras andan mal. Hoy, por ejemplo, Vidal realizó algunas declaraciones en ese sentido, como que no hay que negarlas. Estamos viviendo un momento económico que no lo puede tapar ni David Copperfield".

Ante la mirada atenta de Campanella, Baby realizó una confesión: "Mis hijos tienen hambre. Los dos trabajan y no llegan a fin de mes. Hoy me llamó uno y me dijo: 'Papá, estoy desesperado, no tengo plata'. Por más que empatice con un presidente, si me hace sufrir a un hijo yo me enojo".

El director de El secreto de sus ojos concluyó: "Hay un tema de comunicación sumamente fallido en el gobierno. Fijate, vos hablabas recién de Alfonsín: si en ese momento la sociedad no se hubiese enojado y hubiéramos aguantado las instituciones, qué camino nos hubiéramos ahorrado. En eso de buscar la solución fácil siempre caemos en algo peor".

Próximamente estrenará El cuento de las comadrejas, una nueva coproducción con España. Se trata de la remake de Los muchachos de antes no usaban arsénico, un filme de 1976 dirigido por José Martínez Suárez, el hermano de Mirtha Legrand. Es el primer largometraje de Campanella desde Metegol, en 2013.

SEGUÍ LEYENDO