El 4 de octubre la vida de Rodrigo El Potro Bueno llegará a los cines. La película está dirigida por Lorena Muñoz (que también estuvo al frente de Gilda: no me arrepiento de este amor), y cuenta con el papel protagónico de Rodrigo Romero, un albañil cordobés de 29 años que quedó seleccionado en el casting que se hizo en su provincia natal.

En la película, Jimena Barón se pondrá en la piel de Marixa Balli para revivir el romance que la bailarina mantuvo con El Potro, cuando comenzaba su carrera musical en Buenos Aires.

Antes del comienzo del rodaje de la película, Marixa se juntó con Jimena para darle una mano con su personaje: le contó cosas de su pasado y revivió viejas historias junto al cuartetero. "Ella es muy copada, ¡a la media hora ya éramos íntimas! Es una tipa increíble. Me preguntó qué viví y sentí con él. Fue pasión, fue amor…", contó la bailarina en el programa Vino para vos en mayo pasado.

Sin embargo, Marixa recientemente reveló al ciclo Confrontados que en un principio no estaba de acuerdo con la interpretación que hicieron de ella en la película. La cronista del ciclo de Canal 9 le hizo notar que en la película no es morocha, sino rubia, y ella reconoció que eso no le gustó para nada.

"Me quejé el primer día de rodaje y les dije que no quería que me pusieran. Cuando vi eso no me gustó. Es ridículo, porque siempre salió con morochas. Cuando me dijeron que hicieron eso porque había muchas protagonistas rubias me causó gracia, a él le gustaban las morochas", señaló, molesta, Marixa.

Jimena Barón, en la piel de Marixa Balli para la película de Rodrigo
Jimena Barón, en la piel de Marixa Balli para la película de Rodrigo

"Me quedé con eso que me dijeron, quise creerlo aunque yo no me la como que era por eso. Hace dos semanas me dijeron que podía verla cuando quisiera pero andá a saber qué mambo tengo que no lo hice. Quizás no quiero disgustarme con algo que no quier ver, con mentiras, o con verdades… Debe ser un poco de temor, pero es loquísimo", reconoció.

Más allá de este tema, habló sobre sus sensaciones antes de verse a sí misma en la película: "Los productores se encontraron conmigo dos veces, pero sabían más de mí que lo que yo les conté. Se guiaron mucho por notas de Rodrigo, y por notas que hicimos juntos. Como que él se hizo conocido un poco de mi mano, cuando vino era muy chiquito, tenía 17 años. No quiero que me deje mal parada, es lo único que pedí. Que traten bien el tema porque fue amor".

SEGUÍ LEYENDO