Sebastián Ortega, Adrián Suar, Marcelo Tinelli, Mirtha Legrand, Susana Giménez y jorge Rial
Sebastián Ortega, Adrián Suar, Marcelo Tinelli, Mirtha Legrand, Susana Giménez y jorge Rial

Si hay algo ineludible que perdió la televisión en 2018, fue rating. La pantalla tradicional se enfría a la par del calentamiento de las alternativas, el on demand y el streaming, los celulares y demás plataformas. Ver TV abierta es una rareza si tenés menos de 30 años.

La tele ya no es una tele sino un "monitor". Mucha gente solo paga internet para ver Netflix, pero no así el cable básico para ver televisión tradicional. De todos modos la industria aguanta, produce, da trabajo a miles de familias y le sigue pagando altos cachets a conductores codiciados y actores de renombre. Mientras busca como reinventarse, la "caja boba" que no es tan boba, hace su balance.

¿Qué ganaron y qué perdieron los protagonistas de la tele en este 2018 que se va? Hubo más claros ganadores que otros; pero no todo es rating. La calidad de nuestra televisión sigue siendo de las mejores del mundo. Hay creatividad, hay buenas ideas, hay talentos en todas las áreas de la industria. Lo valora el mundo y nosotros también.

100 días para enamorarse
100 días para enamorarse

Sebastián Ortega fue el ganador del 2018: Este año le tocó triunfar en todos los frentes de la ficción argentina. El año pasado Fanny la fan fue un tropezón, pero en este se levantó con 100 días para enamorarse, acaso la tira que mejor le salió, combinando los aciertos de todas las anteriores. Salió de la estructura humorística de gags repetidos en cada capítulo de Educando a Nina, con poca progresión narrativa, para encontrarle el tono a una comedia romántica que hizo historia en abordar temas sociales actuales con el pulso perfecto. Mezcló personajes más histriónicos con otros más dramáticos y la química de dos protagonistas a prueba de balas: Nancy Dupláa y Carla Peterson básicamente la rompieron. Ortega no se perdió la saga de El marginal y Un gallo para esculapio en nuevas temporadas para captar al público del streaming y cantó bingo.

Adrián Suar: No recordará el 2018 como su mejor año. Le costó el prime time programando El Trece con dos tiras producidas por él que no alcanzaron niveles anteriores. Simona terminó siendo un éxito al lado de Mi hermano es un clon, propuesta que confundió al espectador que nunca supo quién era quién entre "los dos Cabré" del ciclo. Tinelli le devolvió fuerza a la noche pero arrancó ta tarde que costó empatar los números, cuando Telefe ya tenía muy armado su prime time.

Marcelo Tinelli y el “Bailando 2018 ” (Fotos: LaFlia / Negro Luengo)
Marcelo Tinelli y el “Bailando 2018 ” (Fotos: LaFlia / Negro Luengo)

Marcelo Tinelli: Ganó porque volvió y finalmente se impuso, aunque le costó más que nunca. El demoradísimo arranque de su ciclo le hizo hacer una temporada corta que complica salvar los costos. Ganó también porque pudo recomponer la estructura laboral de su gente creando la productora La Flia, en medio del desbarajuste con sus ex socios. Fue el Bailando con menos figuras estelares que se recuerde, pero una vez que le encontró el pulso al ciclo peleó a la par con el final de 100 días… y todo se ordenó.

Mirtha Legrand: Festejó 50 años vigentes en la televisión, pero la moneda de la diva rodó en el aire varias veces; salió cara y salió ceca. En medio de sus 5 décadas récord de televisión, la malograda noche con Natacha Jaitt le hizo pasar uno de los peores momentos de su carrera, y la dura competencia de los sábados con Andy Kusnetzoff, doblándola en el rating, le trajo malos tragos. Mirtha es de teflón, de acero inoxidable, pero acusa el recibo de los golpes. Digamos que salió hecha.

Susana en el especial con Maluma
Susana en el especial con Maluma

Susana Giménez: Para ella, menos fue más. So mostró poco, se expuso poco, apareció poco y eso la hizo ganar. En una tele devaluada, su ciclo vale fortunas y este año no era el año para despilfarrar. Se adaptó a la coyuntura, hizo un par de viajes y sus especiales lucieron al aire, midieron bien y la mostraron más llana, más cercana, más terrenal. No cualquiera lo hace en su lugar. Punto para Susana.

En la lista del sube y baja de la tele, todos trataron de adaptarse a medir menos y pelear cada décima, hacer los temas en cadena nacional y con presupuestos acotados. Marian Fabbianni y Verónica Lozano compitieron palo y palo en el mismo horario, cada una con su estilo y producción, y ambas ganaron: son las conductoras más importantes de la tele. También Pamela David que se ganó su primer Martín Fierro este año por ese rol. Aunque triunfa en la radio y lidera cómodo, Santiago Del Moro no tuvo su mejor año en Intratables, con números mucho menores a los de otrora. De hecho cambia de canal y de formato.

Jorge Rial (Gente)
Jorge Rial (Gente)

Jorge Rial por primera vez tuvo que ausentarse largamente de su ciclo, que dejará del todo en poco tiempo: las internas familiares con su hija Morena, no le hicieron pasar un año fácil, aunque lo termina de la mejor manera: en pareja y con la noticia de que será abuelo. Nicolás Repetto dejará las noticias del mediodía, comprobando que su cercanía con la gente, por ahora no camina. Beto Casella siguió liderando en El Nueve con un ciclo siempre vigente y un estilo diferenciado, que lo hace ganador. En ese canal se instalaron ciclos que fueron creciendo de a poco: El show del problema y Confrontados hacen un tándem que funciona. Ganaron Ángel de Brito, Fabián Doman, Guido Kazcka, Iván De Pineda, Luis Novaresio, Luis Majul, Marcelo Polino, Alejandro Fantino. Perdieron Pampita -duró tres meses con un programa fallido-, Jorge Lanata con su ciclo Malditos y algunas series que cotizan en on demand pero no hicieron fuerza al aire: Morir de amor con Griselda Siciliani y El lobbista con Rodrigo de la Serna.

Moria Casán ganó reinstalándose como conductora todo terreno con su propio programa Incorrectas y reemplazando a Rial en Intrusos, y Marley fue el otro gran ganador del año. Una paternidad soñada, un hijo -Mirko- que tuvo el mundo a sus pies; y el gran éxito de La voz Argentina, líder del año que termina, lo volvieron a poner en el centro del elegido por la gente en todos los formatos.

Marley con Mirko
Marley con Mirko

Ojalá que la tele del 2019 traiga más programas, más trabajo y una industria revitalizada en tiempos de cambios. Aquello que fue ya no volverá a ser. En el cambio estará el triunfo.

SEGUÍ LEYENDO