Calu Rivero pasó por Mar del Plata; hizo una acción solidaria en Helena Beach (Foto: Sergio Lapietra)
Calu Rivero pasó por Mar del Plata; hizo una acción solidaria en Helena Beach (Foto: Sergio Lapietra)

Calu Rivero (31) encontró nuevamente el amor: el roquero Joaquín Vitola, cantante del grupo Indios, es quien la acompaña sentimentalmente este verano. Juntos recibieron 2019 en las playas de Punta del Este, donde floreció una relación que la actriz definió como "nueva y mágica". Ya pasada la primera semana del año volvieron al país. Y aquí, en Buenos Aires, Calu y Joaquín también son inseparables.

La protagonista de Campanas en la noche, la ficción de Telefe que marcó su regreso a la pantalla chica, compartió una charla íntima con la revista Gente en la cual habló de su nueva pareja, pero también de su denuncia contra Juan Darthés.

Allí, Rivero confesó que su nueva relación fue un "flechazo". "Todo es muy lúdico y creativo. Nos reímos mucho", dijo sobre Vitola. Y aportó entonces una definición muy particular: "Decimos que no somos novios, somos si-ovios", explicó la oriunda de Recreo, Catamarca, sobre la palabra que inventaron, que resulta más fácil escribir que pronunciar…

Calu Rivero y Joaquín Vitola en Punta del Este (Foto: Revista Gente)
Calu Rivero y Joaquín Vitola en Punta del Este (Foto: Revista Gente)

Claro que arribar a este momento tampoco le resultó sencillo. Más de cinco años le demandó aceptar nuevamente protagónico en la televisión, luego de aquella dura experiencia en Dulce amor cuando se sintió obligada a retirarse de la novela, por aquellos años un verdadero éxito.

"Me llevó mucho tiempo tomar esa decisión (la de abandonar), mucha angustia, y me han dicho mis representantes en ese momento que en Telefe no me iban a llamar nunca más. Yo fui muy clara con el equipo cuando me fui, pero no fui clara con la prensa porque no sabía cómo ponerlo en palabras y aún estaba procesándolo. Pero todos saben bien que me fui porque no aguantaba más, porque hasta ahí llegó mi dignidad de soportar esos actos de exceso".

Calu se explayó entonces sobre el drama que ocurrió en la ficción del 2012 que protagonizaba junto a Sebastián Estevanez y Carina Zampini. "En mi caso fue más difícil, porque lo hacía bajo la lente de la cámara. En el único momento que tenía contacto (con Darthés) era en la grabación. Y en esa situación que se excediera mucho, traté de decirle y no me escuchaba. No tiene que pasar que tengas un arma en la cabeza para sentir que tu vida se acaba", lamentó.

Una de las escenas de Darthés y Calu Rivero en “Dulce Amor”
Una de las escenas de Darthés y Calu Rivero en “Dulce Amor”

La también DJ de 31 años descubrió además los sentimientos que le generaron la entrevista que Darthés le concedió a Mauro Vialea días de de la denuncia por violación de Thelma Fardin. "Cuando lo vi, tomé la decisión de que hasta ahí iba a llegar. Lo vi con un mensaje súper oscuro, en el que seguía hablándoles a las víctimas cuando dijo que se iba a matar. Lo no dicho es: 'Si a mí me pasa algo, ustedes son las culpables'. Y yo no me voy a hacer cargo de eso, no me vas a seguir manejando la cabeza".

Fueron años difíciles para Calu. Hoy se encuentra más centrada y sigue construyendo su carrera profesional, donde busca dejar una enseñanza a la sociedad. Por caso, con su personaje de Campanas en la noche decidió contar "cómo es una chica que se ve desdibujada por el sistema", siendo víctima de violencia de género. Y en marzo publicará Es tiempo de hablar, el libro donde dará detalles sobre lo vivido -y sufrido- en Dulce amor.

Porque para Rivero, no solo es tiempo de hablar. Sino también de amar, de actuar, de disfrutar. Al fin, de vivir.

Calu Rivero, en las arenas de Mar del Plata (Foto: Sergio Lapietra)
Calu Rivero, en las arenas de Mar del Plata (Foto: Sergio Lapietra)

SEGUÍ LEYENDO