Jimena Barón, con Del Cerro y Polino
Jimena Barón, con Del Cerro y Polino

El lunes 23 de julio Marcelo Polino, secundado por María Del Cerro, debutó con Los especialistas del show en El Trece. Y Jimena Barón fue la primera invitada. Para quien vio el programa ese día, no hubo nada fuera de lugar. Sin embargo, si hoy volviera observa el video la sensación será muy distinta: ya con otra información, con un dato clave, ahora es posible decodificar ciertos gestos y resignificar algunas palabras de la actriz y cantante.

Todo eso luego de que Yanina Latorre revelara que esa tarde Jimena abandonó el estudio llorando. "Se fue recontra ofendida. Lloró, no le gustó nada", contó Yanina en Los ángeles de la mañana, el ciclo de Ángel De Brito. "¡¿Lloró?!", se sorprendió el conductor. "Llora. Tiene lágrimas. De cocodrilo, pero tiene", confirmó la panelista, explicando el motivo de aquellas lágrimas: antes de salir al aire Barón había pedido que ese día no le preguntaran por su novio, Rodrigo Romero; pero Polino, Del Cerro y las panelistas hicieron caso omiso a su exigencia, y la consultaron igual. Frente a esta marcha y contramarcha, y las posteriores lágrimas, Latorre acerca su veredicto: "¡¿Quién sos, Jimena Barón?! Está un poco agrandada…".

Aquella entrevista duró más de 40 minutos, fue intensa, ¡y muy tensa! No solo por el diálogo que Jimena mantuvo con el conductor y las panelistas sobre las consultas por Rodrigo Romero, el joven en cuestión, sino también por un intercambio que luego mantuvo con el propio Marcelo Tinelli. Porque ya sobre el cierre de la visita de la autora de La tonta, el conductor del ShowMatch se presentó en el estudio para él también formar parte del debut de Los especialistas… Y pasó esto:

A esa altura (lo dicho: más de 40 minutos de reportaje), el gesto adusto de la actriz ya evidenciaba su incomodidad. Polino anunció entonces que debían despedirla para que fuera a continuar con los ensayos del Bailando 2018. Y Tinelli -sentado a su lado- se dirigió a Barón, quien este martes abrirá el certamen más visto de la tevé: "¿Le puedo pedir algo? Su novio, ¿podría bailar? Me parece un divino", le dijo, con amabilidad.

Aquel gesto adusto de Jimena se potenció, acompañado por un largo silencio que solo interrumpió al decir un "Es lo más". "No sé si es su novio, su amigo, qué sé yo -lanzó una tregua Marcelo-, ¿pero no podemos convocarlo?". Segundos después, mirando a la actriz, recapacitó: "Con esa cara, siento que… Me cruzaste así, una mirada". La invitada tartamudeó: "Bueno, porque… tipo qué… eh… No sé bien…", y buscó excusarse diciendo que Romero tenía otros compromisos y por eso no podría participar de la salsa de a tres del Bailando. Pero la tensión seguía creciendo.

"Igual, yo no soy ni la mamá, ni la mánager, ni nada", le dijo Barón. Tinelli arqueó las cejas: "Bueno, lo vamos a hablar entonces". Polino intercedió para despedirla, por fin, y hubo un saludo afectuoso de los tres. "Perfecto, yo sigo acá", acotó el conductor de ShowMatch, acomodándose en su butaca, mientras ya fuera del plano Jimena saludaba a las panelistas, como Fernanda Iglesias, Majo Martino y Sol Pérez:  "¡Chau, potras!".

Según reveló tiempo después Yanina Latorre, todavía no había pasado lo peor…

SEGUÍ LEYENDO